Obtener, mantener y renovar las TIC, el reto

Publicado Por

Los municipios no tienen un modelo estandarizado para la adquisición de infraestructura como lo tiene la Federación desde 2006; los especialistas sugieren el esquema de servicios para no descapitalizarse con las compras

oficina

FOTO: DREAMSTIME

En la localidad de Sitalá, Chiapas, la nueva administración municipal no sólo tiene que batallar con la falta de recursos económicos —al ser una de las localidades más pobres del país—, también lucha contra la carencia de infraestructura tecnológica para realizar la gestión pública y mandar su información al estado y la Federación.

Debido a que en las últimas administraciones los presidentes salientes se han llevado el equipo de cómputo, se complica todo, desde la atención a los ciudadanos hasta la gestión de los servicios, comenta Marco Antonio Núñez, presidente municipal de Sitalá.

mariana-tapia

Mariana Tapia.
FOTOS: ROSALÍA MORALES

“Hoy día sólo contamos con 20 equipos para hacer todo, la tesorería, el cobro y gestión de los trámites, la contabilidad, pago de proveedores, etcétera. Estimamos que se necesitan mínimo 60 computadoras nada más para llevar la parte administrativa, lo cual representa una inversión cercana a 200 mil pesos para volver a equipar al municipio con lo básico en computadoras, impresoras y otros insumos”, explica el edil de la población al norte de Chiapas.

Pero este reto no sólo lo enfrentan las localidades pequeñas, incluso en las grandes entidades, como las jefaturas delegacionales en la Ciudad de México, que enfrentaron el saqueo administrativo y hasta las engrapadoras se llevaron, señala Mariana Tapia, investigadora del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco).

La sustracción de computadoras, la falta de recursos para su adquisición, personal capacitado, el conocimiento de nuevos modelos de compra, estrategias para una adecuada instrumentación, así como una estandarización en su contabilidad son algunos de los retos que enfrentan las alcaldías en México para contar con una adecuada infraestructura tecnológica, describen investigadores y voceros de los proveedores de tecnologías de la información y comunicación (TIC).

LA TECNOLOGÍA EN EL MUNICIPIO

La infraestructura de TIC es el conjunto de equipos como computadoras, dispositivos portátiles, servidores, sistemas de almacenamiento (hardware), etcétera; así como sistemas operativos y aplicaciones (software), entre otros, que son utilizados para soportar la administración de las instituciones.

Sin embargo, cuantificarla, conocer cómo es seleccionada, administrada y aprovechada en los ayuntamientos mexicanos, es un campo poco conocido en el país.

Los investigadores de la Universidad de la Sierra del Sur, Juan Martínez-Becerra y Miguel Hernández escribieron en su artículo “Los retos del gobierno electrónico municipal en el estado de Oaxaca” que el desarrollo de la administración digital en los ayuntamientos de México es una temática poco estudiada y abordada desde una perspectiva crítica y científica, debido a la complejidad que plantea el estudio de los 2,446 municipios, la dificultad para la obtención de información cuantitativa y cualitativa para la construcción y reconstrucción de los procesos de uso de las TIC.

“Obtener información de los ayuntamientos no es fácil porque muchos de ellos no llevan una contabilidad precisa que nos permita saber cuánto invierten en sistemas de TIC o cuánto les cuesta, por ejemplo, tener y administrar una página web”, cita la investigadora del Imco.

Por ejemplo, el municipio de Colima, que ocupa el segundo lugar del Índice de Herramientas Electrónicas de Gobiernos Locales 2015 del Imco, reportó en su presupuesto de egresos de ese mismo año inversiones por 3 millones 748 mil 316 pesos en seis conceptos diferentes relacionados con la infraestructura tecnológica.

“Para la realización del Índice, preguntamos a los municipios cuánto les cuesta mantener su sitio electrónico y algunos dijeron que nada porque lo generan y administran con recursos internos, aunque en realidad sí hay un costo que no están cuantificando”, explica Mariana Tapia.

De acuerdo con las cifras del Sistema Nacional de Información Municipal (SNIM), hasta 2010, poco más de una cuarta parte (26.26 por ciento) de los municipios contaban con página de Internet y menos de la mitad (45.44 por ciento) tenían cuenta de correo electrónico.

MÁS GOBIERNOS DIGITALES

En el estudio “Perspectivas del gobierno electrónico local en México”, coordinado por los investigadores Leobardo Ruiz, Juan Miguel Morales y Leticia Contreras, el principal reto de los municipios en materia de infraestructura tecnológica es obtener los recursos para financiar los proyectos para evitar la carencia de servidores y equipo de escritorio para el trabajo del ayuntamiento; asimismo, adquirir infraestructura de telecomunicaciones y redes, y una adecuada gestión de los mismos.

Otro problema es que los gobiernos municipales no tienen un modelo o esquema estandarizado para la adquisición de infraestructura, como lo tiene la Federación desde 2006, con el Decreto de Austeridad de la administración de Vicente Fox, las dependencias dejaron de comprar hardware para contratarlo como servicio o bajo esquemas de arrendamiento.

Las administraciones locales pueden optar por comprar la tecnología, arrendarla como servicio u otros modelos de adquisición de acuerdo con su proyecto de gobierno electrónico o ciudad inteligente que estén desarrollando, indica Pedro Cerecer, director de Negocios de la firma de tecnología Intel México.

Alejandro Sáenz Nishimura, gerente de Producto de Lenovo México, fabricante de hardware, complementa que en la selección de los equipos, los gobiernos además deben conocer algunos aspectos técnicos para prologar por más tiempo el ciclo de vida éstos, gastar menos en su mantenimiento y reducir el consumo de energía; así como determinar los valores agregados en el software integrado y servicios posventa.

El directivo puntualiza que en el caso de Lenovo, que concentra 90 por ciento de la base instalada de computadoras personales portátiles y de escritorio del Gobierno Federal, se ha especializado en la manufactura de equipos de bajo consumo de energía, hasta 10 watts con bajos índices de falla, con lo cual se logra un ciclo de vida de los dispositivos de hasta 10 años, así como precios competitivos.

LAS RECOMENDACIONES

Sáenz Nishimura aconseja a las autoridades que antes de lanzar su licitación conozcan cuáles son las alternativas que ofrece el mercado y consideren la posibilidad de adquirir el hardware bajo el esquema de servicios para no descapitalizarse con la compra de los equipos.

Que eviten comprar equipo muy sobrado de capacidades, con referencia al uso que cada alcaldía le dará, lo que también evitará el encarecimiento de la infraestructura y su presupuesto.

A su vez, Cerecer indica que lo más importante en cualquier proyecto de gobierno electrónico o smart city, desde la experiencia de Intel al colaborar con las dependencias, es:

• Ubicar cuáles son las necesidades que se buscan cubrir.

• Determinar cuáles son los retos que pueden ayudar o no a resolver dicha necesidad.

• Concretar qué políticas públicas se van establecer.

• Buscar si hay experiencias en otras partes del país o a nivel internacional para ver si se puede dar un intercambio de ellas.

A partir de esta información, los gobiernos pueden establecer un plan de ejecución, con objetivos, metas y tiempos para conocer cuáles son sus requerimientos en la infraestructura tecnológica

Deja un comentario

No Announcement posts