Anaya y la tecnología

Publicado Por

Maestro en Estudios Políticos y Sociales por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Autor de los libros: «2006: El año del complot» y «2012: Reflexiones sobre el proceso electoral», actualmente se desempeña como académico de la FCPyS/UNAM. También es colaborador de la Revista Zócalo y Antena Radio. twitter Twitter

Esta semana Milenio difundió en vídeo donde se observa a Ricardo Anaya, candidato de la Coalición Por México al Frente, viajando en un tren automatizado de la empresa Otto y adquiriendo un sándwich en una tienda automatizada de Amazon Go, ubicada en Seatle, Estados Unidos. En teoría se pensó que dicho vídeo sería bien recibido por los jóvenes, principalmente el sector denominado millennials, quienes se han caracterizado por su apego a la tecnología. Sin embargo el vídeo fue severamente criticado por este y otros sectores.

El malestar se derivó precisamente por el constante acercamiento con los servicios y virtudes de nuestro vecino del norte. Recordemos que en el 2016, Anaya fue altamente criticado al difundirse que su familia vivía en Estados Unidos y que el expresidente del PAN viajaba cada semana para verlos. Diferentes medios entre ellos El Universal, le dio seguimiento al caso y cuestionó de dónde habían salido los recursos, en primer lugar para la adquisición de boletos de avión para realizar dichos viajes, y segundo, para mantener a su familia en Atlanta. Posteriormente Anaya saldría a explicar la procedencia de dichos recursos, sin embargo la explicación no fue totalmente aceptada por los diversos sectores.

La sociedad mexicana no perdonaría que Anaya, quien a todas luces mostraba su interés por ser candidato a la presidencia tuviera a sus hijos y familia viviendo en el extranjero, cuando la inmensa mayoría de las familias mexicanas se enfrentaban a una realidad adversa. Además que Anaya decidiera que sus familia viviera en el extranjero justamente cuando nuestro país atravesaba una de las peores crisis diplomáticas con Estados Unidos y su Presidente electo.

La cuestión aquí es precisamente el error comunicativo que Anaya y su equipo cometieron y siguen cometiendo, y lo peor del caso es que consideraron sería un acierto demostrar las virtudes del uso de la tecnología, lo cual no es una mala idea, sin embargo, el problema radica en donde buscaron ejemplificar su uso, digamos por qué no tratar en primer lugar resaltar su uso pero en una universidad o centro de investigación de el país y posteriormente buscar otro referente internacional.

Ahora, una vez más el desacierto radica en el desconocimiento, no del uso de la tecnología del candidato sino de la realidad que vive la inmensa mayoría de habitantes del país, que apenas han comenzado a acercarse a las bondades del uso y consumo de Internet, este vídeo sólo demuestra que Anaya y su equipo de campaña apuestan por construir una plataforma política basada en los indicadores de aciertos que tuvieron durante su precampaña, tales como salir tocando la guitarra, el teclado o demostrando sus habilidades en lenguajes, y no demostrando sus habilidades como el líder que México necesita en un momento de tensión social y de crisis económica producto de las llamadas reformas estructurales que sólo han aumentado la brecha en materia de desigualdad.

Para concluir será necesario que Anaya y su equipo de campaña busquen realmente generar propuestas que no sólo se basen en canciones con melodías pegajosas o mensajes donde demuestra su habilidad con los idiomas. Sino más bien mensajes con propuestas que estén basadas en un real proyecto de nación, y que este realmente atiendan la realidad que vivimos la inmensa mayoría de los mexicanos, la cual está muy  lejana de un aparador de Amazon Go.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: