Base Cero, sin margen de maniobra

Publicado Por

Debido al actual marco legal, sólo 27 por ciento del presupuesto de egresos de la federación es modificable en el mediano plazo, y únicamente 5.29 por ciento es ajustable para el próximo año

Estadística margenDerivado de la volatilidad que enfrentan los mercados internacionales, en el primer trimestre de este año, los ingresos petroleros del país reportaron una caída de 42.6 por ciento respecto a lo registrado en el mismo periodo de 2014, lo que orilló al titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Luis Videgaray, a anunciar el 30 de enero pasado un recorte presupuestal de 124 mil millones de pesos (mdp).

También comunicó que para 2016 el paquete económico se definiría bajo un criterio de “Base Cero”, con el objetivo de canalizar recursos a programas que justifiquen su utilidad, así como identificar y eliminar programas innecesarios. Con el Presupuesto Base Cero se pretende analizar el gasto público “para gastar menos y gastar mejor”, según Videgaray Caso.

Sin embargo, el ajuste no quedó ahí. Por medio del documento conocido como Pre-Criterios Económicos para 2016, el Gobierno Federal anunció el 31 de marzo un ajuste adicional para el siguiente año por 135 mil mdp, ante el compromiso de no contraer más deuda ni elevar los impuestos.

La SHCP, junto con la asesoría del Banco Mundial (BM), analiza y define su propuesta de presupuesto económico para 2016, el cual deberá presentar al Congreso de la Unión el próximo 8 de septiembre, tal como lo estable la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria.

TRANSFORMACIÓN DE FONDO

A pesar de que el Gobierno Federal anunció que para 2016 planteará un paquete económico Base Cero para lograr un óptimo uso de los recursos públicos, lo cierto es que menos de 6 por ciento del presupuesto puede ser modificado para el próximo año.

El Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP) sostiene que sólo 5.29 por ciento del presupuesto va a programas que no están comprometidos por una ley ni implican un servicio básico directo a la población, por lo que su asignación presupuestaria sí puede modificarse en el corto plazo.

Por ello, especialistas y legisladores coinciden en que el nuevo criterio que utilizará la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para la definición del paquete económico de 2016 debe representar el inicio de un proceso gradual que, a mediano y largo plazo, derive en la reingeniería del aparato gubernamental, no sólo del Ejecutivo Federal, sino de los tres órdenes de gobierno.

Sunny Villa Juárez

Sunny Villa Juárez / Foto: cortesía del CIEP

Sunny Villa Juárez, investigadora del CIEP, considera que el análisis y depuración del presupuesto económico para 2016 no deberá limitarse sólo en reasignación de recursos, sino que debe constituir el inicio de una redefinición institucional que podría derivar, incluso, en la eliminación o fusión de dependencias.

“La oportunidad debemos aprovecharla; no podemos esperar que eso se logre en unos meses; debemos pensar en una transformación de fondo, porque no se trata de un cambio de nombre de los programas”, afirma la especialista.

PASOS PENDIENTES

Este año el Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) contó con una bolsa de más de 4 billones 700 mil pesos, que lo coloca como uno de los más sustanciosos de América Latina, lo que supondría un amplio margen de maniobra para la definición de un presupuesto Base Cero. Sin embargo, debido al actual marco legal, hoy día sólo 27 por ciento del presupuesto es modificable en el mediano plazo y sólo 5.29 por ciento es ajustable para el siguiente año.

Sunny Villa indica que entre los programas modificables se incluyen los sujetos a reglas de operación (7.31 por ciento del PEF) como Prospera y el Programa de Inclusión Social y Pensión para Adultos Mayores; Otros Subsidios (5.94 por ciento del PEF) como el Fondo de Cultura, Fondo Metropolitano y el Seguro Popular; y Específicos (4.92 por ciento), así como el Fondo de Estabilización de los Ingresos Petroleros (FEIP), Adquisición de energía eléctrica a los Productores Externos de Energía y Otras Actividades del Poder Judicial.

Pedro Angel Contreras Lopez

Pedro Ángel Contreras López / Foto: Cortesía del CEFP de la Cámara de Diputados

Por lo anterior, la especialista sostiene que en realidad lo que propone la SHCP difiere de lo que, en estricto sentido, es una metodología de Presupuesto Base Cero, ya que no contempla el análisis costo-beneficio de las actividades a implementarse ni las alternativas para lograr los objetivos del Plan Nacional de Desarrollo (PND).

“Antes de buscar programas por eliminar, tenemos que definir los objetivos del PND y cuáles son las metas y los indicadores que tenemos para concretar asignaciones presupuestales y con eso atender los objetivos de política pública”, resalta.

Asimismo, asegura que la metodología para llevar a cabo este tipo de presupuestos incluye pasos que el Gobierno Federal no ha anunciado, como abrir espacios para la participación de la ciudadanía, sobre todo para un presupuesto que será analizado y aprobado por diputados que todavía no se conocen.

MÁS VALE PREVENIR

El próximo 1 de septiembre inicia sus trabajos la LXIII Legislatura, y en escasos ocho días recibirá del Ejecutivo Federal la propuesta del paquete económico para 2016, por lo que los diputados tendrán una extensa agenda de trabajo, entre la definición de comisiones y discusión del presupuesto, por ejemplo.

Aurora Aguilar Rodriguez

Aurora Aguilar Rodríguez / Foto: Cortesía del Grupo parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados

Por ello, la presidenta de la Comisión de Hacienda de la Cámara de Diputados, Aurora Aguilar, afirma que durante las próximas semanas los legisladores sostendrán una estrecha colaboración con la SHCP para entregar a los futuros diputados un panorama general sobre las líneas de acción que incluirá la definición del Presupuesto Base Cero. Este año, el 20 de octubre debe quedar lista la Ley de Ingresos y el 15 de noviembre el Presupuesto de Egresos.

En esa línea, el director del Centro de Estudios de las Finanzas Públicas (CEFP) de la Cámara de Diputados, Pedro Ángel Contreras López, revela que dicha institución afina un paquete de documentos para apoyar a la próxima Legislatura con datos como antecedentes sobre presupuestos Base Cero, metodología y propuestas específicas para su aplicación en 2016, procurando temas sensibles, como programas de asistencia social o combate a la pobreza.

Por su parte, Efraín Gala Palacios, director del Centro de Evaluación Socioeconómica de Proyectos del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM), opina que es oportuno analizar qué tipo de servicios se deberían privatizar, sobre todo en aquellos “que a todas luces son ineficientes”, como la recolección de basura (en jurisdicción de los municipios), suministro de agua potable y servicio de alcantarillado.

Deja un comentario

No Announcement posts