Ciudades fantasma

Ciudades, Fantasma, AntesalaRecientemente el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) anunció la ampliación del monto máximo de financiamiento para sus afiliados, que pasó de 483 mil pesos a 850 mil pesos.

Esta medida pretende mejorar las opciones de vivienda para los derechohabientes; sin embargo, la buena noticia no llega en el mejor momento para el sector.

De acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en todo el territorio existen cerca de 5 millones de casas abandonadas, que debido a una mala planeación —alejadas de los centros de estudio, de recreo y de trabajo; servicios públicos nulos o deficientes, entre otras carencias— o por la inseguridad que genera la delincuencia, conforman verdaderas ciudades fantasma.

Los expertos aseguran que este problema sólo se resolverá mediante la sinergia entre los tres órdenes de gobierno y los desarrolladores para planear esquemas en zonas con altas expectativas de éxito, así como la disminución en los costos de los permisos de construcción.

Un aspecto que motiva el abandono de las casas es la falta de opciones de movilidad que le permitan a la gente salir de sus hogares y llegar rápidamente a los centros urbanos. Basta con mirar los grandes desarrollos de vivienda social construidos en las afueras de ciudades como el
DF o Querétaro para darse cuenta que quienes ahí viven tienen que destinar una buena parte de su tiempo para salir de los fraccionamientos y volver a ellos.

A menudo, estas familias se transportan en unidades viejas y en malas condiciones. El ejemplo más claro está en los camiones conocidos popularmente como “Chimecos”, que aún se dejan ver por algunos municipios conurbados. Por eso, en la sección Expediente Abierto abordamos el tema de la sustitución de los vehículos destinados al transporte público.

En ciudades como León, Chihuahua y el Distrito Federal, la sustitución de camionetas y autobuses urbanos ha sido exitosa debido a la transformación del modelo hombre-camión a empresas concesionarias, con la capacidad de adquirir créditos para renovar las unidades.

Pero no todo el trabajo es de los transportistas. Los gobiernos estatales y municipales tienen que adecuar su marco institucional, con el fin de crear áreas encargadas de la gestión de movilidad y de verificar el buen estado de las unidades. Asimismo, las compañías armadoras pueden contribuir mediante esquemas flexibles de financiamiento y el diseño de trajes a la medida de los concesionarios.

Por otra parte, agosto es el mes de la juventud, y en estas páginas encontrará los resultados de la encuesta elaborada por Testa Marketing, los cuales revelan que, la mitad de los mexicanos cree que los jóvenes son el presente del país, aunque en ese contexto, un elevado 47.63 por ciento considera que tienen muchas posibilidades de fracaso.

Uno de los problemas que aquejan a jóvenes y adolescentes, y que ha ido en aumento en el país, es el bullying. Cada gobierno tiene una forma de hacerle frente a este problema social, y México puede aprender del ejemplo de países como Brasil, Costa Rica y El Salvador, donde se han establecido de manera clara las tareas de las instituciones oficiales para garantizar los derechos de los menores y se han puesto en marcha códigos de convivencia para las escuelas.

En nuestra sección Tips de Gestión, explicamos cómo los municipios pueden adquirir bienes muebles e inmuebles mediante el sistema de compras directas del Servicio de Administración Tributaria (SAE). El costo de los bienes se puede cubrir de contado o en pagos, y los posibles compradores pueden realizar una inspección física para cerciorarse de las condiciones en las que se encuentran.

La edición se complementa con una entrevista al alcalde de Telchac Puerto, Yucatán, José Humberto Marrufo Ramírez, quien nos habla sobre las acciones de su administración para hacer del turismo uno de los principales ejes de su economía.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: