Seguir viendo

Entidades ponen manos a la obra

Rafael GutierrezMientras en los mercados internacionales se reconoce el fenómeno del mexican moment, que es resultado de la estabilidad macroeconómica y de la aprobación de reformas estructurales, en el país aún hay mucho por hacer para que esos avances se reflejen en mayor medida entre la población.

Así, con un enfoque especializado hacia sectores productivos específicos, y ya no hacia el sector empresarial en general, las entidades federativas han impulsado una serie de acciones para potenciar el crecimiento económico, explica el presidente de la Asociación Mexicana de Secretarios de Desarrollo Económico (AMSDE), Rafael Gutiérrez Villalobos.

En entrevista, el también secretario de Desarrollo Económico de Colima destaca que para la asociación es claro que se requiere una política industrial eficiente que permita el desarrollo puntual de sectores estratégicos de la economía, es decir, consideramos necesario dar un giro a la política de fomento empresarial.

“Existe un consenso en que el manejo de la política pública enfocada al desarrollo económico regional tiene su sustento en tres ejes principales: innovación, fomento del mercado interno a través de los emprendedores y las empresas de menor tamaño, y el desarrollo de infraestructura productiva”, menciona.

México requiere hacer un uso eficiente de sus recursos, agrega, y es por ello que “se pretende estimular de manera selectiva a industrias específicas y no a sectores empresariales en general, como antaño se realizaba”.

Esto es fundamental dado el esquema mundial de producción y de las reformas implementadas por el Gobierno Federal, lo cual abre un panorama de oportunidades industriales además del propio dinamismo de segmantos como el automotriz, aeronáutico y manufactura de electrónicos.

En materia de innovación y desarrollo tecnológico, 2014 representa el sexto año de la operación del Programa de Estímulos a la Innovación, que la AMSDE opera en forma conjunta con el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), explica Gutiérrez Villalobos.

Indice de competitividadEl programa reporta una penetración relevante en las empresas con potencial innovador, además de contar con buena respuesta por parte de los empresarios y emprendedores, detalla.

“Los resultados han sido alentadores, cada año se han apoyado en promedio 500 proyectos, el presupuesto del programa ha ido en aumento y para el presente ejercicio se asignaron 4 mil millones de pesos (mdp)”, afirma. Los proyectos aprobados han dado como resultados productos nuevos, mejora de procesos y registro de patentes, pero sobre todo el programa ha sido un factor decisivo para detonar la vinculación entre las instituciones académicas y el sector empresarial, que son la base de todo proceso de innovación y desarrollo tecnológico.

Respecto de la inversión extranjera directa, es claro que jugará un papel muy importante dadas las reformas estructurales aprobadas por el Congreso de la Unión, menciona el presidente de la AMSDE.

De acuerdo con cifras reveladas en diciembre por el presidente de México, Enrique Peña Nieto, al tercer trimestre de 2013 se registró la captación de inversión extranjera directa por más de 28 mil millones de dólares (mdd), lo que representó prácticamente el doble del monto que México recibió en 2012.

“Lo importante de las reformas estructurales es conducir un proceso en el cual logremos crear encadenamientos productivos serios con las empresas nacionales, las pequeñas y medianas empresas (Pymes), y es en lo que estamos trabajando”, destaca Gutiérrez Villalobos.

Además, desde 2013 la AMSDE inició trabajos con la Secretaría de Economía y con el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem) para definir los sectores estratégicos por cada entidad federativa para impulsar la política industrial. “Los gobiernos de los estados se beneficiaron con una bolsa de poco más de 800 mdp para empujar los proyectos estratégicos dirigidos a Pymes y emprendedores”, dice el funcionario.

Durante 2014, en forma conjunta con el Inadem se ha establecido una estrategia a través de la cual los empresarios puedan acceder a recursos del Fondo Nacional Emprendedor en un menor tiempo, además de poder fondear proyectos estratégicos estatales a través de instrumentos específicos que permitan contar con una mayor eficiencia en la aplicación del dinero. “El objetivo es fortalecer el mercado interno, de tal manera que este sea el puntal del crecimiento económico en los próximos cinco años”, afirma Rafael Gutiérrez Villalobos.

Los retos por enfrentar

EnsambladoraAdicionalmente a los esfuerzos que realizan las entidades federativas, es importante que los gobiernos municipales compartan la responsabilidad de impulsar la innovación, como ocurre en algunas localidades de Estados Unidos, destaca la directora del Programa de Competitividad Urbana del Instituto Mexicano para la Competitividad (Imco), Gabriela Alarcón Esteva.

“Los municipios no tienen atribuciones en temas económicos”, destaca, pero existen instituciones como el Tecnológico de Monterrey o la Universidad Aeronáutica en Querétaro que cuentan con programas interesantes sobre la materia.

En cuanto a la captación de inversiones extranjeras sería conveniente que los estados apliquen un enfoque más novedoso y ofrezcan mejores condiciones que únicamente incentivos fiscales, agrega, además de buscar convenios para que se impulse el trabajo con proveedores nacionales. Algunas ciudades de países europeos y de Estados Unidos también han trabajado para ofrecer condiciones de calidad de vida que funcionen como un elemento de atracción para el talento que acompaña los proyectos productivos, menciona la especialista.

Con respecto a la estrategia para impulsar el emprendedurismo, es importante que los gobiernos estatales ofrezcan más que mecanismos de financiamiento, resalta Alarcón Esteva, como buscar asesoría técnica en todos los aspectos de la empresa naciente.

“México tiene niveles de capital de riesgo muy bajos, e incluso en Latinoamérica estamos por debajo de países con un nivel de ingreso similar al nuestro, como Chile y Brasil, e incluso Argentina”, advierte.

Los gobiernos estatales y locales todavía pueden hacer mucho, afirma, como generar ecosistemas empresariales y espacios de convivencia que permitan encuentros casuales para intercambiar ideas, lo que se traducirá en una mayor innovación.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: