Seguir viendo

Frontera sur, imposible detener a inmigrantes

El ingreso de extranjeros por Chiapas es irreversible, más vale aprovechar sus aportaciones

 

La migración es un fenómeno social irreversible. De acuerdo con la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), los casi 12 millones de mexicanos que viven en Estados Unidos generan alrededor del 8 por ciento del producto interno bruto (PIB) de esa nación. Y para el caso de los extranjeros que llegan a México, el impacto no deja de ser positivo. Muestra de ello es la aportación que generan los ciudadanos provenientes del exterior y que se asientan en el país, ya sea para desarrollar un negocio, desempeñar actividades laborales o impulsar el mercado interno al comprar productos en el país.

Martha Luz Rojas Wiesner

Martha Luz Rojas Wiesner

Si bien no hay estimación que cuantifique la aportación de los inmigrantes a la economía mexicana, lo cierto es que hay claros testimonios que pueden dimensionar su contribución, como la participación de jornaleros guatemaltecos en la producción de café en la región chiapaneca del Soconusco, para colocar a Chiapas como productor líder de ese grano a nivel mundial. “La actividad económica en esa zona del país no podría entenderse sin la colaboración de los trabajadores guatemaltecos”, asegura Martha Luz Rojas Wiesner, investigadora de El Colegio de la Frontera Sur.

EXTRANJEROS EN MÉXICO

La crisis que enfrentan desde 2008 las principales potencias económicas del mundo, como Europa y Estados Unidos, provocó que México se colocara como uno de los destinos preferidos para extranjeros que desean emprender un negocio o aprovechar oportunidades de empleo, con todo y los problemas de inseguridad que enfrenta el país. Tan sólo entre 2008 y 2010, la concesión de formas migratorias aumentó 54 por ciento, según datos del Instituto Nacional de Migración (INM).

En ese sentido, de acuerdo con el último Censo de Población y Vivienda del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), en 2010 vivían en el país cerca de 1 millón de extranjeros, que representaron cerca de 1 por ciento de la población total. Actualmente los estadounidenses son la principal población de extranjeros residentes en México, al representar 76.8 por ciento del total, seguidos por los guatemaltecos con 3.7 por ciento, y en tercer lugar los españoles con 2 por ciento.

Sin embargo, se estima que la estancia de la gran mayoría de los extranjeros en México es irregular, pues cálculos oficiales apuntan a que sólo 3 de cada 10 tienen una acreditación migratoria, condición que los sitúa en vulnerabilidad física y legal.

EXISTEN Y NO SUMAN A LA ESTADÍSTICA

Según datos del INEGI, mientras en Guadalajara, Jalisco, vive la comunidad de estadounidenses más extensa en el país, en Chiapas vive la población más numerosa de ciudadanos centroamericanos, como guatemaltecos, hondureños y nicaragüenses, es decir, cada región del país se coloca como destino preferido de poblaciones foráneas, con retos y oportunidades consecuentes.

Los estados fronterizos del sur, como Chiapas y Tabasco, no sólo se posicionan como puerta de entrada y paso de migrantes centroamericanos en busca del llamado “sueño americano”, sino que se han constituido como receptores de ciudadanos, tal es el caso de los guatemaltecos, que trabajan y consumen en territorio mexicano.

0Martha Luz Rojas expone que por razones culturales, económicas y sociales, las fronteras entre México y Guatemala han estado conectadas desde tiempos prehispánicos, por lo que la reciente división física que se implementó, dividió a la zona.

La especialista en temas migratorios asegura que lejos de considerar a los migrantes como amenazas en materia laboral o social, lo cierto es que constituyen auténticas oportunidades para la actividad económica de la entidad receptora, un ejemplo de ello es Chiapas.

En este sentido, refirió que el fenó- meno migratorio abrió en Chiapas la posibilidad de disponer mano de obra para tareas como limpieza de hogares o servicio doméstico, toda vez que los chiapanecos se han ocupado en actividades como servicios (en bancos, restaurantes, hoteles y demás empresas).

Asimismo, agrega que, al igual que en otras entidades del país, como Michoacán y Zacatecas, Chiapas registra hoy día un déficit de oferta de mano de obra masculina para ciertas actividades por el éxodo de chiapanecos hacia Estados Unidos y lo cual se aprecia en la Encuesta Nacional de Empleo del INEGI, en donde se registra un bajo nivel de trabajadores chiapanecos en el sector agrícola, por lo que ese “hueco laboral” se cubre con jornaleros guatemaltecos, que en su gran mayoría están en situación irregular y no figuran en las estadísticas.

FORMALIZAR LA INMIGRACIÓN

Como parte de las acciones para regular el fenómeno migratorio en el sur del país, Ana Cecilia Oliva Balcarcel, directora general de Protección al Migrante y Vinculación del INM, señala que el Gobierno Federal ha puesto en marcha el programa Tarjeta de Trabajador Fronterizo para beliceños o guatemaltecos que tengan una oferta de trabajo en Campeche, Chiapas, Tabasco o Quintana Roo, con la cual podrán entrar y salir del territorio mexicano las veces que sean durante un periodo de hasta cinco años.

Ana Cecilia Oliva Balcarcel

Ana Cecilia Oliva Balcarcel

“La gente que accede con esta tarjeta de trabajador fronterizo tiene todas las prestaciones de ley, tiene el sueldo que convino con el empresario, tiene su seguro médico, está afiliado al Seguro Social, es decir, tiene todas las ventajas que cualquier mexicano que trabaja aquí, está perfectamente regulado.”

De acuerdo con estudios de El Colegio de la Frontera Sur, para dimensionar la importancia de los extranjeros en el sector agrícola de Chiapas, hay cosechas de café en donde 70 por ciento de los jornaleros son guatemaltecos y contribuyen para que el grano chiapaneco represente 37 por ciento de la producción total nacional, colocando al estado como el principal productor de café en México.

Debido a que se considera el impacto económico que representan los beliceños o los guatemaltecos que surten su despensa en territorio mexicano, la representante del INM se refirió a la Tarjeta de Visitante Regional, por medio de la cual los acreditados pueden entrar y salir a México cuantas veces lo deseen, por cualquier punto de internación en la frontera sur, y visitar o transitar hasta por tres días poblaciones de los estados de Campeche, Chiapas, Tabasco y Quintana Roo.

ÁREAS DE OPORTUNIDAD

Rojas Wiesner reconoce que los esfuerzos que ha implementado el gobierno mexicano van en la dirección correcta, pero hay áreas de oportunidad que se pueden aprovechar, como ampliar la difusión de las tarjetas de visitantes y de trabajadores no sólo entre los empresarios y migrantes, sino entre las mismas autoridades mexicanas, pues asegura que el documento ha sido descalificado o minimizado por los propios cuerpos de seguridad en México, lo que provoca problemas para quienes lo portan y, por lo tanto, se reduce el interés en tramitarlo

Asimismo, afirma que los gobiernos estatales también tienen tareas importantes por delante, como identificar áreas de trabajo que ya no son ocupadas por mexicanos, para promover ante la federación programas para el desarrollo de mecanismos de empleo temporal para inmigrantes, similar a lo que ocurre actualmente con trabajadores agrícolas mexicanos en Canadá.

Por su parte, Ana Cecilia Oliva, representante del INM, adelanta que las autoridades mexicanas analizan la posibilidad de extender de 3 a 15 días el plazo de estancia en territorio mexicano a aquellos que porten la Tarjeta de Visitante Regional y aplicarlo también para ciudadanos de El Salvador y Honduras. “Es mejor transitar de forma legal y ordenada para evitar que puedan ser víctimas de situaciones difíciles”, comenta la funcionaria.

De esta manera, Martha Rojas considera que más allá de pensar que los inmigrantes representan una amenaza o problemas para la región que los recibe, lo cierto es que constituyen un abanico de oportunidades que resulta necesario saber aprovechar. “La migración no se va a detener; esto es irreversible”, asegura la especialista.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: