Municipio Libre: Gobierno y Sociedad, la apuesta por comunidades seguras

Publicado Por

Ciudadano con trayectoria en la administración publica, actualmente funjo como Secretario Ejecutivo del Sistema Estatal de Seguridad Pública de Morelos; además de trabajar en la Federación, en los últimos 5 años me he desempeñado en el mismo Estado como Subsecretario de Desarrollo Social, Subsecretario de Atención Social, Subsecretario de Gobierno, Secretario Ejecutivo del Programa Nacional de Prevención del Delito, así como Director del Instituto de Desarrollo y Fortalecimiento Municipal por elección de los Alcaldes. twitter Twitter facebook Facebook

Actualmente, la sociedad mexicana exige a los gobiernos mejorar la calidad y las competencias de las fuerzas de seguridad pública en el marco de la protección de los derechos humanos, la reducción de la violencia, la transparencia, y la transformación de las instituciones. Es momento de quitar lo que no funciona y dar continuidad a lo que sí de la mano con la sociedad.

La gobernabilidad en México es débil y el crimen organizado ha utilizado ese vacío para incrustarse en las estructuras de gobierno a través de la corrupción, fenómeno en el poder político federal, estatal y local. La lucha contra la inseguridad, si bien requiere respuesta a corto plazo, no se trata de una carrera de velocidad sino de una carrera de resistencia.

En todo el País debemos garantizar que los policías tengan su lealtad asegurada con los ciudadanos y no con la delincuencia, y esto lo podemos lograr con un modelo único profesionalizado y certificado, factores importantes para recuperar la paz y evitar la penetración del crimen dentro de las instituciones.

Si bien es cierto que es importante el actuar de la policía, también es cierto que las autoridades deben actuar de la mano con la sociedad, de ahí la importancia de hacer equipo entre sociedad, gobernadores y alcaldes; las prácticas de prevención van más allá de la retórica.

Estados como Morelos han identificado programas con los cuales se pueden concretar proyectos para avanzar en la prevención de la violencia y la delincuencia, como lo son la conformación de Comités de Vigilancia Vecinal (Comvives), el rescate e intervención de espacios públicos, actividades deportivas y culturales, entre otras encaminadas a la reconstrucción del tejido social. Debemos partir de que se inician carreras delincuenciales desde casa, y para contrarrestar eso se requieren acciones en el plano familiar, educativo y en la búsqueda de oportunidades.

La tecnología también juega un papel importante y fundamental para lograr resultados eficaces, las instituciones deben servirse de ella, sin embargo, también los delincuentes cuentan con tecnología de vanguardia, lo que implica mayores esfuerzos.

La falta de confianza no debería ser una excusa para no denunciar, atrás de mecanismos como lo es el 911 (Número Único de Emergencias) hay  gente comprometida con su labor, con controles de confianza, y capacitada; en muchas de las ocasiones descalificamos sin darnos la oportunidad de conocer nuestras instituciones y lo que pueden ofrecer.

Los gobiernos solos no trabajan bien, necesitan siempre el acompañamiento de la sociedad para construir comunidades y fuerzas de seguridad inclusivas, cohesionadas y seguras.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: