Migración y seguridad nacional en México

México es un país de origen, tránsito y acogida de migrantes que se desplazan de diferentes países, por tal razón se le presenta nuevos paradigmas que debe afrontar por medio de estrategias que coadyuven a mantener la Seguridad Nacional

El fenómeno de la migración es un elemento de nuestras civilizaciones, ha existido históricamente en la humanidad y ha permitido al mundo poblarse como lo conocemos hoy en día, sin embargo, ha ido tomando nuevos matices acorde con el desarrollo de las civilizaciones y la sofisticación de los Estados-nacionales, lo cual ha implicado que este fenómeno se enfrente a nuevos desafíos que lo convierten en un fenómeno complejo y multidimensional con una serie de riesgos y oportunidades para las personas.

A razón de los antagonismos emergentes en el mundo se han incrementado las causas por las que las personas se desplazan de un lugar a otro en busca de nuevas oportunidades para mejorar su calidad de vida o en algunos casos para huir de situaciones violentas que ponen en riesgo su integridad. La comunidad internacional vela por el bienestar de las sociedades bajo la reflexión de “Respeto, Seguridad y Dignidad para Todos” y para ello es necesaria la voluntad política de todas las y los líderes mundiales; pues implica salvar vidas y proteger los Derechos Humanos compartiendo la responsabilidad a escala mundial.

México es un país de origen, tránsito y acogida de migrantes que se desplazan de diferentes países, por tal razón se le presenta nuevos paradigmas que debe afrontar por medio de estrategias que coadyuven a mantener la Seguridad Nacional y velar por la garantía de los Derechos Humanos de las  personas migrantes en territorio nacional y las personas connacionales, apegado a la protección y control de las personas que se desplazan y toman estancia temporal en el territorio mexicano, respetando su dignidad en todo momento.

Es preciso hacer referencia que la migración en situación irregular (indocumentada) a nivel mundial también se ve como un antagonismo y se valora desde dos vertientes, que suelen contraponerse: como un fenómeno que afecta la Seguridad Nacional e internacional o como un factor importante en el logro de los pilares del desarrollo sostenible en los factores económico, social, político y diplomático de los países de origen, tránsito y destino, pero lo real es que la Seguridad Humana no tiene porqué contraponerse a la Seguridad Nacional.

Migración irregular a nivel nacional

Según cifras del Instituto para los Mexicanos en el Exterior (IME) hay 12 millones de mexicanas y mexicanos nacidos en México que viven hoy en día en los Estados Unidos de América (EUA), por lo que se encuentra entre las tres primeros Estados-nacionales con el mayor número de connacionales fuera de su país de origen, viviendo el 98% de  emigrantes mexicanos en los Estados Unidos de América exclusivamente, lo cual coloca a México como el único país del mundo con la mayoría de sus emigrantes focalizados en un solo lugar de destino. Del total de personas, seis millones se encuentran sin documentos migratorios, lo que representa la mitad de todos los migrantes en situación irregular que viven en los Estados Unidos de América (IME, 2018).

En cuanto a las repatriaciones de personas mexicanas, según las cifras de la Unidad de Política Migratoria, en el año 2015 fueron repatriadas 207,398 personas de México desde los Estados Unidos de América, y durante el 2016 hasta noviembre se reportaron 204,817 repatriaciones. Referente a los flujos de tránsito de personas en situación irregular, las autoridades migratorias mexicanas detuvieron en el año 2015 a 198,141 personas extranjeras, en tanto que al mes de noviembre de 2016 la Unidad de Política Migratoria reportó 174,526 eventos de detención, lo que hace presuponer que el total anual será similar al 2015, siendo más del 80% de las personas detenidas por cuestiones migratorias, los provenientes del Triángulo del Norte de Centroamérica, compuesto por Guatemala, El Salvador y Honduras (CNDH, 2018).

La Comisión Nacional de Derechos Humanos señala que, relacionado con lo anterior, de las 198,141 personas extranjeras detenidas en el 2015, 38,514 fueron niñas, niños y adolescentes, de los cuales 20,368 se encontraban no acompañados; a noviembre del año 2016 la cifra de niñas, niños y adolescentes detenidos fue de 37,099, de los cuales 16,606, fueron no acompañados (CNDH, 2018). El tema de los derechos de la niñez migrante es de la mayor relevancia para este organismo y lo debe ser para el Estado Mexicano, toda vez que por su situación de vulnerabilidad necesitan de mecanismos y servicios especiales de protección de sus derechos y restitución de los mismos.

Uno de los retos más relevantes hoy en día es que los flujos migratorios son mixtos, lo que quiere decir que existen personas que migran por cuestiones laborales y económicas, pero existe también un aumento sustancial de personas que huyen de sus Estados-nacionales de origen, por situaciones de violencia social, guerra o por temores fundados de que su vida está en peligro y no se les puede garantizar la protección necesaria en su país de origen, lo que en México les da derecho a ser solicitantes de una condición de refugiados o personas con necesidades de protección internacional. La CNDH visibiliza que durante el año 2015 la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados (COMAR) instancia gubernamental exclusivamente encargada del reconocimiento de la condición de refugiados en México reportó 3,424 solicitantes, y de enero a junio del año 2016 reportó 3,486, otorgando la condición de refugiado a 940 y a 1,207, respectivamente, siendo necesario fortalecer dichas instancias y generen políticas públicas que redunden en una mayor respuesta para los solicitantes (CNDH, 2018).

Múltiples instituciones y organizaciones de Derechos Humanos han mostrado preocupación e inquietud por la situación de vulnerabilidad que atraviesan los grupos de personas que se encuentran en situación de migración, tanto de carácter nacional como extranjero, de manera especial, todas aquellas personas que están en una situación migratoria irregular, lo que les expone a situaciones de alta vulnerabilidad en la cual estas personas son más propensas para ser víctimas del crimen organizado, de homicidios, de secuestros, de trata de personas en sus modalidades de explotación laboral y sexual, maltratos, así como a ser víctimas de la delincuencia común.

-CNDH, 2018. Comisión Nacional de Derechos Humanos. Personas Migrantes. Recuperado de: http://informe.cndh.org.mx/menu.aspx?id=10035 el 10 de abril de 2018.

-IME 2018. Instituto de Mexicanos en el Exterior. Recuperado de: https://www.gob.mx/ime el 10 de abril de 2018.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: