La oposición y su lucha frente al fenómeno AMLO

La forma en que actualmente se esta haciendo la política en México dista mucho de los últimos tres sexenios, empezando por cómo se comunica el presidente con los medios de comunicación y la sociedad.

Al momento de redactar este artículo  los medios de comunicación proporcionaban la cifra de  100 muertos producto de la explosión de una fuga de combustible de una toma clandestina en el municipio de Tlahuelilpan en Hidalgo. Sin lugar a dudas esta tragedia se apropió inmediatamente de la agenda mediática, de la comunicación política del gobierno federal y, por supuesto, de la opinión pública; no era para menos, sobre todo por los elementos que implicaría un mal manejo político y sobre todo comunicativo.

Así es que el presidente Andrés Manuel López Obrador, nuevamente asumió el liderazgo de la situación y emitió nuevamente desde su cuenta de Twitter su pésame por las personas que perdieron la vida, y ofreció el respaldo del gobierno para la atención de los heridos, al grado que el gobernador de Hidalgo, Omar Fayad  reconoció el apoyo del presidente durante la crisis.

El hecho propició que AMLO cambiara inmediatamente su gira de trabajo por Aguascalientes para dirigirse a la zona de los hechos, sabía bien que era necesario hacer acto de presencia, si no, la opinión pública lo castigaría por ello, y no se diga la oposición, que en estos ya más de 50 días de gobierno han decidido subirse al tren de las criticas hacia López Obrador por todas las decisiones que ha tomado y ejecutado.

En estos primeros días, el gobierno de AMLO se ha enfrentado a 9 situaciones que para muchos comunicólogos políticos podrían considerarse como temas de posibles crisis política y por tanto una crisis social.

Los temas que he denominado como de coyuntura, son todos aquellas situaciones que han propiciado chispas de confrontación entre el gobierno y la oposición y van desde el enfrentamiento entre los magistrados de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) por los altos salarios, hasta la crisis política que actual vive el gobierno de Nicolás Maduro en Venezuela.

Soportar estas duras pruebas solo demuestran dos cosas, y en ello deseo centrar mi análisis.

Primero, la forma en que actualmente se esta haciendo la política en México dista mucho de los últimos tres sexenios, empezando por cómo se comunica el presidente  con los medios de comunicación y la sociedad, es sin duda un paradigma distinto. Lo dije en un artículo anterior, las conferencias matutinas de AMLO son ya un referente para todos los medios de comunicación, lleva más tiempo frente a la prensa López Obrador en estos días de gobierno que Enrique Peña Nieto en todo su sexenio. López Obrador es un referente no sólo para los medios de comunicación sino también para la opinión pública la cual mediante las redes sociogiditales expresan su sentir de las políticas del nuevo gobierno y que según los datos de la encuestadora Parametría, lo sitúa en un 83% de aprobación.

Y segundo, el éxito que actualmente tiene AMLO frente a la sociedad también se debe a la pésima estrategia comunicativa que tiene la oposición, la cual considera que la mejor forma de restarle popularidad a AMLO es subirse a todos aquellos temas que vulneran los derechos de los mexicanos o atropellan los procesos democráticos, aquí podría sumar también los sucesos inesperados que se han dado en estos primeros 50 días de gobierno, que son el accidente aéreo de la entonces gobernadora de Puebla, Martha Érika Alonso y su esposo el líder de los senadores del PAN, Rafael Moreno Valle, y por supuesto, la explosión del ducto de Pemex en Tlahuelilpan en Hidalgo.

La oposición sigue sin entender que entre más hablen de AMLO, más poder le estarán otorgando porque la sociedad actualmente considera que los gobiernos del PRI y PAN son los culpables de la crisis económica, social y de seguridad que se vive en el país. Es por ello que cada vez que deciden criticar a AMLO, simplemente lo colocan más en los temas de la esfera pública. Y peor aún los mensajes que construyen carecen de total atractivo para la sociedad y están construidos bajo la misma lógica de un proceso electoral, olvidando que actualmente la comunicación es política e institucional.

Para concluir puedo decir que en estos casi ya dos meses de gobierno de AMLO, el éxito que vive nuestro presidente es producto ciertamente a la gestión que esta encabezando pero también a la diluida y confusa oposición que existe en nuestro país, que sigue en la lona y con pocas ganas de levantarse para enfrentar a su adversario.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: