100 días sin oposición

Por Luis Ángel Hurtado Razo

En estos 100 días del nuevo gobierno, la oposición sigue sin existir y sigue sin lograr configurar un mensaje que pueda situarse en la discusión de la esfera pública nacional.

Han transcurrido los primeros 100 días del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, y durante este periodo la oposición no ha logrado situarse en un espacio de confort, todo lo contrario, vemos a una oposición perdida y sin rumbo, aún sin saber como hacerle frente al poder político que ejerce el presidente y lograr incidir en el nuevo modelo de comunicación política.

En anteriores artículos he ido explicando los errores que han ido cometiendo los partidos políticos de oposición, y la conclusión a la que he llegado es que el principal problema que tienen es que siguen pensando como partidos políticos que tienen el poder, situación que ya no es así. Su poder político concluyó la noche del 1ero de Julio de 2018.

El segundo aspecto que observo es que también los partidos políticos de oposición continúan pensando que son dueños de la agenda mediática y con ello de la información que en esta circula, sin embargo estas agrupaciones políticas no se percatan que perdieron el control del modelo de comunicación política e institucional la tarde del 1ero de diciembre del 2018.

Este aspecto es de gran importancia para comprender muchos de los errores que actualmente tiene la oposición partidista. Más cuando la construcción de mensajes y de estrategias de comunicación está centrada en un modelo de comunicación política que ya no corresponde con la actualidad y que fue derrotado en la elección presidencial de 2018.

Digámoslo de otra forma, los partidos políticos de oposición centran sus esfuerzos comunicativos en atacar al presidente en turno, olvidando situar en el espectro político temas que fueran en pro de la sociedad y con ello situarse en el gusto o preferiencia de la ciudadanía.

De hecho cuando estos partidos políticos critican las acciones del gobierno son profundamente criticados en la esfera pública digital. Un dato que la oposición debería considerar es que en el terreno donde debería construir su discurso es el espacio público digital, porque es el medio idóneo para situarse como oposición, más por el posible impacto que pudiera generarse.

En conclusión puedo decir que en estos 100 días del nuevo gobierno, la oposición sigue sin existir y sigue sin lograr configurar un mensaje que pueda situarse en la discusión de la esfera pública nacional. Algo que debería preguntarse la oposición es ¿cuánto tiempo más tardará en realmente ser un contrapeso al nuevo gobierno? Porque deben pensar que estamos a la vuelta de la esquina de las próximas elecciones intermedias, que serán vitales para la existencia de varios de los partidos que actualmente conocemos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: