Revisan estrategia para atender pandemia por COVID-19 en Hidalgo

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, y el gobernador del estado de Hidalgo, Omar Fayad Meneses, sostuvieron una reunión de trabajo donde revisaron la reconversión de camas hospitalarias para atender enfermos por COVID-19, proyecciones de la curva epidemiológica, estrategia sectorial del proceso de vacunación y acuerdos sobre proyectos de infraestructura hospitalaria.

Ambos funcionarios revisaron el avance de las obras del Hospital General de Zona (HGZ) No. 36 en Pachuca; así como una supervisión al Área COVID que tendrá una capacidad de 67 camas, para la atención de pacientes convalecientes por esta enfermedad.

La superficie del Área COVID es de 5 mil 441 metros cuadrados, distribuido en planta baja con consultorios, farmacia, acceso a tococirugía, observación menores, observación adultos, jefe de servicio (RPBI, aseo y secretaria), ginecobstetricia de alto riesgo, jefe de tococirugía, pasillo de circulación técnica, cuartos de labor 1-10, cuarto de choque 1 y 2, observación intermedia corta, curaciones y yesos, y sanitarios.

Dicho espacio contará con 299 trabajadores de la salud para recibir a pacientes referidos de alguna de las unidades de atención COVID del estado: Tulancingo, Tepeji del Río de Ocampo, Tula, Pachuca, Ciudad Sahagún y Tizayuca.

Las obras del área de expansión del HGZ No. 36, se encuentran en su etapa final de construcción y se prevé que en próximos días entre en funciones.

La unidad hospitalaria beneficiará a una población de 170 mil derechohabientes, a más de 80 municipios y permitirá la despresurización de hospitales en la Ciudad de México y Estado de México.

Zoé Robledo indicó que ante el incremento de contagios que ha habido en Hidalgo y el aumento de casos que han requerido hospitalización, se tomó la decisión de utilizar la misma estrategia que el Instituto ha llevado a cabo en Ciudad Acuña, Tapachula, Bahía de Banderas y en la Ciudad de México; antes de inaugurar o pensar en la operación plena del hospital, es necesario habilitar camas para que atiendan a pacientes con COVID-19.

“Creemos que lo mejor que puede hacerse con obras nuevas no es inaugurarlas, sino ponerlas al servicio de la población en este contexto que estamos viviendo con la pandemia”, refirió.

Por su parte, el gobernador Omar Fayad consideró que la infraestructura hospitalaria es un proyecto que demuestra la cercana y eficiente colaboración entre el Gobierno de México y el de Hidalgo. Además, representa una acción adicional del Operativo Escudo, que a la fecha está integrado por más de 30 medidas sanitarias, diseñadas para proteger la salud de la población hidalguense.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: