Disminución de factura eléctrica con equipos modernos

Publicado Por

Implementaron un novedoso programa que integra tecnología y asesoría técnica para bajar costos energéticos, al mismo tiempo que se lleva el servicio a toda la demarcación

Modernizar el alumbrado público nunca había sido tan “ brillante” como resultó para el municipio poblano San Martín Texmelucan, ya que la Dirección de Servicios Públicos inscribió al municipio en el Proyecto Nacional de Eficiencia Energética en Alumbrado Público Municipal, de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee), que ofrece asistencia técnica e incentivos a municipios que cambian sus redes de alumbrado público por sistemas de última generación.

Después de participar en el proyecto y cambiar luminarias obsoletas por equipos ahorradores con tecnología de diodos emisores de luz (LED), el ayuntamiento recibió 9 millones 756 mil pesos como parte del premio o incentivo que otorga la Conuee a proyectos que cumplen con ahorrar energía, contribuir al ambiente, reducir su facturación eléctrica y cambiar la imagen pública.

Edgar García, director de Servicios Públicos del municipio, localizado en la zona centro oeste de Puebla, comentó que al inicio de la actual administración local contaban con 9,500 lámparas, de las cuales fueron sustituidas 7,519 por luminarias de LED. Una parte de las retiradas fue destruida para su reciclaje, y 2,500 que todavía estaban en buenas condiciones fueron instaladas en colonias que carecían del servicio.

San Martín Texmelucan tenía lámparas ineficientes urbanas y suburbanas, así como de aditivos metálicos de 500 y mil watts, lo cual representaba un alto consumo de energía y un oneroso costo económico. Una lámpara de LED que consume menos energía tiene un precio promedio de 9 mil pesos, mientras que la de aditivo cerámico cuesta alrededor de 4,500 pesos. No obstante, la de LED tiene una duración cercana a los 10 años, y la otra dura cinco.

A decir del funcionario, con 12 mil lámparas el ayuntamiento paga 1 millón 100 mil pesos en promedio por consumo de energía a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) cada dos meses. Antes de la sustitución de las lámparas, la factura ascendía a 1 millón 900 mil pesos y mantenía un adeudo, que ya fue saldado, por 500 mil pesos. El ahorro en la factura que obtuvo el ayuntamiento fue de 58 por ciento.

Por otro lado, añade que a Infra Energía —empresa contratada para sustituir las lámparas y ofrecer mantenimiento por 10 años a las 7,519 luminarias—, el ayuntamiento paga 1 millón 400 mil pesos al mes, y puntualiza que al finalizar el plazo del contrato la infraestructura será propiedad del gobierno local.

A la fecha, 40 por ciento de las más de 7,500 lámparas tienen medidores, lo cual permite que sólo se pague el servicio eléctrico que se consume, y la CFE ha reparado transformadores que antes no funcionaban. “Llevamos la segunda etapa de un libramiento que no tenía ni una lámpara funcionado y donde no había transformadores. Antes de diciembre de este año tendremos iluminada dicha vialidad”, asegura el funcionario local.

Asimismo, anuncia que en una segunda etapa el ayuntamiento buscará cubrir 10 por ciento del territorio municipal que aún no cuenta con servicio de alumbrado público con lámparas de LED. El proyecto de modernización de las luminarias en la vía pública, afirma, benefició a 150 mil habitantes.

Modelo a seguir

Héctor Ledezma Aguirre, director de Estados y Municipios de la Conuee, comenta en entrevista que el esquema de renta utilizado por San Martín Texmelucan se está convirtiendo en una tendencia, ya que a la fecha hay alrededor de 10 localidades que han utilizado esa opción para modernizar sus sistemas de alumbrado público.

Aunque San Martín Texmelucan accedió a un esquema de contratación a 10 años, la calificadora de riesgo Fitch Ratings ha recomendado que los contratos se signen a cinco o siete años para disminuir el riesgo legal por cambio de administración (cada tres años).

Aclara que la Conuee ofrece asesoría en el tema técnico para que los gobiernos locales adquieran la tecnología más eficiente que garantice el ahorro, y que el cambio de luminaria pague la inversión durante la vida útil del equipo.

Consultado sobre el avance del Proyecto Naciona l de Eficiencia Energética en Alumbrado Público Municipal, el funcionario asegura que “está mejor que nunca. Este año alcanzaremos el mayor monto otorgado durante la presente administración federal. Estamos en proceso de otorgar 38 millones de pesos (mdp) en incentivos”.

Aunado a lo anterior, informa que en abril de 2017 el Comité Técnico del Fondo para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía, de la Secretaría de Energía (Sener), autorizó la ampliación de recursos por 39.3 mdp a través del Acuerdo 176/2017. Este dinero es adicional a los 140.6 mdp aprobados con el fin de continuar brindando incentivos no recuperables a los municipios que realicen proyectos de eficiencia energética en el servicio de alumbrado público, de acuerdo con las características del citado Proyecto Nacional.

Al cierre de junio se autorizó el apoyo de 132.2 mdp que representan 73.4 por ciento del monto aprobado por el Fondo para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía (Fotease), ubicado en 180 mdp; además de que hay recursos disponibles por 47.7 mdp. Señala que a partir del proyecto que inició en 2010, emprendieron 33 proyectos municipales en 11 estados, que han invertido 1,856 mdp para la adquisición y sustitución de 392 mil 946 equipos.

“Llevamos 132 mdp de los 120 que otorgaron, más 60 que acaban de autorizar. La ampliación es para lo que resta de la administración. Vamos a mitad de año y estamos otorgando más que de 2013 a la fecha”, destaca el funcionario.

El ahorro estimado en el consumo de energía eléctrica es de 161 millones de kilowatts horas anuales que representan un ahorro económico de 493.4 mdp por año para las administraciones municipales.

Informa que la población beneficiada con las acciones de cambios de luminaria es de 8.3 millones de personas. Asimismo, dijo que la Conuee preparó una propuesta para incursionar hacia sistemas inteligentes de alumbrado público mediante luminarias de LED a través de la red WiFi y móvil, a fin de controlar, monitorear y medir la operación, el desempeño energético y la calidad de la iluminación por medio de un sistema de administración centralizado.

El sistema permitirá recopilar y compartir datos e información de los sistemas de alumbrado público seleccionado a través de la nube con los involucrados en el proyecto, lo cual permitirá preparar la plataforma para enlazar el concepto de ciudad inteligente y el Internet de las cosas.

Por separado, el consultor de Políticas Públicas del Sector Energético del Instituto Nacional de Administración Pública (INAP), Arturo Carranza Solana, destaca que en los últimos años se ha observado en México un esfuerzo de las autoridades del sector energético, particularmente de la Conuee, para fomentar el uso de las lámparas (LED), y afirma que ese esfuerzo se expresa en la actualización de la NOM-030-ENER-2016.

“Con dicha normatividad, que refleja las mejoras en el uso eficiente de la energía, los diferentes órdenes de gobierno tienen un incentivo para transitar a esta tecnología”, apunta el especialista.

Concluye que los programas de la administración pública federal han sido razonablemente exitosos para impulsar la tecnología LED y considera que “para que este éxito permeé en el ámbito estatal y municipal, resulta oportuno incorporar conceptos básicos de eficiencia energética en las políticas públicas locales. El espacio natural para ello se encuentra en los planes estatales y municipales de desarrollo”.

 

El cambio de luminarias públicas redundó en seguridad, menos gasto y una mejor imagen del municipio

Por Esther Arzate

A Rafael Núñez Ramírez lo llaman “el alcalde de la educación” porque ha gestionado la mayor inversión educativa de los últimos años. Ahora tal vez tendrán que llamarlo también “el presidente Municipal del alumbrado público” por sustituir todas las luminarias de la localidad que gobierna.

El alcalde de San Martín Texmelucan —tercer municipio más grande de Puebla, que cuenta con 150 mil habitantes distribuidos en la cabecera municipal y 11 juntas auxiliares (el equivalente a colonias o comunidades)—, se muestra satisfecho no sólo por haber desarrollado el proyecto para el cambio de lámparas obsoletas, ineficientes o inservibles, sino también porque se está transformando la imagen de esa localidad.

“San Martín Texmelucan era una cueva de lobos. Las calles estaban oscuras y hoy están iluminadas y limpias; hay movimiento nocturno, la gente hace deporte, podemos transitar durante la noche y se abatió la inseguridad”, explica Núñez Ramírez.

A decir del munícipe, en una calle oscura cualquiera es presa fácil para la delincuencia. Las calles oscuras de San Martín propiciaban robos y asaltos, eran inseguras. Con las 7,517 lámparas de LED que se instalaron la incidencia de este tipo de delitos disminuyó. Asimismo, detalla que antes hasta 40 jóvenes eran asaltados por día, y hoy se registran sólo 10 o 15 a la semana, principalmente jóvenes a los que les arrebatan el celular mientras hablan por teléfono en la vía pública, así que ahora se está trabajando en la difusión de acciones para evitar esos ataques y prevenir ese delito.

TECNOLOGÍA DE PUNTA PARA EVITAR FALLAS

Cada lámpara de LED tiene un sistema de geolocalización (GPS), código de barras y un número en el poste, así que cuando hay alguna falla los vecinos sólo tienen que reportar el número y la empresa encargada del mantenimiento ubica inmediatamente el lugar y reemplaza la luminaria en un máximo de 48 horas, explica.

Recuerda que por muchos años el municipio adoleció de jardines bonitos o entradas agradables. “Hoy todos los accesos al municipio están ajardinados y se cambió la jardinería del zócalo principal. Estamos embelleciendo el centro de la ciudad con el cambio de redes hidráulicas, drenajes, banquetas, iluminación, cinta asfáltica de concreto hidráulico y señalética.”

UN PROYECTO, DOBLE BENEFICIO

El programa para sustituir las luminarias no sólo embelleció la localidad y la hizo más segura, también hizo acreedor al ayuntamiento a un apoyo no recuperable con cargo al patrimonio del Fondo para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía (Fotease) por 15 por ciento de la inversión total del proyecto de sustitución autorizado, hasta un máximo de 10 millones de pesos (mdp) a la conclusión del proyecto, previa opinión técnica favorable emitida por la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee).

San Martín Texmelucan obtuvo 9 millones 756 mil pesos, es decir, casi el monto límite superior autorizado. “Ese premio lo usamos íntegramente para equipar a todo el servicio de limpia y servicios públicos: compramos herramientas, una plataforma que con un brazo permite llegar a 15 metros para pintar edificios públicos y la usamos para remodelar todo el edificio de bomberos.

También usamos el recurso para equipar al cuerpo de bomberos y Protección Civil con una ambulancia, equipo médico y una camioneta de servicio”, precisa el alcalde. También menciona que contar con luminarias eficientes mejoró los servicios públicos, ya que ahora la recolección de basura se realiza durante la noche. Los vecinos dejan las bolsas de basura en la puerta de su casa sin necesidad de esperar al camión recolector.

“Tenemos calles más iluminadas, seguras y limpias, lo que se aprovechará para impulsar el turismo”, señala el alcalde y cierra la entrevista con el compromiso de que al término de su administración cubrirá 10 por ciento del alumbrado público faltante en la demarcación.

Deja un comentario

No Announcement posts

A %d blogueros les gusta esto: