Seguir viendo

Año nuevo

Inicia un año con grandes expectativas. Desde el punto de vista electoral, 2019 será escenario de elecciones locales en cinco entidades de la república, en una de ellas, Baja California, se elegirá gobernador, además de ayuntamientos y Congreso Local. En Aguascalientes y Durango se elegirán ayuntamientos y en Tamaulipas y Quintana Roo se renovará el Congreso Local. Serán las primeras elecciones ordinarias en la administración de López Obrador.

Como cualquier elección, se evaluarán los gobiernos actuales. Pesarán mucho en los resultados las percepciones de los funcionarios públicos locales, pero también influirá la imagen que haya proyectado en sus primeros meses el gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO). Se dirá que es muy poco tiempo para hacer una evaluación, pero el elector tiene sus propios mecanismos para definir su voto. Por otra parte, el prestigio del nuevo Presidente será un soporte importante para los candidatos de Morena.

Entre los 100 compromisos mencionados por AMLO en sus discursos de toma de posesión, destacan los que tendrían que ser una realidad durante 2019. Por un lado, se prometieron muchas reformas legales que sin duda serán abordadas por la nueva legislatura. Algunas de ellas son relevantes en la construcción de una nueva forma de ejercer el poder, como la eliminación del fuero, hacer de la corrupción y el fraude electoral delitos graves, eliminar las pensiones a los ex presidentes o la reducción de salarios de los altos funcionarios públicos. Si bien serán cambios importantes, no necesariamente repercuten en beneficios directos para la mayoría de los mexicanos. Lo mismo ocurre con temas como la venta del avión presidencial o incluso con la creación de una comisión para investigar los sucesos de Ayotzinapa.

Caso distinto son las promesas encaminadas a mejorar la seguridad. Sin embargo, para el ciudadano común, tener reuniones todos los días con el gabinete de seguridad o la misma creación de la Guardia Nacional, sólo tendrá sentido si se reducen los niveles de violencia y la delincuencia organizada. Eso estará por verse, y ciertamente, seis meses serán pocos para obtener resultados claros. La pregunta es, ¿cuánto durará el periodo de gracia de los electores para esperar resultados tangibles?

Otro paquete de promesas que sí repercutirá de inmediato en algunos ciudadanos: la creación en 2019 de 100 universidades gratuitas; las becas para estudiantes de primaria y secundaria; las becas de 800 pesos para estudiantes de bachillerato, técnico, vocacionales y preparatorias públicas; o las becas de 2,400 pesos mensuales para 300 mil jóvenes que ingresen a las universidades. El éxito de estas políticas será la eficiencia en su diseño, aplicación, evaluación y difusión de resultados.

En los medios seguirán los debates sobre otras políticas como la cancelación del aeropuerto en Texcoco. Sin duda, 2019 no será del todo fácil para el gobierno entrante. El Presidente tiene razón al pedir paciencia para lograr la transformación. La reducción de la corrupción, incluso si se da con la celeridad que anuncia el Presidente, no necesariamente será percibida con la misma inmediatez por los ciudadanos.

Será un año interesante en el que se pondrá a prueba la eficiencia del gobierno entrante para aplicar nuevas políticas públicas, cumplir expectativas, mantener la estabilidad económica y el bono político que le permita al Presidente continuar con éxito su sexenio. Las elecciones de este año serán importantes como indicadores de la evolución del gobierno, al final habrá que evaluar el conjunto de las nuevas políticas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: