Sindico social para vigilar al Gobierno

Inclusión ciudadanaLa figura del síndico en los municipios juega un papel fundamental, ya que es una autoridad que integra el ayuntamiento y que interviene en la toma de decisiones. Es por ello que, con el propósito de contribuir a la gestión gubernamental y fomentar que el manejo de los recursos públicos se realice en términos de transparencia, eficacia, legalidad y honradez, así como para exigir la rendición de cuentas a sus gobernantes, el Gobierno Federal, a través de la Secretaría de la Función Pública (SFP), ha promovido la contraloría social o síndico social.

Si bien es una figura que aún no se ha consolidado, ya se aplica en algunos municipios de Guanajuato, Oaxaca, Michoacán, Tamaulipas, Morelos, Chiapas, Nuevo León, el Estado de México, Aguascalientes y Chihuahua donde, con base en las necesidades de la ciudadanía se adaptó para fungir como enlace y órgano observador de las actividades propias del municipio. La comunidad organizada de manera individual o colectivamente, mediante las denuncias, demandas o quejas, establece las referencias donde no hay una completa satisfacción en los servicios otorgados, generando así áreas de oportunidad, creando una cultura de prevención y buscando evitar las prácticas de antaño donde se usaba remediar la situación ya existiendo una problemática.

El trabajo en Chihuahua

Marco Adán Quezada y Yolanda Enríquez de la Fuente

Al respecto, Laura Pérez Piñón, coordinadora de la Contraloría Social del municipio de Chihuahua, comenta que la Contraloría Social se define como: “El conjunto e acciones de control, vigilancia y evaluación que realizan las personas, de manera organizada o independiente, en un modelo de derechos y compromisos ciudadanos, con el propósito de contribuir a que la gestión gubernamental y el manejo de los recursos públicos se realicen en términos de transparencia, eficacia, legalidad y honradez, así como para exigir la rendición de cuentas a sus gobernantes”.

Como resultado de estos primeros 14 meses de actividades, la Contraloría Social de la Sindicatura Municipal 2010-2013 ha tenido presencia en 298 colonias de Chihuahua, y ha logrado atraer un total de 2,365 asuntos relacionados con las diversas actividades y servicios de la administración municipal. De éstos, 82.6 por ciento ya son atendidos, de acuerdo con el informe de labores que se presentó en febrero pasado, indica la funcionaria.

Pérez detalla que la ciudadanía participa en las acciones preventivas y correctivas, a través de diferentes medios, como el “módulo itinerante”, que se ubica diariamente en diferentes puntos de la ciudad con elevada afluencia de personas —supermercados, tianguis, parques, plazas, escuelas, etcétera—, o por medio de los diversos buzones de quejas y sugerencias ubicados en las dependencias municipales que cuentan con servicio al público.

También se puede participar por medio del correo electrónico, vía telefónica o directamente en la oficina gubernamental. “Se trata de facilitar el acceso a este sistema a todas las personas interesadas en tener una mejor ciudad”, afirma.

Al respecto, Marco Adán Quezada, presidente municipal de Chihuahua declara: “La Contraloría Social representa una vigilancia puntual de las acciones que realiza el municipio, ya que dentro de sus funciones se encuentra la atención preventiva. Es decir, la sindicatura no sólo señala y sanciona programas mal ejercidos, sino que está para apoyar, evitando precisamente fallas que por desconocimiento u omisión pudieran afectar la correcta marcha de una buena administración.

Sobre todo, se trata de cuidar los recursos y hacer llegar los servicios a la ciudadanía de la manera más rápida, pero también muy transparente, porque podemos señalar que la figura del síndico es un “acicate” para los gobiernos municipales, que permite al alcalde en turno cumplir con la misión para la que fue electo y culminarla sin problemas administrativos de ningún tipo, dice Quezada.

Mexicali preparada para recibir es ta figura

ManosParece que el norte de México es la zona del país donde en un futuro próximo la figura del síndico social será parte importante, pues en octubre de 2011, vía reforma a la Constitución Política del Estado de Baja California, se determinó que esta representación entrara en vigor en las siguientes elecciones locales de 2013.

“La función del síndico social será la de realizar ciertas atribuciones que lleva a cabo el síndico procurador. Por ejemplo, en el Estado de México hay uno de ingresos y otro de egresos. En Tamaulipas dividen las funciones en fracciones y a un síndico le tocan algunas y al otro las restantes; en Guanajuato, Michoacán, Oaxaca, Morelos y Chiapas los dos tienen las mismas funciones, en términos generales”, comenta Tobías Duarte Corral, secretario del ayuntamiento de Mexicali.

Sin embargo, es importante mencionar que en Baja California no se han normado las funciones que tendrá el síndico social, solamente se aprobó, hasta el momento, su creación. Se incorporarán en esta Legislatura las reformas a la Ley de Régimen Municipal y a la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales en donde se establecerán sus funciones, apunta el secretario.

Tijuana en el camino

“Actualmente el municipio de Mexicali no cuenta con un síndico social, pero según la ley del estado, en 2013 esta figura deberá existir dentro del municipio. Es por ello que actualmente estamos trabajando en la homologación de nuestra sindicatura, en cuanto a la conformación de la misma, pues aunque en el estado partimos de la misma ley, cada municipio tiene su propia reglamentación interna”, señala Yolanda Enríquez de la Fuente, síndico procurador del municipio de Tijuana.

No obstante, actualmente en Tijuana existe una contraloría y una dirección de normatividad que es la encargada de revisar estos aspectos para que siempre estén acorde con las necesidades del municipio, señala.

“Además, contamos con la dirección de responsabilidades administrativas, tanto para los servidores públicos como para los oficiales, y somos los encargados de la unidad de transparencia. Tenemos todos los elementos para vigilar el control total de la administración y la sindicatura, por lo que la nueva figura de síndico social sólo vendrá a complementar el trabajo que se está realizando”, finaliza.

LupaEn el municipio de Elota, Sinaloa, el síndico procurador tiene a su cargo la contraloría interna, además de instaurar, sustanciar y resolver el Procedimiento de Responsabilidad Administrativa e imponer las sanciones que procedan de acuerdo a la Ley de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos del Estado de Sinaloa.

Entre sus facultades y obligaciones se encuentran: vigilar la adecuada utilización y ejercicio de los recursos municipales; supervisar que el gasto público municipal sea ejercido congruentemente con el presupuesto de egresos, así como atender las denuncias, quejas y sugerencias que realicen los particulares, empleados de gobierno y organizaciones sociales sobre problemas de servicios públicos, de inversiones unicipales, o de falta en la atención al ciudadano por parte del personal de la administración del ayuntamiento.

También de proponer la formulación, expedición, modificación o reforma de los reglamentos municipales; planear y dirigir los mecanismos para la vigilancia del cumplimiento de las obligaciones, compromisos y metas en materia de planeación, presupuestación, financiamiento, inversión, deuda, patrimonio, fondos y valores del municipio.

Adicionalmente practicar las auditorias necesarias en el cumplimiento de sus atribuciones en cualquiera de las áreas de gobierno; conocer e investigar las conductas de los servidores públicos municipales que puedan constituir responsabilidades administrativas; aplicar las sanciones que correspondan en los términos de ley y, en su caso, presentar las denuncias correspondientes ante el Ministerio Público, entre otras.

 

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: