El nuevo reto para los gobiernos: Incorporar en Educación Básica la Transparencia, Protección de Datos y Acceso a la Información Pública

Por Miriam Rojas Piña*

Este esfuerzo nacido desde lo local refleja la iniciativa de los órganos autónomos para aportar a la educación a través del fomento del derecho de acceso a la información y protección de datos personales, así como la transparencia.

El 2019 marcó la dirección que se le dará en los próximos años a la educación en el país, ya que se reformaron, adicionaron y derogaron diversas disposiciones de los artículos 3, 31 y 73 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia educativa.

Esta última Reforma Educativa pone en el centro a las niñas, niños, adolescentes y jóvenes, a fin de alcanzar los máximos aprendizajes y buscar un desarrollo integral del mismo.  A partir de ello, se constituyó la Nueva Escuela Mexicana, que pretende aumentar la calidad educativa y a su vez eliminar desigualdades, comenzando con cambios en la práctica docente, contenidos y funcionamiento de la escuela. El objetivo es formar al alumno en esferas como lo cognitivo hasta lo cívico.

Actualmente la Secretaría de Educación Pública (SEP) se encuentra en un proceso de actualización de los planes de estudio en educación básica, por lo que, en palabras del Secretario de Educación, se realizarán ajustes en materias como Civismo para el ciclo escolar 2020-2021, a fin de que las niñas y los niños conozcan sus derechos y responsabilidades, generando un pensamiento crítico y recuperando contenidos locales.

En este contexto, y siendo precursores del esfuerzo por promover la impartición del tema de la transparencia, acceso a la información pública y protección de datos personales en educación básica, el 13 de enero de 2020 el Instituto de Transparencia, Información Pública y Protección de Datos Personales del Estado de Jalisco (ITEI), en colaboración con la Universidad Panamericana (UP), la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) y Mexicanos Primero Jalisco, presentó dos cuadernillos en materia de transparencia, acceso a la información pública y protección de datos personales, los cuales están dirigidos uno para docentes, y el otro para alumnos de cuarto grado de Educación Primaria, que serán utilizados en la asignatura de Formación Cívica y Ética, ya que es en este periodo cuando las alumnas y alumnos comienzan su percepción del futuro, se cultiva en ellos la visión del porvenir desde el aula, se  orienta su actuación como sujetos de hechos y deberes, sus aspiraciones como ciudadano y consecuentemente nace su vocación para construir el país.

Sin duda alguna este esfuerzo nacido desde lo local refleja la iniciativa de los órganos autónomos para aportar a la educación a través del fomento del derecho de acceso a la información y protección de datos personales, así como la transparencia, asumiéndose como parte responsable en el modelo educativo. En este sentido, el ITEI es el primer caso de éxito en el cual un autónomo contribuye a un proyecto de transformación educativa, ya que no se limitó a dar pláticas ocasionales en las escuelas primarias, sino que  en su calidad de órgano garante de estos derechos, demostró que una verdadera vinculación interinstitucional permitirá que las y los alumnos desarrollen sus capacidades cognitivas, proporcionándoles una comprensión del medio público, ya que impactará día con día en las aulas de más de 130 mil niñas y niños.

Esta forma de incidir en la educación es destacable, a razón de que es la primera vez que un órgano autónomo local ha logrado materializar y reconocer los Derechos Humanos de niñas, niños y adolescentes, como la libertad de expresión, acceso a la información, a la intimidad y protección de sus datos personales. Jalisco y sus municipios no se detendrán en la protección y fomento de estos derechos y la transparencia; ya que en 2019, de acuerdo al colectivo Ciudadanos por Municipios Transparentes (CIMTRA), los 10 municipios líderes nacionales del raking y mejor evaluados en materia de transparencia pertenecen a ese estado; a su vez, en la evaluación de capitales del mismo año, Guadalajara ocupa el primer lugar de la evaluación, y ahora apuestan en la educación de niñas y niños de cuarto grado.

La educación y el acceso a la información, son derechos fundamentales que comparten puntos interconexión y generan sinergias que producen educación y conocimiento. Todo esto lo entendió el ITEI; el reto está en que los demás órganos garantes puedan replicar el proyecto de acuerdo al contexto social, económico, geográfico y político de los estados y municipios.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: