¿Qué hacer para recuperar la vivienda abandonada?

Por Dra. Louise David*

En la ARU, pensamos que el primer paso urgente y fácil de realizar es asegurarse que el INEGI sí integrará el levantamiento de la vivienda desocupada en el Censo de Población y Vivienda 2020

La vivienda abandonada es un problema grave de atender. Ya se ha comprobado que, en ciertos conjuntos de Baja California, Jalisco o del Estado de México, 40%, 60% o hasta 90% de las propiedades están abandonadas o invadidas. Pero ¿qué se puede hacer? ¿Cuáles son las políticas que podrían resolver la problemática desde la SEDATU, el INFONAVIT, la CONAVI y el INSUS?

500,000 viviendas abandonadas en el país se podrían recuperar

En 2014, el Dr. Alfonso Iracheta analizó 36 conjuntos habitacionales financiados con créditos Infonavit y reveló precisamente el nivel de deterioro de cada uno: ninguno de los conjuntos habitacionales cumplía con los estándares mínimos de calidad. En noviembre 2017, Richard Marosi y Cecilia Sanchéz volvieron a comprobar el problema de deterioro, y especialmente la problemática del abandono de vivienda, a través de una investigación publicada en el Los Ángeles Times que se basó en la visita de 50 desarrollos en diferentes partes del país. En febrero 2019, Bernd Pfannenstein publicó cartografías de asentamientos humanos en Jalisco donde se registra precisamente hasta 90% de vivienda abandonada.

En la ARU, estimamos que, en todo el país, entre el Infonavit y el sector bancario, se contabilizarían unas 500,000 viviendas en cartera vencida, es decir viviendas cuyos propietarios dejaron de pagar y abandonaron su casa. El problema es que estas viviendas están geográficamente concentradas en ciertas ciudades y en ciertos barrios. Mexicali, por ejemplo, registra 25,000 viviendas o predios abandonados. Además, estimamos que nada más en Baja California, se tendrían 30,000 viviendas invadidas, es decir viviendas que abandonaron sus propietarios legales y que ahora ocupan otras personas sin que éstas beneficien de ninguna certeza jurídica en cuanto a la ocupación de estas viviendas. Además, se han destapado varios casos de corrupción acerca de la vivienda en cartera vencida que nada más subraya la urgente necesidad de actuar.

Actualizar los datos y definir polígonos de acción

Las nuevas autoridades públicas están reconociendo el problema, y es de celebrar. En la ARU, pensamos que el primer paso urgente y fácil de realizar es asegurarse que el INEGI sí integrará el levantamiento de la vivienda desocupada en el Censo de Población y Vivienda 2020. Así, ¡ya contaremos con datos actualizados y se podrá implementar una estrategia nacional informada!

Luego, creemos que la única opción para ser eficiente en la recuperación de vivienda abandonada es definir polígonos territoriales que concentran esta problemática, y enfocar acciones específicas en estos territorios definidos. Como bien lo reconocen tanto el Mtro. Román Meyer, titular de la SEDATU, como el Mtro. Carlos Fernández, director del Infonavit, es necesario enfocarse no solamente en las viviendas abandonadas sino en los entornos urbanos y volver a poner el habitante al centro de la estrategia. Esto para volver a generar barrios que brindan calidad de vida y que sean atractivos para las personas.

Pero, hasta ahora, las empresas que compran las viviendas de la cartera vencida del Infonavit o de los bancos no tienen la capacidad de actuar a la escala de barrio porque las viviendas que compran se encuentran dispersas en diferentes barrios y fraccionamientos. Un giro muy pertinente en la atención a este problema sería entonces el de vender las viviendas abandonadas por polígonos y asegurarse que las empresas que las compran implementen programas de Regeneración Urbana con Participación Social para mejorar los entornos de las viviendas, así como para fomentar una mejor convivencia entre la comunidad de vecinos.

Capacitar las empresas a la Regeneración Urbana con Participación Social

En la ARU, desde 2016, nos dimos a la tarea de definir una metodología de acceso público y replicable para regenerar barrios que concentran vivienda abandonada: la metodología de Regeneración Urbana con Participación Social. Juntando la experiencia de siete organizaciones mexicanas, definimos los pasos e instrumentos para llevar un proceso que permite recuperar barrios deteriorados con un enfoque integral, participativo y de largo plazo.

Esta metodología consiste en implementar en cada barrio un proceso colaborativo de largo plazo entre habitantes, autoridades públicas, organizaciones de la sociedad civil y empresas de para diseñar, implementar y evaluar estrategias integrales que mejoren los espacios públicos, la seguridad y la organización vecinal.

Si las empresas que compran vivienda abandonada no aplican este tipo de metodología, las tasas de re-abandono de la vivienda seguirán altas y no se dará una solución a largo plazo a la problemática. Existen capacitaciones y soluciones de acompañamiento para las empresas que quieren mejorar sus procesos. Las autoridades federales deberían de fomentar esta profesionalización del gremio, así como definir reglas claras de evaluación de estas empresas. Solamente así, se podrá dar una solución a la vivienda abandonada con indicadores de éxito claros que demuestren que la estrategia permite a los trabajadores de México recuperar su patrimonio y su calidad de vida.

* Directora General de la Alianza para la Regeneración Urbana

[email protected]

Facebook y Twitter: @aruog

www.arumx.org

Deja un comentario

76605
A %d blogueros les gusta esto: