Un horizonte más competitivo

Publicado Por

El cabildo de Nuevo Laredo aprobó mil mdp que serán destinados a obra pública, a fortalecer la infraestructura y a elevar la competitividad del puerto terrestre fronterizo

„„ Enrique Rivas Cuéllar es contador público egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL); cuenta con una maestría en Impuestos, por el Instituto de Especialización Para Ejecutivos en Monterrey. Se desempeñó como coordinador de la bancada del Partido Acción Nacional (PAN) en el Congreso de Tamaulipas.El cabildo de Nuevo Laredo aprobó mil mdp que serán destinados a obra pública, a fortalecer la infraestructura y a elevar la competitividad del puerto terrestre fronterizo

Nuevo Laredo, Tamps.- Ante el embate político contra los migrantes, la solución “requiere enfoque de largo plazo y corresponsabilidad entre México y Estados Unidos”, son las palabras del alcalde de Nuevo Laredo, Tamaulipas, Enrique Rivas Cuéllar, quien destaca que el municipio “ha ofrecido un trato humano y digno a nuestros hermanos migrantes”.

A finales de enero se dio inicio a una política antimigratoria por parte del vecino país, que busca repatriar a los connacionales que cruzaron la frontera con la idea de tener un mejor trabajo y condiciones de vida con las que no cuentan en México, lo cual ha incrementado el flujo de migrantes que regresan y ha provocado que muchos de los que tenían planeado cruzar la frontera se queden varados en los municipios fronterizos del norte.

En el futuro cercano, esta situación traerá consecuencias importantes a las ciudades receptoras, así lo constata Enrique Rivas, al asegurar que “los municipios fronterizos carecemos de recursos adicionales para enfrentar una deportación masiva”, sin embargo recalca que con el apoyo del gobernador del estado, Francisco García Cabeza de Vaca, y otros mandatarios de entidades fronterizas, se está impulsando el Fondo de la Fronteridad con el cual se planea hacer frente a la situación.

Muchos de los municipios fronterizos destinan desde hace tiempo recursos económicos dedicados al fortalecimiento de albergues, centros de ayuda a migrantes y diversos programas de apoyo. Año con año estos recursos son insuficientes por la cantidad de personas que buscan cruzar la frontera.

Nuevo Laredo es una de las ciudades que destina recursos económicos para atender a los migrantes, de modo que puedan volver a su lugar de origen. Pero eso no quiere decir que se encuentren preparados para una eventual llegada de un mayor número de personas en busca de ayuda, por lo que “necesitaremos más apoyo y trabajar en conjunto con todos los órdenes de gobierno para que esto no se convierta en un problema social y económico”.

El compromiso de dar un trato digno a todas aquellas personas que llegan a las ciudades de la frontera norte con la intención cruzar a Estados Unidos, requiere un trabajo conjunto, para lo cual “nuestro municipio siempre ha mantenido una buena relación con los gobiernos estatal y Federal y, sobre todo, con autoridades estadounidenses. Hemos unido esfuerzos para enfrentar este reto”, asegura Rivas Cuéllar, quien llegó a gobernar el municipio bajo los colores del Partido Acción Nacional (PAN).

En coordinación con Laredo, Texas, se busca impulsar la región y reforzar la buena relación que ha existido entre ambas ciudades, unidas por los intereses mutuos y ahora por la preocupación de la deportación masiva. Un riesgo latente con las políticas migratorias de Estados Unidos es que se afecten a las relaciones entre ciudades fronterizas de ambos países, situación que, asegura el edil, no se ha dado hasta ahora entre Laredo y Nuevo Laredo.

En reunión con políticos estadounidenses, entre quienes se encontraban Pete Sáenz, alcalde de Laredo y los senadores Ted Cruz y John Cornyn, se plantearon las preocupaciones de ambas partes sobre las repercusiones en el tema social y económico. De igual manera, Enrique Rivas intercambió ideas y proyectos con Carlos González, director de la Custom Border Patrol (CBP) de la Embajada de Estados Unidos en México y uno de los proyectos que echarán a andar es solicitar recursos del Plan Mérida, para atender como se debe a las posibles deportaciones masivas.

SEGURIDAD, UN RETO CONSTANTE

En Nuevo Laredo se ha transformado la situación que se vivía meses atrás, según palabras del propio alcalde “las familias pueden salir a divertirse, regresó la vida nocturna y los turistas”. Sin embargo, lo anterior no implica que la ciudad se encuentre libre de inseguridad: “aún hay mucho por hacer”, reconoce el edil.

A pesar de que en 2017 ya no contará con el apoyo del fondo del Programa Nacional para la Prevención Social de la Violencia y la Delincuencia (Pronapred), recursos con los que se llevaban a cabo acciones deportivas, culturales, artísticas y de recuperación de los espacios públicos para evitar que los jóvenes se adentrarán en el crimen organizado, Enrique Rivas asegura que los proyectos continuarán.

El reto más grande al que se enfrenta el alcalde de Nuevo Laredo es el de bajar los índices delictivos que azotan al municipio. La prueba será enfrentar la delincuencia con los recursos con que cuentan sin el apoyo del Pronapred, y evitar que con los migrantes se incrementen las problemáticas que padece el municipio.

En seguridad “trabajamos de manera muy coordinada con el estado, la Federación y por supuesto que nosotros hacemos lo que nos corresponde en educación y rescatando espacios públicos. También se ofrecen talleres de oficios para fomentar el desarrollo social, erradicar conductas antisociales y ser más productivos”, asegura.

En su labor al frente del municipio se aprobaron más de mil millones de pesos (mdp) que serán destinados a obra pública, a fortalecer la infraestructura y a elevar la competitividad del puerto terrestre fronterizo. Además “ junto con el gobierno del estado impulsamos y gestionamos la ampliación del Puente del Comercio Mundial, por donde diariamente cruzan más de 12 mil tráileres”, comenta.

El interés de mantener y aumentar el flujo de intercambio comercial entre ambas naciones no sólo es federal, sino municipal. “Es muy importante no quitar el dedo del renglón en el tema ante autoridades de nuestro país, y también de Estados Unidos”. Si bien es cierto que parte de la política proteccionista del país del norte contempla impuestos más altos a los productos elaborados en México, lo que disminuiría las exportaciones, también lo es que ciudades de ese país se encuentran interesadas en continuar con el intercambio comercial.

Como parte del proyecto de la actual administración en Nuevo Laredo se contempla mejorar la infraestructura, la gestión y construcción de un puente que beneficiará a la región “porque somos un lugar en constate crecimiento, que tiene muchas ventajas para ofrecer en el tema económico”, afirma.

Nuevo Laredo se ha caracterizado por ser un municipio con atractivo para el turismo médico. “Cuenta con profesionales muy capacitados, hospitales de tercer nivel, atención de calidad, bajos costos y la infraestructura necesaria”, asegura Enrique Rivas. Al contar con lo necesario para alojar a quienes llegan en busca de consultas y ayuda médica, se vuelve una actividad fuerte para el ingreso municipal.

El turismo médico beneficia al sector de la salud, pero también es una ayuda para la industria turística de la ciudad. “Seguiremos impulsando esta actividad que deja una elevada derrama económica”, indica el alcalde.

Asimismo, es un municipio que ha apostado por las ventajas que ofrece la tecnología para mejorar la administración pública, gracias a “la aplicación YONLD con la cual la ciudadanía puede realizar sus trámites”, dicha aplicación tiene por objetivo facilitar y agilizar las tareas y responsabilidades con el ayuntamiento. Funciona igualmente para hacer reportes, tramites y quejas.

Se han instalado puntos de conexión WiFi en escuelas y plazas con la finalidad de que la ciudadanía se encuentre conectada en todo momento.

Pero la modernización del municipio no implica sólo la conectividad a través de la tecnología, también se logra “impulsando la obra pública, el desarrollo económico, promoviendo la igualdad de oportunidades, con programas y políticas que buscan el bien común de los neolaredenses”, asegura el alcalde.

Un arduo trabajo en seguridad, en educación, garantizar a los ciudadanos la constante comunicación y fraternidad con las ciudades fronterizas del país vecino del norte y continuar con las atracciones que benefician a Nuevo Laredo, a sus ciudadanos y a la economía del lugar, son los pendientes en los que trabaja el presidente municipal.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: