Imagen, Comunicación y Marca Política

Publicado Por

Estratega en Imagen, Comunicación y Branding Político. Coach Ontológico y Directora de la Consultora que lleva su nombre. Trabaja con Gobiernos, Políticos, Empresarios y Sindicalistas. Profesora en distintas Instituciones de Latinoamérica. Ganadora Victory Award 2017 como Mujer Influyente de la Política. Destacada entre los 100 mejores comunicadores de habla hispana 2017 por la revista Washington ComPol.

Lo primero a lo que un político aspira es a trascender, básicamente a dejar huella. ¿Cómo? En principio y como definición trabajando para dar solución a los complejos problemas que azotan a los ciudadanos.

Siempre digo que la fórmula es repetición, repetición, repetición para lograr recordación y una vez que estamos top of mind (estar entre los primeros en la mente del ciudadano meta) se logra la reputación. La reputación es la clave para construir una marca sólida. No existe marca sin trayectoria. Es por ello que el trabajo a realizar debe ser consistente y mantenerse en el tiempo. Una marca definida y percibida por los electores es indispensable para cualquier político que quiera trascender en la mente y el corazón de los votantes.

Para definir el Branding del candidato hay que trabajar en su oferta de valor, en su estrategia de diferenciación. El candidato debe percibirse con un valor agregado por sobre el resto. Siempre digo que si no nos diferenciamos no nos eligen. Es diferenciarse o desaparecer. Es Fundamental en este proceso trabajar la imagen del político. Entendemos por imagen su apariencia, su comportamiento y su comunicación.
Vale la aclaración para no confundir imagen sólo con apariencia, que aunque importante para trasmitir empatía, liderazgo, gestión, etcétera, no es más que un componente de la misma.

Tampoco es medir intención de voto, conocimiento o percepciones acerca de un candidato, funcionario o gobierno. Esto es sólo una herramienta cuantitativa o cualitativa que nos ayuda a ser más efectivos en la creación de marca y representa únicamente las visiones de un público en un momento dado.

La comunicación es uno los componentes más importantes de la imagen y debemos incluir su oralidad, su parte no verbal, habilidades para enfrentar a los medios de comunicación y capacidad para llegar con el mensaje más claro al público meta.

Siempre que me consultan digo lo mismo: no se apresuren a comunicar, el trabajo previo es determinar quiénes somos, qué ofrecemos, quién es nuestro público, en qué nos diferenciamos; básicamente porque deben elegirme a mí y no otro es fundamental y los cimientos de una carrera política exitosa consistente coherente y duradera.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: