Seguir viendo

Nuevo capítulo de la novela Dragon Mart Cancún

 

Dragon Mart Cancún ha sido un proyecto polémico desde el momento mismo en que fue anunciado -2011-, hasta la fecha.

Por alrededor de dos años, la obra enfrentó a los gobiernos estatal y federal contra el municipal, encabezado entonces por el alcalde Julián Ricalde, quien acusó públicamente al gobierno del estado de solapar una inversión dañina en lo ambiental para la región y en lo en lo económico para el país.

Del gobierno federal, lo que denunció reiteradamente el alcalde fue que simplemente había hecho mutis ante la amenaza china implícita en el proyecto.

La construcción del que será un centro de exhibición permanente de mercancías chinas, arrancó en diciembre pasado y se planeaba terminar en abril de 2015. Al ser concluido, este complejo convertiría a México en el más grande distribuidor de mercancías chinas en América.

En los primeros meses de este año, la construcción avanzó bajo control relativo, pero hace un par de días, todo cambió. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) determinó que el proyecto Dragon Mart siempre sí requiere tramitar una Manifestación de Impacto Ambiental (MIA) ante Semarnat, debido a que el predio donde actualmente se erigirá este complejo tiene áreas forestales de jurisdicción federal.

A pesar de ello, la Profepa dio a conocer que no ha podido proceder con la clausura de la construcción, debido a que tanto los inversionistas de Dragon Mart Cancún, como el propietario del terreno donde se construye, interpusieron amparos que los protegen.

En resumen, las dependencias federales tardaron casi tres años para intervenir y ahora que lo hicieron, no obtuvieron buenos resultados. Quedamos en espera del siguiente capítulo del drama: “Dragón contra un país”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: