Transparencia en el deporte desde los municipios

México tiene un problema de enfermedades relacionadas con el sedentarismo y la obesidad. Además, existen millones de jóvenes que necesitan un camino diferente al de la violencia y la delincuencia. Mediante el deporte se puede hacer frente a los problemas de salud y dar una alternativa a la violencia. Sin embargo, menos de la mitad de la población realiza ejercicio en su tiempo libre. Los municipios, al ser la primera línea en tareas de promoción y desarrollo de actividad deportiva, son fundamentales. Por esta razón, el objetivo del Programa para la promoción de la cultura física y el deporte que implementa la Comisión Nacional de Cultura Física y Deporte (Conade) es que los ciudadanos hagamos deporte.

Estos objetivos no pueden cumplirse sin la intervención de los ciudadanos y el apoyo de los alcaldes de México. El municipio es el que administra las instalaciones deportivas de las comunidades, duelas, gimnasios, albercas públicas, donde se organizan actividades recreativas y de esparcimiento para fomentar la iniciación e integración al deporte. Es donde comienza la búsqueda de más personas que practiquen el deporte y donde nacen los futuros atletas de alto rendimiento. Ahí surge la práctica regular, organizada e incluyente del deporte, ahí las niñas y niños crean el hábito deportivo desde temprana edad y ahí se detectan los talentos que en el futuro representarán a México internacionalmente.

Para que los ayuntamientos cumplan estas funciones existen recursos públicos que les son transferidos por la Conade bajo ciertos requisitos definidos en unas reglas de operación. Este año el presupuesto de la Comisión Nacional del Deporte es de a 1,730 millones de pesos (mdp), mientras que el año pasado fue de 2,145 mdp. Pese al recorte, prevalecen apoyos a los municipios. En este contexto, la información pública debe jugar un papel relevante. En primer lugar, permitirá a los alcaldes de México, conocer los apoyos y los requisitos para acceder a estos recursos. En segundo lugar, la información pública es necesaria para dar pie a lógicas de colaboración entre la población, autoridades, empresas, federaciones deportivas y expertos que permitan identificar las actividades deportivas más adecuadas a las preferencias y características de cada municipio.

Por otro lado, la nueva administración federal creó nuevos programas externos a la Conade para apoyar el desarrollo de deportes específicos como el béisbol, boxeo y la caminata, que de acuerdo con declaraciones del Presidente, recibirán 500 mdp. Hasta hoy no se han publicado los lineamientos o reglas de operación que controlarán la presupuestación, gestión y seguimiento de resultados para estos programas, tampoco se sabe si los municipios podrán acceder a estos recursos para invertirlos en sus territorios. En su momento los alcaldes de México podrían requerir esta información y difundirla entre la población.

Al hacerlo, promoverían el deporte y la actividad física para fortalecer el tejido social y ser semillero de talentos de alto rendimiento. Por ejemplo, la copa Benito Juárez se celebra cada marzo en San Pablo Guelatao, Oaxaca. En este torneo de baloncesto participan miles de niñas y niños indígenas ya que es un deporte con arraigo en el estado; sin embargo, no existen jugadores oaxaqueños en la selección nacional de baloncesto. Las niñas y niños dejan de practicar este deporte de forma organizada por la falta de entrenadores capacitados o recursos. Procuremos desde el municipio hasta la federación que el deporte no sea un lujo sino un verdadero derecho.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: