Iluminar las calles, más que sólo postes

Publicado Por

La Conuee impulsa un nuevo esquema de alumbrado público para municipios, capaz de registrar su propio consumo y recibir instrucciones sin necesidad de conectarlo con cables

FOTO: DIEGO SIMÓN SÁNCHEZ /CUARTOSCURO

El alumbrado público en los municipios es un asunto de mucha importancia, que se debe tomar con toda seriedad y profesionalidad. Cuando hablamos del alumbrado público de un municipio, tenemos que pensar en varias direcciones que apuntan, principalmente, a los ámbitos de seguridad, bienestar social y económico.

También debemos pensar que no sólo se trata de atender las necesidades de los vehículos automotores en las vialidades, y que por esa razón se tienen que iluminar las avenidas y las calles, ya que es necesario tener en cuenta la iluminación de plazas públicas, de centros de esparcimiento, de instalaciones deportivas propias, de parques y estancias para las familias, de las ferias conmemorativas, los estacionamientos abiertos y cerrados, monumentos arquitectónicos y los edificios emblemáticos, entre otros.

Seguridad y economía

Con el objetivo de lograr los niveles de iluminación apropiados para cada una de las aplicaciones que se requieren en un municipio, el proyecto integral debe ser encargado a ingenieros de iluminación. Llevar luz a las vialidades, por ejemplo, no se trata sólo de poner postes y montar luminarias, sino que se tienen que realizar proyectos de ingeniería que consideren todos los parámetros para lograr los niveles de iluminación exigidos por las normas.

Arturo Carranza.

Algunos de esos parámetros están relacionados con el tipo de vialidad, el ancho de la misma, el acabado del piso, la distancia entre los postes donde se montan las luminarias y, desde luego, las condiciones ambientales en las que operarán las lámparas.

Por fortuna, la tecnología de iluminación ha avanzado en los últimos años. En el mercado se encuentra disponible una gran diversidad de equipos de iluminación, que los ingenieros encargados de realizar los proyectos en los municipios pueden seleccionar para lograr los objetivos más exigentes, los cuales se pueden resumir en dos aspectos generales: la seguridad de los ciudadanos y la economía en la operación de los sistemas de iluminación.

Para contar con un proyecto integral de iluminación en un municipio, las recomendaciones más importantes son:

Odón de Buen Rodríguez.

• Integrar a los sistemas de iluminación la medición de los consumos. Sin esta medición, no podríamos estar seguros de que se están aplicando las mejores prácticas de ahorro de energía eléctrica y, por consiguiente, de dinero.

• Hacer las mediciones de cantidad de iluminación al inicio de la operación del sistema, de acuerdo con las normas, y ejecutar esta medición con las unidades de verificación de sistemas de alumbrado público. Asimismo, para conservar en el tiempo las condiciones de operación óptimas, realizar la verificación de los niveles de iluminación cada año.

• Los diseñadores de sistemas de iluminación tienen la encomienda de lograr el objetivo de buscar que éstos sean los más pertinentes para cada caso.

Héctor Ledezma Aguirre.

• Las nuevas tecnologías y enfoques para la selección de los requisitos de iluminación podrían contribuir para cumplir con este objetivo.

• La iluminación adaptable es una metodología para elaborar proyectos que pone bajo consideración los elementos necesarios y suficientes sólo cuando y donde sea necesario. Se trata de la administración de un nivel de iluminación como un activo, en lugar de simplemente administrar luminarias y postes; por ello, se requieren profesionales para su instalación.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: