NVS

Focos de inducción magnética.

Publicado Por

Arból iluminadoLa mayoría de las redes de alumbrado público en el aís generan gastos excesivos, ya que consumen una gran cantidad de electricidad y con frecuencia tienen que ser reemplazadas, lo que termina por afectar a las finanzas locales.

No obstante, existe una tecnología de gran ayuda para las alcaldías. Se trata de las lámparas de inducción magnética, las cuales son capaces de ahorrar hasta 70 por ciento del consumo eléctrico en comparación con los focos tradicionales, además de que requieren muy poco mantenimiento y su vida útil se puede extender hasta por 22 años.

Francisco Canales, director comercial de Telpacific, empresa que distribuye este tipo de tecnología en el país, comenta que dichos dispositivos están diseñados especialmente para usos urbanos e industriales, razón por la cual son ideales para reemplazar a los viejos focos de aditivo metálico y vapor de sodio —los más usados para iluminar espacios urbanos— ya que pueden generar la misma luminosidad con la mitad de la energía utilizada comúnmente. El directivo menciona que esta característica puede ser muy atractiva para las alcaldías.

LUZ LIMPIA.

Los focos de inducción contienen un gas inerte a baja presión, con una cantidad muy pequeña de vapor de mercurio. Asimismo, dentro del foco hay un dispositivo conocido como cámara de descarga, compuesto por un núcleo de ferrita recubierto de plástico, el cual está conectado a un generador de alta frecuencia.

El mercurio está contenido en un compartimiento especial que se puede remover con una pinza cuando el aparato tenga que ser desechado, de tal manera que si el foco se quiebra, el gas no escapa a la atmósfera, asegura Canales.

La cámara transfiere una corriente de entre 2.6 y 13 megahertz (MHz) desde el generador a la bombilla, energía suficiente para que la lámpara encienda sin que el gas entre en contacto directo con el generador. En comparación con esta tecnología, las lámparas comunes se desgastan con más rapidez, debido a que el material que provoca la iluminación sí está en contacto con el generador de energía.

Canales detalla que los balastros de los focos de aditivo metálico —unos de los más usados en redes de alumbrado público— requieren 25 por ciento de la energía total que consume el foco; en cambio, el generador de inducción magnética sólo necesita un watt para funcionar, sin importar que estén conectados a dispositivos de 80, 150 ó 200 watts.

Para financiar la instalación de redes de alumbrado con tecnología de inducción magnética, algunas empresas ofrecen a los ayuntamientos esquemas de financiamiento mediante los cuales el dinero que se ahorra, por un consumo menor de energía, se destina a pagar la renovación de los equipos de iluminación. En dichos esquemas también se ofrecen asesorías técnicas con personal especializado, que orienta a los alcaldes sobre las opciones que más les convienen de acuerdo con las necesidades de la entidad.

A PUNTO DE INICIAR.

El municipio de Tecate, Baja California, no quiere desaprovechar las bondades de este tipo de tecnología. El alcalde saliente, Javier Ignacio Urbalejo Cinco, informa que el ayuntamiento tiene abierto un proceso de licitación para determinar qué empresa proveerá de dichas luminarias.

El objetivo consiste en sustituir las 6 mil lámparas del sistema de alumbrado, el cual está conformado por diversos tipos de focos que requieren mucho mantenimiento y representan un gasto importante por la cantidad de energía que consumen. Ignacio Urbalejo menciona que con la instalación de dispositivos de inducción magnética, la factura de energía eléctrica de la entidad podrá disminuir 45 por ciento.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: