El mundo poscovid será mejor, pero transición va a ser costosa y dolorosa: Gobernador de Colima

Por Isaías Ocampo

Alcaldes de México | 8 de mayo de 2020.- México y el mundo están enfrentando una situación extraordinaria con retos brutales por delante, pero una vez superados el planeta será un mejor lugar, sin embargo la transición será costosa, dolorosa y durará algunos años, opinó el gobernador de Colima, José Ignacio Peralta Sánchez durante la sesión de Facebook Live #CovidAlcaldes de Alcaldes de México.

Para lograr salir de esta situación, “es cuestión de solidarizarnos y tomar las decisiones adecuadas”, señaló el gobernador de Colima, quien previamente señaló que “necesitamos entender hacia dónde vamos, tener el análisis, la visión y prepararnos. El mundo poscovid va a ser mejor, el problema va a ser la transición costosa, dolorosa y de algunos años”.

Ante este panorama, el mandatario colimense dijo que es mejor pensar que se está exagerando con las medidas contra la propagación del coronavirus SARS-CoV2 que no actuar de manera oportuna. Así aseguró que se actuó en Colima, el estado con el menor número de casos confirmados de COVID-19 y decesos por dicha enfermedad.

“Cuando se da el primer caso en México, el 28 de febrero, entonces ya habíamos hecho mucho análisis y tomamos decisiones muy claras”, recordó. Para el 17 de marzo, expuso, ya se habían ordenado las siguientes medidas:

  • Instalación de filtros sanitarios en las tres centrales de camiones, 2 aeropuertos, accesos carreteros y el puerto de Manzanillo.
  • Suspensión de clases cuatro días antes de lo que ordenó la Secretaría de Educación Pública (SEP).
  • Reunión con los empresarios para platicar sobre sus preocupaciones y tomar decisiones como cerrar negocios y limitar la movilidad.
  • Cierre de playas e intensa actividad en redes sociales para informar a la población.
  • Diseño de programa alimentario para la población vulnerable.

El gobernador Ignacio Peralta confía en que los colimenses puedan seguir atendiendo las indicaciones de las autoridades de salud local y federal, pues apela a la conciencia que se ha generado entre la población a causa de estar acostumbrada a enfrentar emergencias como huracanes y terremotos, lo que ha hecho que la población actúe con alto nivel de responsabilidad.

Insistió en que el golpe hacia adelante va a ser “cataclísmico”, con afectaciones económicas que no se han visto en los últimos 20 o 30 años. “Después de la crisis del 94 la economía cayó 6% y en la de 2009 por la crisis hipotecaria cayó 5%”, recordó, por lo que señala que los pronósticos para esta ocasión superarán una caída del 7%.

“A principios de este año ya se veía un problema serio sin COVID-19, México venía por una ruta de -2% para el PIB, así que no puede echársele la culpa total a la pandemia, ya había decisiones erróneas que generaban crisis, los pronósticos están ya en -7%”, indicó.

Dijo que ahora es necesario analizar de qué tamaño viene la crisis y qué estamos haciendo ahora para mitigar y contener el efecto negativo, donde estados y municipios tendrán problemas hasta para pagar lo esencial como alumbrado público, agua potable y nómina de sus empleados. “En economía el panorama es muy complicado, hay que preverlo y prepararse”.

Señaló que ante la emergencia e incertidumbre hay que actuar de manera oportuna, por lo pronto en Colima el gobernador propuso algunas acciones al Congreso local que ya fueron aprobadas, entre ellas se encuentran:

  • Condonación al 100% del impuesto sobre la nómina a todas las empresas de uno a 10 empleados durante toda la pandemia y para empresas mayores prórroga para que puedan pagar después de la emergencia.
  • Condonación al 100% del impuesto sobre el hospedaje al sector hotelero.
  • Suministro de agua sin cortes a deudores.
  • Solicitud de apoyo federal con un paquete económico anticíclico y atención al sector empresarial.

Una vez que se tenga definida una fecha para reiniciar las actividades económicas, el gobernador de Colima señaló que se hará de forma escalonada, para que actividades de servicios puedan comenzar su trabajo con protocolos vigentes hasta que se cuente con una vacuna contra el nuevo coronavirus.

“Para reactivar la economía se va a tener que convivir con la presencia del virus, pero la preocupación es la misma, que no colapse el sistema de salud y eso provoque alta letalidad; no podemos tener una economía parada, es desperdicio tener confinados a quienes pueden estar activos siempre y cuando cumplan con los protocolos que eviten contagios”, indicó.

Ve a continuación toda la conversación:

Deja un comentario

83031
A %d blogueros les gusta esto: