Irán y la estrategia político digital de Trump rumbo a las elecciones presidenciales

Por: Luis Ángel Hurtado Razo

Este conflicto junto con el de Siria, los podemos catalogar como los primeros movimientos bélicos en ser documentados y reportados desde las redes sociodigitales.

Los ojos del mundo en estos días están volcados hacia los hechos que se están desarrollando en Medio Oriente, por supuesto no es para menos, sobre todo porque en muchos medios de comunicación se lee, ve y escucha “tercera guerra mundial”. Sin embargo, la forma en que actualmente se está desarrollando dicho conflicto apunta a que este suceso forma parte de una estrategia de comunicación política orquestada desde la Casa Blanca, con miras a las elecciones presidenciales de noviembre de este 2020.

Por ello los ataques en contra de Irán son parte también de una campaña de relanzamiento comunicativo y político del actual mandatario de los Estados Unidos. Trump, quien no cerró de la mejor manera en el 2019 al dar inicio el proceso de impeachment, por la filtración de información sobre las presiones de Trump hacia el presidente de Ucrania para que éste investigara a Joe Biden, principal oponente del actual encargado de La Casa Blanca.

Trump se une a los presidentes Johnson y Clinton en enfretar un juicio en su contra. Por ello reconstruir la imagen política de Trump ante el electorado estadounidense es de vital importancia. Ante ello, un conflicto de las magnitudes del de Irán es perfecto para que el mandatario estadounidense muestre ser la mejor opción para estar frente al país más poderoso del mundo.

La estrategia sin lugar a dudas ha logrado su objetivo, después de los primeros ataques en contra de Irán, los ojos del mundo se volcaron no sólo hacia el Medio Oriente, sino hacia la figura de Trump, quien sabe manejar perfectamente los reflectores mediáticos a su favor.

Por ello, el conflicto bélico en contra de Irán apunta no sólo a ser una acción militar, sino más bien forma parte de una estrategia político-comunicativa, desarrollada en el ámbito de los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio y tv) y los medios de comunicación digitales (redes sociodigitales).

Durante el conflicto de Siria (2014), el tratamiento informativo fue principalmente desarrollado desde los medios tradicionales comunicación, esto porque hasta ese momento todavía la televisión era el principal medio de información en todo el mundo; las redes sociodigitales comenzaban a ganar terreno frente a los medios de comunicación tradicionales. En este 2020, internet y las redes sociodigitales se han convertido en el medio predilecto en Estados Unidos y muchos más países en el mundo.  Por ello, los hechos que actualmente están ocurriendo en Irán son difundidos y consumidos a través de las distintas redes sociodigitales.

Es por ello que la estrategia de reposicionar la imagen de Trump se desarrolla en dos vías: Por una parte, se esta gestando en el terreno de la esfera pública tradicional con los medios de comunicación tradicionales (prensa, radio y televisión) y por otra parte en la esfera pública digital. No sólo los titulares de los medios de comunicación tradicional han cubierto el conflicto armado sino que ahora las redes sociodigitales están dando los pormenores de lo que está ocurriendo, en muchos caso en tiempo real y sin la necesidad de esperar informarse bajo la lógica de los medios tradicionales.

Desde que estalló el conflicto armado las palabras: “Irán», “Medio Oriente», “Guerra», se han posicionado como los temas más comentados por los usuarios de Twitter. Este conflicto junto con el de Siria, los podemos catalogar como los primeros movimientos bélicos en ser documentados y reportados desde las redes sociodigitales.

Por ello, y con la experiencia que tiene Trump en el terreno digital, era de esperarse que capitalizara desde el terreno digital el conflicto con Irán. Pero ¿por qué hacerlo desde las redes sociodigitales? Una respuesta tentativa es que el simple hecho de mencionar la palabra “guerra” provoca preocupación y un escenario de ansiedad para el mundo entero y por supuesto para los votantes estadounidenses quienes se estarán informando del acontecer de este suceso mediante las redes sociodigitales, las cuales se caracterizan más por generar debates apegados a los enunciados o sucesos de carácter emotivo más que racionales. Por lo cual, el papel que está jugando el conflicto armado de Irán, responde más a una estrategia de comunicación política digital con el claro objetivo de manipular nuevamente las emociones del electorado estadounidense rumbo a las elecciones presidenciales del próximo noviembre de este 2020.

Twitter: @LuisHurRa

[email protected]

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: