Movilidad: un reglamento donde no hay tránsito

Publicado Por

Alcaldes de México

La movilidad en la Ciudad de México tiende a “cero” por su nula planeación en el transporte. Según estudios de movilidad la velocidad promedio ha disminuido de 38.5 km/h en 1990 a menos de 10 km/h hasta nuestros días.

reglamento_donde_no_hay_transito_alcaldes_de_mexico_noviembre_2016

Dentro de las últimas medidas de las autoridades capitalinas sobre este tema se encuentran que actualizó el Reglamento de Tránsito el año pasado, lo que fue catalogado en su momento como uno de los más modernos del mundo porque está basado en prácticas internacionales como es el modelo “Visión 0”, donde se busca reducir el número de muertes por hechos viales.

Expertos en vialidad aseguran que la movilidad no ha mejorado y no está debidamente contemplada en este reglamento, ya que en vías importantes se limitaron las vueltas o no se ha complementado con la falta de señalamientos de velocidad e indicaciones en las vialidades, así como la falta de visibilidad de sentidos en calles y avenidas, además de la reparación y mantenimiento de la vía pública con, por ejemplo, la eliminación de baches, colocación de rejillas de desagüe o quitar topes innecesarios y mejorar banquetas.

Una oportunidad de abordar este importante tema la tendrá Hiram Almeida Estrada, Secretario de Seguridad Pública de la Ciudad de México, el próximo 17 de noviembre en la conferencia: Reglamento de Tránsito, en el marco del Foro de Negocios Intertraffic México en el Centro Citibanamex.

Almeida ha dicho que el número de muertes relacionadas a accidentes viales se ha reducido 18% desde la entrada en vigor del nuevo Reglamento de Tránsito en diciembre de 2015, pero ¿y la movilidad?

A continuación los nuevos límites de velocidad en la Ciudad de México, según el Reglamento de Tránsito:

  • Vías rápidas como periférico, la máxima velocidad permanece en los 80 km/h.
  • Vías primarias la velocidad máxima se ha reducido de 70 km/h de 50 km/h.
  • Vías secundarias de 40 km/h.
  • Zonas de tránsito calmado 30 km/h.
  • Zonas de hospitales, asilos, albergues y casas hogar 20km/h.
  • Estacionamientos y vías peatonales en las cuales se dé acceso a vehículos 10 km/h.

Para que la gente opte por el transporte público, deje en casa el auto y mejore la movilidad en la ciudad, es imprescindible un Plan Integral de Movilidad y un Reglamento de Tránsito que sean de carácter metropolitano. A decir de los especialistas, que se deje a un lado el fenómeno conocido como “tránsito inducido”: más espacio vial igual a más automóviles.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: