Federalismo articulado, sólo en el discurso

Publicado Por

En los últimos años, la Federación ha tenido que crear instancias para resolver problemas como la inseguridad, debido a la incapacidad de estados y municipios para hacerse cargo

 

El federalismo, ese gran aporte político de Estados Unidos al mundo, ha tomado en México un camino muy distinto.

federalismo

FOTO: ADOLFO VLADIMIR /CUARTOSCURO

El país vecino es el mejor caso de éxito de federalismo efectivo, afirma Martín Orozco Sandoval, presidente de la Comisión de Federalismo del Senado de la República. En esa nación, por ejemplo, el impuesto al valor agregado (IVA) lo cobran los estados, y éstos tienen una participación importante en la recaudación.

Para José María Serna de la Garza, investigador del Instituto de Investigaciones Jurídicas (IIJ) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), aquí en cambio, en los últimos 15 años “el sistema federal ha sido reformado en un sentido integrador, al introducirse normas legales que no tienden a una mayor descentralización en términos de repartir facultades y competencias a estados y municipios, sino a integrar, articular, cohesionar, homogeneizar y hasta uniformar criterios entre los tres órdenes de gobierno”.

A su vez, el director de Desarrollo del Federalismo en el Instituto Nacional para el Federalismo y el Desarrollo Municipal (Inafed), Cuauhtémoc Paz Cuevas, asegura que el Gobierno Federal no ha recentralizado funciones, sólo ha retomado aspectos en los que hay que poner orden, regular o establecer criterios generales, lo cual ejemplifica con la nómina del magisterio y la deuda de los estados.

Actualmente existe un Consejo Nacional de Seguridad Pública, el Sistema Nacional de Salud, el Sistema Nacional de Coordinación Fiscal, el Consejo Nacional de Protección Civil y otros organismos más con presencia en todo el país.

Estos organismos, precisa el especialista del IIJ, han sido creados ante la incapacidad de estados y municipios para resolver diversos problemas, entre ellos la inseguridad, por lo cual la Federación tiene que crear criterios uniformes o instancias para dar respuesta a ellos.

Sin embargo, “va a llegar un momento en el que será contraproducente centralizar todas las decisiones. En el largo plazo se tiene que pensar en un plan para fortalecer los dos órdenes de gobierno mencionados en sus capacidades institucionales y eso implica crear infraestructura, instituciones, personal técnico y profesionalizado, además de contar con recursos económicos”, explica Serna de la Garza.

GENERAR INGRESOS PROPIOS

El funcionario del Inafed indica que el federalismo articulado, el planteamiento presidencial en la materia, apunta a que la Federación, los estados y los municipios trabajen mejor de manera conjunta.

La palabra “articulación” hace referencia a tres aspectos principales: mayor corresponsabilidad —es decir, que cada quien cumpla las funciones que le corresponda de acuerdo con la ley—, una adecuada definición de las tareas que le tocan a cada orden de gobierno y una mejor coordinación.

Cuando una entidad federativa o un ayuntamiento no puede desempeñar determinada función, el Gobierno Federal toma el control en lo que aquellos desarrollan la capacidad, pero cuando la tengan, la autoridad federal abandona dicha tarea, comenta Paz Cuevas.

Martin-Orozco-Sandoval

Martín Orozco Sandoval. / FOTO: GABRIEL GONZÁLEZ / MERCURYPHOTO

Para el senador Martín Orozco, los planteamientos presidenciales en la materia, plasmados en el Plan Nacional de Desarrollo, han quedado sólo en el discurso. “No se ha visto nada por el federalismo, y el Gobierno Federal se basa en sus propios ramos para fortalecer a los municipios y a los estados. En el Presupuesto de Egresos de 2016, aproximadamente 20 por ciento de los recursos se destinarán a estados y municipios, mientras que el 80 por ciento restante, a la Federación”, indica el legislador.

Al respecto, Cuauhtémoc Paz reconoce que muchos ayuntamientos no realizan las funciones asignadas legalmente a ellos, entre otras cosas, porque carecen de las capacidades para asumirlas. ¿Cómo generarlas? La estrategia en materia de recursos, enfatiza, ha sido a través del Ramo 33. Pero no sólo deben estirar la mano, señala el senador Orozco.

Los especialistas coinciden en que los ayuntamientos y los estados deben fortalecer sus ingresos propios. “Ambos tienen importantes fuentes de captación de recursos, como el cobro de derechos, productos, aprovechamientos, etcétera; pero hay una altísima dependencia de los recursos de la Federación”, asevera el director de Desarrollo del Federalismo del Inafed.

“Hoy vemos municipios muy tecnificados en el cobro del predial, y para quienes no tienen los recursos para invertir en esto, existen programas de los gobiernos de los estados a través de los cuales se apoya a los municipios”, enfatiza.

Sin embargo, hay ayuntamientos que no quieren actualizar sus tablas de valores catastrales y siguen cobrando lo que hace 20 años, porque “nuestros gobernantes piensan en la próxima elección y cobrar es impopular porque tiene un costo político”, puntualiza Paz Cuevas.

En ese sentido, Serna de la Garza recalca que una opción para incrementar los recursos municipales es fortalecer el Ramo 33, pero habría que pensar también en aportaciones federales que pudieran destinarse directamente a apoyar las capacidades institucionales de estados y municipios.

Cuauhtemoc-Paz-Cuevas

Cuauhtémoc Paz Cuevas. / FOTO: ROSALÍA MORALES

DINÁMICA CENTRALIZADORA

¿Cómo detener la tendencia a centralizar? La única forma de hacerlo, precisa el especialista de la UNAM, es tener un programa nacional de fortalecimiento de las capacidades institucionales y de gestión de los estados y municipios, porque centralizar todo, tiene sus límites.

El senador Martín Orozco apunta que fortalecer el federalismo es cuestión de voluntad política. “No es otra cosa más que el Ejecutivo federal y las cámaras del Congreso tengamos la voluntad política para darle a los dos órdenes de gobierno mayores facultades y recursos”, reconoce.

Pero no sólo de los legisladores y el Ejecutivo, advierte Serna, las entidades participan también en el establecimiento de esta dinámica centralizadora del sistema federal. No es que la Federación lo imponga, los congresos de los estados aprueban las reformas constitucionales y muchas de ellas están centralizando nuestro sistema, refiere José María Serna.

“¿Por qué el Fondo Metropolitano lo tienen que ejercer los gobiernos estatales? En este caso estamos hablando de municipios grandes como Monterrey, Guadalajara, Zapopan o Tlaquepaque, que están en una zona conurbada y ni modo que no tengan la capacidad. Y el gobernador es el que les dice en qué deben gastar”, aporta el legislador.

El presidente de la Comisión de Federalismo en el Senado menciona que “el régimen de pequeños contribuyentes es un ejemplo muy claro: cuándo la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) va a tener la capacidad de controlar a esos cinco millones de pequeños comercios, más otros 11 millones que ha de haber de negocios informales, ¿cuándo la SHCP va a poder, si no puede con los grandes contribuyentes? Si le diera a estados y municipios la facultad de tributación a los pequeños comercios, éstos pagarían y las autoridades municipales y estatales tendrían un recurso extraordinario, pero bajo una recaudación que ellos mismos tendrían que realizar en coordinación con la misma Secretaría”.

federacion-mexico

POCOS BENEFICIOS

Para el senador Martín Orozco Sandoval, las políticas centralistas no benefician a la población. “Cuando se tiene el control desde arriba, no funciona. Tenemos que buscar un gran desarrollo social desde abajo, desde los municipios hacia arriba”, manifiesta.

Por su cuenta, Serna de la Garza subraya que “hemos tenido un sistema federal muy centralizado históricamente y la tendencia reciente apunta a fortalecer aspectos integradores, para atender problemas urgentes del país y de los ciudadanos. Sin embargo, esa tendencia va a llegar a un límite y tenemos que empezar a pensar en un plan de largo plazo de fortalecimiento de capacidades institucionales de estados y municipios para, sobre esa base, estar en posibilidades de empezar a descentralizar”.

Es por ello que Cuauhtémoc Paz concluye que existe la necesidad de rescatar los mecanismos de coordinación, de escuchar la voz de estados y municipios, de sentarse en una verdadera mesa federalista y acordar temas de políticas públicas, tributarios y del gasto.

Deja un comentario

No Announcement posts