Unidos vencen

Lo que se inició hace 30 años como una acción para facilitar el acceso a los alimentos básicos en la Sierra Norte de Puebla, ahora se ha convertido en una iniciativa comunitaria de autosustento y comercialización de productos, a través de la Cooperativa Tosepan Titataniske.

Efraín Martínez“Los retos diarios que enfrentamos muchos municipios rurales en el país para satisfacer nuestras necesidades de alimentación, vivienda, empleo y salud, entre otras, nos han llevado a coordinarnos de manera interna entre las comunidades”, afirma Efraín Martínez.

Así han surgido uniones, cooperativas y organizaciones que trabajan para mejorar su calidad de vida mediante estrategias de desarrollo autosustentables.

Una de ellas inició hace 34 años: “Ante la necesidad de resolver la adquisición de productos básicos, como azúcar, frijol o maíz a menor costo, decidimos organizarnos algunos habitantes de comunidades de la Sierra Norte de Puebla para conseguir los productos a un precio más accesible. Por ejemplo, el azúcar en aquel entonces se conseguía en la región, a 10 y 12 pesos el kilo, cuando el precio oficial era de 2.50. Entonces, con la organización de la gente se bajaron los costos hasta tres pesos.”

Efraín colabora en la Cooperativa Tosepan desde 1999 y ha trabajado junto con la población bajo la premisa de mejorar la calidad de vida de los habitantes de la sierra.

“Esos primeros logros nos motivaron a seguir trabajando para cubrir diferentes necesidades de las comunidades, un esfuerzo al que cada vez más habitantes de la región se iban uniendo. Así, en 2008 constituimos, formalmente, la Unión de Cooperativas Tosepan (UCT), organización que actualmente cuenta ya con ocho cooperativas, cada una con una vocación particular. Entre éstas destacan la venta de materiales de construcción, comercialización de productos de la región, proyectos productivos de las mujeres, servicios financieros, prevención de la salud y producción agrícola, entre otras.”

ESTRATEGIA SUSTENTABLE

AApoyo comunitarioEn cuanto al cultivo de parcelas de traspatio, esta es una de las primeras actividades que se atendieron en la organización durante los años 70, y que hoy en día están organizadas por la Cooperativa Tosepan Titataniske (unidos venceremos). “Inicialmente, la actividad principal era el cultivo de café y pimienta, de manera tradicional, pero a raíz de la crisis que sufrieron los precios del café a finales de los 80, nos dimos cuenta de que tenía que modificarse la manera de cultivar café y otros alimentos, hacia una producción orgánica, además de diversificar las parcelas.

“Entonces introdujimos otro tipo de cultivos, como el bambú, el rescate de la producción de la miel de la abeja melipona —que también se realiza actualmente de manera orgánica—, y empezamos a trabajar en hortalizas de productos de la región, como quelites y chitelpin.

“Para migrar hacia una producción orgánica, en la Cooperativa buscamos la experiencia de organizaciones en otras entidades, como Chiapas y Oaxaca, que nos asesoraron para acercarnos a la certificadora de productos orgánicos Certimex.

“Gracias a todo eso, actualmente exportamos hasta tres contenedores de café orgánico a países como Japón y Alemania. El resto de los productos que generamos, los cuáles han mejorado considerablemente en calidad, se destinan para el consumo local.”

ORGANIZACIÓN DEMOCRÁTICA

CaféLa Tosepan Titataniske tiene actualmente 1,300 socios orgánicos, e involucra a 17 mil 500 familias de aproximadamente 222 comunidades de origen náhuatl y totonaca de la Sierra Norte de Puebla. “En cada cooperativa contamos con una mesa directiva que representa a sus miembros, conformada por gente elegida entre los socios de la misma organización”. A su vez, integrantes de las mesas directivas son propuestos por los socios para ser parte del Consejo de Administración de la UCT.

Una vez nombrados los candidatos, después de capacitarse durante una semana, presentan un plan de trabajo para los cinco años que dura la administración del Consejo electo. Posteriormente se analizan las propuestas y los miembros de las mesas directivas hacen la selección de los tres representantes del consejo de administración y tres de vigilancia, con los cargos de presidente, secretario y tesorero.

Para ser socio de Tosepan Titataniske sólo es necesario ser un pequeño productor —la mayoría de los cultivos son de traspatio, y los productores elaboran sus propios abonos—, no intermediario, y participar de manera activa y regular en las reuniones mensuales de la Cooperativa. “Entre los principales beneficios que obtienen los miembros de nuestra organización destacan la asesoría para mejorar la calidad y cantidad de sus cultivos, su aprovechamiento máximo, así como el apoyo para comercializarlos más fácilmente y con mayores ganancias.

“La cooperativa apoya en todo. La Tosepan tiene un grupo de promotores que se dedican al apoyo directo de los productores, a darles capacitación, orientación, manejo de las parcelas con este sistema de producción orgánica.

“Tenemos reuniones cada ocho días, los jueves. Los productores traen sus cultivos, es como un pequeño mercadito en donde se ofrece a la gente local los productos, y lo que no se vende ahí lo adquieren los restaurantes del proyecto de ecoturismo, para aprovecharlo en la elaboración de los platillos.”

Además de lo anterior, como las diferentes cooperativas de la UCT están interconectadas, al ser socio de una se puede tener acceso a los beneficios de las demás, como en la atención de la salud; mejoramiento de la vivienda; el uso de ecotecnias; servicios de ahorro, crédito y seguros de vida, entre otros.

“En busca del desarrollo de éstas, incluyendo la Tosepan Titataniske, entre nuestros proyectos a futuro destaca la consti-tución de un centro comercial distinto a los que hay en el mercado nacional, que cuente con cafetería, tiendas de artesanías y donde el productor pueda ofrecer las frutas, verduras y diversos productos que cultiva, además de platillos de la cocina regional.

Barro“Si bien hemos buscado apoyos mediante la presentación de proyectos en ventanillas de instancias de gobierno, como la Secretaría de Agricultura (Sagarpa), el trabajo de las cooperativas se ha enfocado en lograr un desarrollo ‘autosostenible’, por lo que la mayoría de los recursos que hemos necesitado para impulsar los diferentes proyectos han sido generados de manera interna y entre los miembros de las comunidades involucradas.”

Así, la población ha logrado avanzar además de resolver los problemas que se presentan en la región.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: