Seguir viendo

Cambiar la imagen de la ciudad

A diferencia del pasado en el que los suburbios alimentaban a un gran centro de la ciudad, hoy cada zona quiere tener su propio centro.

En la actualidad el 54 por ciento de la población mundial actual reside en áreas urbanas y se prevé que para 2050, 8 de cada 10 viva en ellas, según datos de un informe de la ONU. En México las concentraciones urbanas siguen el mismo parámetro, sin embargo cuando se diseñaron las instituciones se hicieron para municipios, no para ciudades.

Durante anteriores administraciones en nuestro país, con esta visión municipalista más que metropolitana, derivó en el incremento de problemas públicos complejos, como la inseguridad, la corrupción, el desempleo, la pobreza, entre otros. Ante esos grandes desafíos los gobiernos locales tienen la oportunidad de reflexionar en torno a sus instituciones y a la manera de ofrecer soluciones a la población.

Algunas de las acciones que los gobiernos locales pueden poner en marcha para mejorar la imagen de la ciudad son:

  • Mejorar el alumbrado público, buscando eficientes el uso de este recurso, reduciendo gastos de operación en el servicio.
  • Pavimentación de calles y avenidas, priorizando aquellas con un alto impacto social, afectados por inundaciones y malos servicios, procurando a su vez mejorar el aspecto visual.
  • Construcción y recuperación de espacios públicos, incentivando su reactivación mediante actividades culturales para todas las familias.
  • Implementación de un proyecto de movilidad sostenible, como el uso de bicicletas, cultura vial de los automovilistas, calidad en el servicio público, y poner al peatón en el centro del diseño urbano.
  • Instalación de cámaras de seguridad para generar un mapa delictivo, e incidir en la reducción de los índices delictivos, conectados a un centro de comando y control policial.
  • Capacitación de policías y aplicación de exámenes de control de confianza.

Las ciudades se gestionan de diferente manera a los municipios, y a pesar de que hemos visto en los últimos años un incremento de la población y los centros urbanos, no se ha hecho nada sustantivo por tratar de adaptarse a la nueva realidad, los municipios siguen actuando de manera autónoma, sin coordinación intermunicipal, no logrando armonizar los mecanismos.

No existen plan sustantivos en relación a la coordinación para la detonación del desarrollo económico, ha hecho falta coordinación para temas como la infraestructura urbana y la conectividad del transporte, servicios públicos, digitalización de trámites y servicios, y a pesar de que existen recursos metropolitanos, cada cual sigue manejando su territorio.

De ahí la importancia de cambiar la imagen de la ciudad, adaptada a la nueva realidad de las ciudades con enfoques metropolitanos, que permita la descentralización de servicios públicos, porque a diferencia del pasado en el que los suburbios alimentaban a un gran centro de la ciudad, hoy cada zona quiere tener su propio centro.

Generar políticas públicas interconectadas permitirá el desarrollo de nuestras ciudades y de las personas que viven en ellas, la complejidad de los problemas públicos requieren nuevas soluciones, más abiertas, más dinámicas y más efectivas.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: