Internet y las redes sociales son terreno fértil para la demagogia

Publicado Por

Maestro en Estudios Políticos y Sociales por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales (FCPyS) de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Autor de los libros: «2006: El año del complot» y «2012: Reflexiones sobre el proceso electoral», actualmente se desempeña como académico de la FCPyS/UNAM. También es colaborador de la Revista Zócalo y Antena Radio. twitter Twitter

Señor Presidente ¿no cree que los contenidos que muchas veces se transmiten o difunden en los medios tradicionales están plagados de demagogia?

internet_demagogia_opinion_alcaldes_de_mexico_octubre_2016

El 13 de octubre, el presidente Enrique Peña Nieto acudió a la apertura del Congreso de la Sociedad Interamericana de Prensa, donde emitió unas palabras sobre el papel de los medios de comunicación, la llamada era digital y el estatus de la libertad de expresión en México.

Tuve el gusto de seguir el evento y las palabras que pronunció Peña Nieto, y destaqué varios puntos, de los cuales me centraré en el punto sobre  internet y redes sociales.

Sobre esto dijo: “Los medios digitales y las redes sociales como plataforma para manifestar, denunciar y exigir respuestas inmediatas –al alcance de un click– podrían ser un factor para explicar el desencanto de muchas sociedades con la democracia y su pesimismo sobre el futuro, tierra fértil para la demagogia y puerta al planteamiento de soluciones mágicas o promesas irrealizables”. Dichos conceptos fueron de mi sorpresa al reflexionar si en verdad sólo los medios digitales y las redes sociales son terreno fértil para la demagogia como señala el Presidente, mi respuesta a ello es ¡No!

Cómo podemos afirmar que internet y las redes sociales son las únicas que socaban el ambiente para generar un pesimismo colectivo y una constante ira en contra de las acciones del gobierno; todo lo contrario, internet y las redes sociales han permitido que muchos de los temas que no se hablan en los medios tradicionales (llámense, prensa, radio y tv), sean del dominio de la opinión pública y a su vez que estos puedan externar su opinión sobre ello y poder exigir un mejor sistema gubernamental. Ahora señor Presidente ¿no cree que los contenidos que muchas veces se transmiten o difunden en los medios tradicionales están plagados de demagogia?

Por supuesto que sí, estos contenidos muchas veces mienten y no me refiero propiamente a la calumnia sino más bien que en ocasiones se miente porque se omite un tema que es de interés social, se miente cuando se toca un tema pero sólo se dice una parte. Entonces por qué siempre se debe satanizar al medio de comunicación, tal vez todo lo contrario: en lugar de enjuiciarlo deberíamos escuchar todo lo que viene en él, no en valde el dicho que cuando el río suena es porque agua lleva.

Ante ello, señor Presidente, no estoy de acuerdo con su comentario, internet y las redes sociales no son las encargadas de que la realidad se distorsione, más bien mucho del sentir de estos espacios es reflejo de su acontecer inmediato y del malestar que realmente se vive en el país, producto de políticas que en lugar de beneficiar a la gran mayoría siguen en las mismas políticas de varios sexenios pasados: sólo ha beneficiando a unos cuantos, los cuales, casualmente, son en muchos casos los dueños de los medios a los cuales usted califica como el ejemplo a seguir.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: