>

“Mejor reelegirse que alargar el periodo”

Publicado Por

José HernándezLa capital oaxaqueña se encuentra entre las más hermosas y tradicionales ciudades de México, además de contar con una riqueza cultural extraordinaria apreciada en el mundo entero; sin embargo, es un municipio que en los años recientes también ha tenido que enfrentar severas dificultades políticas y sociales, además de problemas en algunos servicios públicos.

Acerca de los aspectos antes mencionados, Alcaldes de México sostuvo una conversación con el presidente municipal de la histórica ciudad, José Antonio Hernández Fraguas, quien se hizo cargo del gobierno en 2007 tras ganar las elecciones bajo las siglas del Partido Revolucionario Institucional. En su forma de encarar las cuestiones municipales destaca su acercamiento con la gente y el impulso a la participación ciudadana.

LA CULTURA Y EL TURISMO

¿Cómo interpreta la Oaxaca cultural, de la Guelaguetza y de la fiesta?

Puedo expresar mi sentir ejemplificando con la fiesta del Lunes del Cerro: para nosotros es de una importancia vital. Es la gran fiesta del pueblo, la que tenemos muy arraigada.

Oaxaca es la esencia cultural de México, y nosotros, como gobierno municipal, en coordinación con los otros dos órdenes de gobierno, estamos haciendo un esfuerzo importante a través de un plan estratégico de desarrollo turístico denominado Reto, para que en 2015 Oaxaca aproveche sus tradiciones y tenga como principal vocación el turismo cultural.

Por lo anterior nos sentimos contentos y motivados. Por ejemplo, la fiesta de la Guelaguetza es un evento cultural que atrae al turismo por su esencia y su gran intención. Se realiza después de las festividades de la Virgen del Carmen y tiene mucho que ver con la cuestión religiosa. Se hace el siguiente lunes, que es el llamado “del Cerro”, y coincide con la temporada de lluvias y con el fin de la etapa de siembra en el estado. Entonces las delegaciones de las regiones vienen a la Guelaguetza a ofrecer lo que se sembró a la diosa Centéotl —deidad del maíz— y al gobernante, así como a manifestar su deseo de tener buena cosecha. Esto implica una amalgama cultural muy importante en todo el estado. Es un acto cultural atractivo para el turismo por lo que implican las tradiciones, y también tiene mucho que ver con nuestra unidad como oaxaqueños y con nuestra fortaleza como un estado multiétnico.

Creo que las ciudades tendrían que voltear a ver más la parte cultural.

Aquí las vocaciones del municipio y de la ciudad de Oaxaca de Juárez son, sin duda, el turismo y la cultura. Esas actividades son nuestras más importantes fuentes de ingresos, y por eso nos preocupamos de que se le brinde una buena atención al turista.

También se constituyó el Coro Infantil de la Ciudad de Oaxaca, donde participan 200 niños de distintas escuelas públicas. En coordinación con la Fundación Harp y con Ignacio Toscano, creamos además la primera Orquesta Típica de Oaxaca. Seguimos fomentando el Festival Instrumenta, que es una forma de dar a conocer a los grandes valores que tenemos en el estado. Además, estamos realizando por tercer año una gran feria del libro en conjunto con varias organizaciones, para que vengan grandes personajes y se promueva la lectura.

DIFICULTADES Y SOLUCIONES

¿Cuáles son los principales problemas del municipio?

RegionalTengo que definir los contrastes: hay colonias, fraccionamientos o zonas residenciales con todos los servicios cubiertos, mientras que también tenemos colonias o comunidades que no cuentan absolutamente con nada. Por supuesto, los problemas en ambos sectores son completamente distintos, ya que en uno son cuestiones de sobrevivencia y en otro de mantenimiento.

Tenemos un problema grave de escasez de agua. Estamos haciendo un esfuerzo con pipas y programas de distribución gratuita, y ya estamos concertando con el gobierno del estado un proyecto de más de dos mil millones de pesos, para traer el agua de una zona de la Sierra Sur mediante un acueducto, y con esto solucionar el abasto del líquido, cuando menos para los próximos 30 años.

En lo que es el casco de la ciudad tenemos como problema el congestionamiento vial, lo que hace que una ciudad como la nuestra se vuelva caótica. Muchos vehículos vienen de los municipios conurbados a una urbe cuya traza no es la adecuada para el tránsito vehicular, lo que nos genera también problemas de contaminación.

Otro conflicto grave que padecemos es el depósito final de los residuos sólidos. Desde hace 30 años tenemos un tiradero de basura a cielo abierto que ya ha sido rebasado. Una demanda en la que coinciden todos los sectores de la población es la de mejorar la seguridad pública.

Pero Oaxaca ha vivido también otros problemas difíciles en los últimos años. ¿Realmente hay soluciones para los habitantes del municipio?

Barro negroLa demanda social rebasa por mucho las posibilidades de respuesta. Tenemos un presupuesto limitado, que proviene en más del 90 por ciento de impuestos federales, y nuestra recaudación es mínima. Al inicio de nuestra administración teníamos un presupuesto cuyo 80 por ciento se ejercía en gasto corriente. Entonces, nos quedaban para atender a más de 300 colonias poco menos de 100 millones de pesos de inversión, lo que obviamente nunca iba a alcanzar para atender todas las demandas de los ciudadanos.

Hemos hecho un esfuerzo importante de recaudación para aumentarla de manera significativa. En el primer año de gestión incrementamos el presupuesto en cerca de 40 por ciento, para tener más recursos para inversión, y estamos tratando que las autoridades gasten de manera transparente.

Una de las definiciones de este gobierno municipal es que tenemos que actuar con base en lo que la gente prefiera, por encima de lo que a nosotros nos interese como gobierno, del interés partidario o del de la mayoría en el cabildo. Esto ha dado muy buen resultado en todos los aspectos.

Lo que estamos haciendo es consultar mucho a la gente para que los pocos recursos que tenemos sean bien invertidos.

La obra pública ahora se decide directamente en las colonias. Convocamos a una asamblea, y en ella los vecinos deciden cuál es la obra más importante; luego hay una asamblea por agencia municipal en la que todos los representantes de las colonias deciden qué es lo prioritario. Hacemos un ejercicio, y al final lo sometemos a un Consejo de Desarrollo Municipal donde están representados todos los dirigentes vecinales, los agentes municipales, el cabildo y las organizaciones sociales; allí se define la obra pública a realizarse y se invierten los recursos.

PLANEAR EL FUTURO

¿Cuáles son sus mayores logros en el municipio?

AtardecerYo plantearía varios asuntos fundamentalmente: primero, que estoy convencido de que un alcalde que no se abre a la participación ciudadana está destinado al fracaso. Por esto es que nosotros hemos hecho un ejercicio importante para estar cerca de la gente, como la creación de un Consejo Honorario de Participación Ciudadana, que nos ha ayudado muchísimo porque es representativo de los distintos sectores de la sociedad.

Otro proyecto muy importante consiste en dejar una planeación adecuada a mediano y largo plazos. Hemos hecho un gran esfuerzo y tenemos un plan de desarrollo económico titulado Oaxaca 20-32, que estamos trabajando con las universidades públicas y privadas del estado.

También tenemos el Plan Reto, estructurado con la empresa más importante del mundo en materia de turismo, que es Chias Marketing.

Estamos trabajando con la Agenda 21 de las Naciones Unidas, que también es muy importante, y ya tenemos como primer entregable de este esfuerzo ciudadano el Plan de Ordenamiento Ecológico Territorial. Asimismo, tenemos nueva planeación en materia de desarrollo humano sustentable, y el Plan de Desarrollo Municipal 2008-2010 para definir con claridad el crecimiento de la ciudad. Otro resultado relevante es que hemos estirado los recursos para tener una mayor capacidad de inversión. Históricamente, y en un hecho sin precedentes, el año pasado pudimos hacer, con recursos de este ejercicio financiero, más de 310 obras en el municipio, relacionadas con drenaje, agua potable, pavimentación, rescate de espacios públicos, entre otras.

Contamos con un ejercicio financiero sano. Además, podemos decir orgullosamente que tenemos hoy un reglamento de transparencia, y somos de los pocos municipios del país que cuentan con ese instrumento.

Éste va mucho más allá de la ley estatal y federal, y rige la posibilidad de que el ciudadano pueda tener acceso a la información pública de forma oportuna. En esta dirección, creo que nunca se había presentado al interior del cabildo una cuenta pública del gobierno municipal, lo que hicimos nosotros, además de enviarla al Congreso y de subirla a internet para que la gente pueda tener la certeza de que los recursos se están aplicando adecuadamente.

Entonces, transparencia, rendición de cuentas y modernización administrativas son grandes logros, pero todavía insuficientes. Sin embargo, llevamos un año y medio de ejercicio en esta administración, donde se han entregado estos resultados, aunque por supuesto nos falta muchísimo para poder entregar buenas cuentas.

Usted dice “nos falta muchísimo”, y está a la mitad de su gestión. ¿Tres años son suficientes?

Es muy difícil llegar a un acuerdo en ese sentido. En lo personal, yo soy partidario de la reelección tanto de legisladores como de las autoridades municipales, y la prefiero sobre el aumento del periodo. La práctica nos dice que las ciudades que más han crecido en el mundo así lo han hecho. Si hablamos de planeación a mediano y largo plazo, qué bueno que hubiera posibilidad, a través de la reelección, de poder llevarla a cabo.

Usted es el Presidente de la Conferencia de Seguridad Pública Municipal que recientemente se constituyó.

¿Cuál es su agenda?

Estamos planteando un programa para que todos los policías municipales del país puedan tener mejor preparación y mayor capacitación.

Estamos trabajando un acuerdo con la Conferencia Nacional de Gobernadores, para que, a través de los institutos de educación para adultos de los estados, todos los policías municipales puedan cubrir su educación básica. Además, estamos planteando que se cree la figura de la carrera técnico-policial a nivel de bachillerato.

También estamos planeando que el policía municipal tenga mayores incentivos y permanezca leal a la función policiaca. Necesitamos también políticas públicas de los tres órdenes de gobierno para establecer un programa de vivienda y de seguro de vida para los policías.

Con esos incentivos pretendemos que la policía municipal se vaya depurando y sea más entregada y leal a su servicio, para que a partir de ahí los municipios podamos formar parte activa en la persecución e investigación de los delitos.

¿Ha pensado en la posibilidad de ser gobernador?

Sí, por supuesto. He manifestado públicamente mi aspiración: pobres el ser humano y el político que no tienen aspiraciones en la vida. Pero también he dicho que no seré un factor de división ni al interior de mi organización política, ni mucho menos al interior de la sociedad oaxaqueña. Creo que lo que más requerimos en estos momentos es mantenernos en un ambiente de unidad, de conciliación de intereses, de buen ánimo, y mi aspiración va más encaminada hacia esto que la satisfacción de una ambición personal.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: