¿Mejorar en tiempos de elecciones? ¡Sí!

Publicado Por

El autor es comisionado del INAI y coordinador de la Comisión de Gobierno Abierto y Transparencia Twitter: @joelsas

Las elecciones de 2018 serán las más complejas que hayan tenido lugar en México. Esto es porque no sólo está en disputa la Presidencia del país, sino 3,400 cargos de elección popular en 30 de las 32 entidades federativas. La mayor parte de ellos son para renovar ayuntamientos, el nivel de gobierno que debe velar por localidades y municipios donde la vida cotidiana sea digna. Deben ser el gobierno más cercano a la población, pero esto los hace los primeros receptores de los reclamos sociales, mismos que no siempre está en sus posibilidades responder. Los candidatos a ocupar cargos públicos en ayuntamientos deben asumir este reto, y también deben saber que no es imposible de cumplir. Ya hay municipios que adelantan soluciones exitosas. Algunas han sido compartidas en espacios como el Foro Alcaldes Hablando con Alcaldes, Crecer en Tiempos de Elecciones.

Es crucial abrir espacios de diálogo como éste para confirmar que sí es posible responder a los principales reclamos sociales empezando por lo local, donde cualquier impacto positivo que es detectado inmediatamente restaura la confianza en las autoridades.

En el foro participaron presidentes municipales y representantes del sector privado. Sus experiencias tienen en común tres aspectos: son impulsadas por liderazgos contundentes; se implementan bajo un enfoque colaborativo e inclusivo, es decir, se operan con participación ciudadana, y su objetivo es asegurar que realmente mejore la vida de la población. Por parte de los alcaldes, conocí tres experiencias. En Huixquilucan, el edil impulsa un enfoque integral de seguridad pública y prevención del delito. Busca dignificar el trabajo de la policía municipal y promueve eventos para la integración familiar. En Cuautitlán Izcalli, el munícipe, ex medallista olímpico, impulsa el deporte amateur y la actividad física inclusiva en espacios públicos recuperados con coinversión de recursos federales y municipales. En Mérida, explicó el ex alcalde, se preserva celosamente la identidad de la ciudad a partir de la colaboración con sociedad civil vinculada a temas de urbanismo, arquitectura o medioambiente.

También conocí los proyectos de tres empresas: Seguritech, que usa la tecnología para prevenir el delito y salvaguardar la seguridad; Comex, que a través del proyecto ColorMaps provee pintura para resignificar los hogares de zonas populares embelleciéndolos y visibilizándolos a través de Street view de Google; y Clear Channel Mexico, quienes diseñaron el programa Ecobici en la Ciudad de México, primero en su tipo en Latinoamérica. Estas empresas tienen enfoques corporativos completamente volcados al servicio a la comunidad, la creación de economías de escala, la corresponsabilidad con los beneficiarios y las autoridades locales, así como el uso de las tecnologías.

En la Cumbre de Gobierno Abierto que organizó recientemente el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (Inai) se intercambiaron más experiencias. Por ejemplo, la eliminación de ladrilleras en la capital de Durango para reducir la contaminación. Esta iniciativa fue premiada por el Inai como mejor práctica nacional de gobierno abierto local porque involucró activamente a la población, la sociedad civil organizada y a las autoridades locales. Como las anteriores, es una muestra de que el diálogo y la colaboración son la clave para mejorar.

No siempre es necesario ofrecer soluciones espectaculares; basta con propuestas priorizadas, claras y viables. La función de quienes gobernarán los municipios a partir de 2018 es hacer estas propuestas y para ello es útil que conozcan experiencias exitosas como las ya descritas. Enhorabuena, revista Alcaldes de México, por estos años de promover la reflexión y la innovación de los gobiernos locales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: