La respuesta local al Covid-19

Por Fernando Granados*

Gran parte de la respuesta a la emergencia sanitaria ha sido local, o sea, de abajo hacia arriba, de manera que algunos gobernadores y presidentes municipales han actuado con mayor rapidez y proactividad que la mostrada por el presidente

En los últimos días, México ha permanecido en vilo ante la amenaza latente del Covid-19, la enfermedad infecciosa causada por el coronavirus que ha mantenido prácticamente al mundo entero en alerta por su acelerada propagación, y que ha obligado a diversos países a tomar medidas drásticas para desacelerar el número de contagios.

Según se ha dado a conocer, el virus se originó en diciembre de 2019 en la provincia de Hubei, China, desde donde se extendió gradualmente hacia el resto del mundo. Por ejemplo, en Europa, los primeros tres casos se confirmaron en Francia el 24 de enero de 2020, mientras al 21 de febrero otros ocho países confirmaban casos adicionales, incluyendo Bélgica, Finlandia, Alemania, Italia, Rusia, España, Suecia y Reino Unido (Spiteri et al. 2020).

El 22 de marzo de 2020, datos de la universidad de John Hopkins en Estados Unidos indicaban que el país con el mayor número de contagios era China con más 81 mil, seguido de Italia con más de 59 mil, Estados Unidos con más 33 mil, España con más de 28 mil, y Alemania con más de 24 mil; mientras en México, en ese momento se habían confirmado 316 casos.

El virus ha recorrido el mundo entero afectando a ciertas regiones antes que otras por motivos que aún no se explican con claridad. Lo cierto es que en México el brote del virus ha ocurrido de manera tardía con respecto de los países asiáticos y europeos, lo que debió permitir al país aprender de esos casos para definir una estrategia oportuna y eficaz para gestionar la emergencia, y establecer mecanismos tanto para prestar la atención médica necesaria como para mitigar los posibles impactos económicos que pudieran resultar.  En ese sentido, en la mayoría de los países el liderazgo frente a la crisis sanitaria lo han asumido los presidentes, movilizando a los gobiernos nacionales para ejecutar planes de emergencia que incluyen desde asuntos de salud pública hasta seguridad ciudadana, educación, economía, etcétera. En México, sin embargo, el presidente ha destinado más tiempo a promocionarse en giras y redes sociales que a atender la contingencia con seriedad, e insiste en minimizar la situación para evadir posibles costos políticos y electorales, es decir, ha preferido mantenerse en campaña que gobernar el país con responsabilidad y visión de Estado.

En ese escenario, algunos gobiernos subnacionales han adoptado un mayor liderazgo poniendo en práctica diversas medidas que buscan mitigar el impacto del Covid-19 en sus estados o municipios. En otras palabras, gran parte de la respuesta a la emergencia sanitaria ha sido local, o sea, de abajo hacia arriba, de manera que algunos gobernadores y presidentes municipales han actuado con mayor rapidez y proactividad que la mostrada por el presidente. Por ejemplo, en Jalisco, el 20 de marzo el gobernador anunció una serie de medidas enfocadas en proteger la salud pública, como un presupuesto adicional de 230 millones de pesos para el sector salud; un plan de contingencia económica de mil millones de pesos; la cancelación de eventos masivos; la operación de un plan de educación a distancia para 2,4 millones de estudiantes; la instalación de filtros sanitarios en aeropuertos, puertos y centrales de autobuses; el cierre temporal de casinos, bares, centros nocturnos y salones de fiesta; entre otras acciones.

Igualmente, el 17 de marzo el presidente municipal de San Pedro Garza García, Nuevo León, mediante una declaratoria de emergencia adoptó una serie de medidas de prevención del Covid-19, incluyendo la cancelación de permisos para todo tipo de eventos públicos y privados; el cierre de bares y centros nocturnos; la suspensión de eventos deportivos y espectáculos; la implementación de medidas sanitarias estrictas en restaurantes y plazas comerciales; entre otras. El mismo día, la presidenta municipal de Aguascalientes, Aguascalientes, anunció el cierre de distintos establecimientos comerciales de manera indefinida, y el 20 de marzo aseguró que el ayuntamiento destinaría 12 millones de pesos para apoyar a empresarios, emprendedores y micro-negocios que pudieran verse afectados. Más aún, el 21 de marzo, los alcaldes anteriores, en conjunto con los alcaldes de Apodaca, Colima, Mérida, Saltillo y San Luis Potosí, emitieron un comunicado conjunto en el que dieron a conocer distintas acciones de coordinación y prevención ante la contingencia.

Los resultados y la efectividad de las medidas implementadas por algunos gobernadores y presidentes municipales estarán por verse; aún así, demuestran que los gobiernos locales están bien posicionados para contrarrestar la inconsistencia e ineficacia del gobierno federal, con mayor pragmatismo, apertura y capacidad de decisión y ejecución. Los gobiernos locales además pueden solucionar diversos problemas sin enfrascarse en debates polarizados por asuntos de una ideología dogmática y nostálgica, como los que actualmente consumen la política nacional. Asimismo, la cercanía de los gobiernos locales al territorio les permite evaluar de mejor manera las necesidades de la población, definir prioridades e involucrar y movilizar a grupos de interés para implementar soluciones a un problema, especialmente cuando éste se encuentra, no en algún lugar remoto, sino en el entorno inmediato de las personas, es decir, sus casas, parques, plazas, oficinas, calles, etcétera.

En resumen, cuando los gobiernos locales cuentan con los recursos necesarios, éstos pueden diseñar acciones más apegadas a las condiciones reales de un lugar e implementarlas con mayor rapidez que otras entidades centralizadas a nivel nacional. Por lo tanto, la actuación de los gobernadores y presidentes municipales en la actual contingencia puede ser decisiva para reducir el impacto del Covid-19 en el país, pues, como hace algunos días aseguró el presidente municipal de San Pedro Garza García, “Para el presidente de un país las infecciones y muertes pueden ser estadística. Para el alcalde tienen nombre y apellido”.

[email protected] / @fgranadosfranco

Referencias:

Spiteri, G., Fielding, J., Diercke, M., Campese, C., Enouf, V., Gaymard, A., … & Demina, Y. V. (2020). First cases of coronavirus disease 2019 (COVID-19) in the WHO European Region, 24 January to 21 February 2020. Eurosurveillance, 25(9), 2000178.

*Fernando Granados

Maestro en Planeación Urbana por la Universidad de Harvard y arquitecto por el Tecnológico de Monterrey. Es especialista en planeación y desarrollo urbano, transporte y movilidad, y gestión municipal. Actualmente, es consultor en planeación, diseño y gestión de las ciudades. Ha participado en múltiples proyectos de consultoría urbana en América Latina y el Caribe, para clientes como organizaciones multilaterales y gobiernos nacionales y subnacionales.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: