Busque equipo moderno para inmuebles

Publicado Por

CeldasLa situación actual del mundo, y de México en particular, exige un mayor cuidado y atención en la industria de la construcción, misma que se ha orientado a la aplicación de tecnologías sustentables con el objeto de detener el daño causado al planeta por la contaminación que generan todos los sectores de la producción.

El impacto ambiental causado por la construcción y operación de las edificaciones urbanas van desde emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) —relacionadas con el consumo de energía eléctrica—, hasta las descargas de aguas residuales y la contaminación que emiten los vehículos para la operación y habitación de los inmuebles.

Sobre el tema, Jaime Jiménez, director general de Trane en México —empresa trasnacional dedicada al mantenimiento de seguridad, comodidad y eficiencia energética en ambientes de inmuebles—, cita ejemplos que ilustran la situación: 30 por ciento de las emisiones de GEI en el mundo se producen en los edificios, es decir, poco más de 2 millones de toneladas de esos gases.

También explica que las edificaciones consumen 40 por ciento de la energía eléctrica producida mundialmente, lo que equivale a cerca de 6.5 terawatts/hora al año. De esa cantidad de electricidad que consumen los edificios, se calcula que 50 por ciento es absorbido por los sistemas de aire acondicionado y calefacción, de modo que utilizar equipos de alta eficiencia y certificados se convierte en una prioridad para hacer inmuebles sustentables.

En el caso de México, las construcciones verticales son responsables de 5 por ciento del agua total que se consume a nivel nacional, 25 por ciento de la electricidad, 20 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono y también contribuyen con 20 or ciento de los desechos generados, según el Secretariado de la Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA).

De momento no existe un censo o estudio que revele cuántos de los edificios de los sectores público y privado de nuestro país están construidos con tecnologías “verdes”; lo cierto, dice Jaime Jiménez, es que los avances en este sentido son mínimos. No obstante, el directivo insiste en que se abre un gran nicho de negocio para las empresas que trabajan con procesos, equipos y diseños sustentables.

AL FINAL, MEJORES CIUDADES

Luz perpetuaEl director de Trane en México reconoce que escasea la información y difusión sobre este tipo de edificaciones, a pesar de que la tecnología y el número de empresas que se dedican a desarrollar la arquitectura “verde”, en todas sus ramas, cada día son mayores.

De lo que está convencido el director de Trane, es de las enormes ventajas que hay en México para desarrollar torres y casas habitación amigables con el medio ambiente, que no necesariamente deben ser nuevos, ya que con equipos y diseños de remodelación se pueden convertir en construcciones “verdes”.

El directivo también afirma que, en el sector público y sobre todo de los ámbitos estatal y municipal, la construcción de inmuebles es una actividad permanente, por lo que se abre una gran oportunidad de negocio para las empresas desarrolladoras de tecnologías limpias. Dichas soluciones generan ahorros económicos, cuya plusvalía es la contribución al combate del calentamiento global y, por ende, del cambio climático.

LavaboOrganismos internacionales calculan que la edificación sustentable reduce, en promedio, 30 por ciento el consumo de electricidad, 35 por ciento las emisiones de carbono y de 30 a 50 por ciento el consumo de agua. Asimismo, este tipo de inmuebles contribuyen al fomento de ciudades más sólidas y producen importantes beneficios para la salud pública y la productividad.

Según las estimaciones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), la demanda mundial de electricidad crecerá entre 2004 y 2030 a un ritmo de 2.4 por ciento anual, al pasar de 16.4 millones de millones kilowatts/hora a 30.4 millones de millones.

Por lo anterior, no debe perderse de vista el papel que juega la industria de la construcción, por su alto consumo de energía eléctrica y su participación en la emisión de GEI.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: