Después de 100 días, la información es el mejor aliado de los gobiernos

En los primeros 100 días del Gobierno Federal se tomaron diversas decisiones que han trastocado la forma de enfrentar los problemas públicos en el país. Quiero centrarme en dos de esas decisiones que tienen implicaciones directas para los municipios: el plan contra el robo de hidrocarburos y la Guardia Nacional. Para ser exitosas, ambas medidas requieren una coordinación intergubernamental. Especialmente los alcaldes deben estar alerta de la distribución de atribuciones y recursos, pues las repercusiones de estas estrategias serán visibles en las localidades de su jurisdicción. Deberán rendir cuentas a los ciudadanos sobre su colaboración para implementar acciones y la forma en que protegen los derechos humanos y la vida digna de la población.

La información pública es la clave para que las autoridades municipales conozcan a cabalidad los marcos de atribuciones, las transferencias que deben recibir para financiar los programas públicos, así como los contrapesos y mecanismos de rendición de cuentas a los que pueden recurrir en caso de abusos de poder o invasión de competencias. De este modo, rendirán cuentas claras a las instancias fiscalizadoras y a la población. Esto último aumentará la confianza y, por ende, la colaboración ciudadana activa, factor fundamental para el desarrollo de las estrategias.

En ese sentido, los alcaldes de México pueden plantearse preguntas como la siguiente: ¿Cómo se coordinarán las distintas instancias del Gobierno Federal con los municipios donde pasan ductos de Pemex? Por un lado, el Presidente anunció un programa de bienestar para 94 municipios en los que hay presencia de ductos para ofrecer fuentes de ingreso alternativas legales, y por otro, intervendrá directamente con presencia militar para proteger los ductos y controlar el aumento de 53 por ciento de violencia en el último año.

Otras preguntas podrían ser: ¿Los programas sociales federales responden a las necesidades de la población municipal? ¿Se prevén medidas para mitigar las implicaciones de la presencia militar? ¿Cómo se coordinará la Guardia Nacional con las policías estatales y municipales? ¿Cómo se fortalecerá a estas últimas? ¿Habrá cambios en los esquemas de coordinación fiscal?

En cuanto al control del huachicoleo, la coordinación de los 94 municipios contemplados en el plan con los gobiernos estatales y Federal ya está en marcha. Varios programas sociales prioritarios del Poder Ejecutivo están incluidos en el plan, por ejemplo, Producción para el Bienestar, Jóvenes Construyendo el Futuro, Tandas para el Bienestar y Becas Benito Juárez.

Por otro lado, en cuanto a la Guardia Nacional, los nuevos esquemas de coordinación están por iniciar. Cambiará la dinámica de transmisión de información, pues a partir de la reforma, el Gobierno Federal aportará y recibirá información de los estados y municipios, cuando antes sólo se limitaba a recibirla. Además, los municipios deberán mostrar capacidad para complementar las tareas de seguridad con la Guardia Nacional.

La democracia vive un momento de sana inquietud y cuestionamiento. De ser necesario, los alcaldes de México deberán representar a sus municipios ante otros poderes para advertir sobre posibles confusiones y desacuerdos que retrasarían la erradicación del huachicoleo, la inseguridad y la violencia. La información pública sirve para enfrentar los nuevos retos que se les plantean y responder a las expectativas ciudadanas.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: