Información pública ¿para todos?

Publicado Por

El autor es comisionado del INAI y coordinador de la Comisión de Gobierno Abierto y Transparencia Twitter: @joelsas

En México las desigualdades también se expresan en el acceso a la información pública. El espíritu del Artículo 6° constitucional aún no se garantiza, porque hay personas que ignoran poseer este derecho o que no pueden ejercerlo.

Esto se observa sobre todo a nivel municipal porque no todos los gobiernos locales tienen la capacidad para informar y ser transparentes. Primero, el periodo de administración municipal de tres años puede no ser suficiente para impulsar el acceso a la información a cada uno de los habitantes de su demarcación. Si un alcalde da pasos claros y contundentes, la población podrá reconocerlo con la reelección y así asegurar que no se detendrán los avances en acceso a la información pública. Segundo, hay una marcada diferencia de capacidades entre municipios. Se requieren voluntad política y recursos públicos para diseñar políticas de transparencia efectivas, sobre todo en los municipios más pobres o con menor acceso a tecnologías.

La Ley General de la materia reconoce las diferencias entre municipios. En su Artículo Décimo Transitorio establece que los municipios con población menor a 70 mil habitantes cumplirán con sus obligaciones de transparencia según sus posibilidades presupuestarias, sin perjuicio de los plazos, términos y condiciones previstas. Estos municipios pueden solicitar apoyo del respectivo organismo garante estatal (OGE), de manera subsidiaria para divulgar vía Internet dichas obligaciones. Este artículo transitorio permanecerá vigente en tanto el Sistema Nacional de Transparencia (SNT) emite lineamientos, mecanismos y criterios para determinar las acciones a tomar.

Hoy es necesario cambiar la lógica de trabajo de la Comisión de Asuntos de Entidades Federativas y Municipios del SNT para asegurar que las desigualdades sociales no se repitan en el derecho de acceso a la información pública. Hasta ahora el SNT ha trabajado en la emisión de la normatividad que apoye la coordinación de sus miembros, regule el cumplimiento de obligaciones de transparencia y la transparencia proactiva, además de organizar información, entre otros asuntos. Se trata de lineamientos generales necesarios para estandarizar la información que se publica en el país bajo una lógica de arriba-abajo.

Sin embargo, para que todos los municipios puedan garantizar el acceso a la información de sus habitantes, es necesario un cambio de perspectiva basado en las particularidades y la diversidad. Por sus atribuciones, corresponde a la Comisión de Asuntos de Entidades Federativas y Municipios del SNT trabajar coordinadamente con los alcaldes para adoptar una lógica que permita conocer las necesidades de los municipios y posteriormente emitir normativa e implementar políticas públicas.

Algunos OGE ya trabajan con sus municipios. En Campeche, hacen ver que es posible usar medios alternativos como gacetas o periódicos murales en el palacio municipal, escuelas y lugares públicos, en tanto cuenten con recursos y medios electrónicos suficientes.

Hoy es necesario que la perspectiva en la hechura de políticas públicas de transparencia en México se configure de abajo hacia arriba. Los alcaldes pueden acercarse a los OGE para transmitir las inquietudes de sus gobernados, para que éstos a su vez hagan saber al SNT la importancia de abrir agendas de transparencia y acceso a información pública más enfocadas a las necesidades de la población. Es tiempo de que los alcaldes de México, los OGE y el SNT trabajemos de la mano para construir un país en el que cualquiera que desee ejercer su derecho de acceso a la información pública lo pueda hacer.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: