La otra luz de México

Cómo obtenerNada más confortable que recibir un rayo de luz cuando la penumbra amenaza la permanencia del día. La confianza en uno mismo se fortalece y todos los sentidos funcionan mejor. Y es, precisamente, en estos andares que México transita a paso firme, con miras a afianzar los esfuerzos globales para detener y revertir el cambio climático.

A partir de abril próximo, en todo el país se pondrá en práctica el programa Luz Sustentable, mediante el cual deberán sustituirse todos los focos tradicionales por lámparas ahorradoras en el lapso 2011-2013, de manera que en 2014 ya no exista ni una de esas bombillas.

El proyecto del gobierno Federal prevé la sustitución de 47 millones de focos, mediante la entrega de cuatro ahorradores a cambio del mismo número de incandescentes. Éstos se intercambiarán de manera gratuita a las familias de menores ingresos, estimadas en poco más de 11 millones de hogares, y para lo cual de inicio se destinarán 120 millones de pesos en 2011.

Datos de la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee), encargada de realizar la NOM-028-ENER-2010, que es la que rige dicho programa, revelan que en México hay 290 millones de focos en el sector residencial, comercial, de servicio e industrial. En el caso de las luminarias se tiene un estimado de poco más de 6 millones de unidades que integran el alumbrado público de todo el país.

De ahí que el reto exige la participación decidida de los tres niveles de gobierno, Federal, estatal y municipal, así como de todos los sectores de la producción y de la economía. Todo indica que los gobiernos locales toman cartas en el asunto. Una muestra de ello es la capital del país, en la que se estima que existen 343 mil luminarias, cuyo consumo de energía eléctrica, sumado al de los edificios públicos, es de 542 millones 281 mil 512 kilowatts/hora al año. Esto equivale a un costo anual de 1,163 millones de pesos.

El decreto publicado en la Gaceta Oficial del Gobierno del Distrito Federal ordenó la instalación de equipos de captación de energía solar para satisfacer las necesidades de electricidad y reducir los niveles de contaminación en la zona metropolitana.

Esta medida, contenida en el Artículo 122 bis añadido al Capítulo VIII sobre el Aprovechamiento de los Recursos Energéticos, de la Ley Ambiental del Distrito Federal, entrará en vigor hasta 2012, aunque las autoridades competentes deberán empezar a prepararse desde ahora, con el propósito de cumplir la ley en la fecha señalada.

AHORRO PARA MUNICIPIOS

El programa Luz Sustentable traerá un beneficio inmediato para la población, al reducir las cantidades del pago por consumo de electricidad hasta 30 por ciento. En el caso de los gobiernos locales, con el cambio de luminarias el ahorro será proporcional y se calcula que podría ser de entre 30 y 60 por ciento.

Para impulsar estas acciones, el gobierno Federal dispuso que —en la instalación de luminarias más eficientes— se apoye a los municipios con financiamiento de Banobras. Al momento de anunciar este programa, en diciembre del año pasado, el presidente Felipe Calderón precisó: “La cantidad que un municipio deje de pagar a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) va a ser mayor que el costo de pagar el crédito por sustituir las lámparas ahorradoras. Para impulsar más el proyecto, el Fondo para la Transición Energética y el Aprovechamiento Sustentable de la Energía va a destinar, inicialmente en 2011, un total de 120 millones de pesos para estimular este programa y apoyar a los municipios con 15 por ciento del valor del crédito, o hasta 10 millones de pesos”.

Con esta estrategia de sustitución acelerada en los sistemas de alumbrado público, se estima una baja de por lo menos 12 por ciento del consumo de energía en las próximas dos décadas. Se calcula que se va a evitar la emisión a la atmósfera, de entre 780 mil a un millón de toneladas de bióxido de carbono por año.

Esto, sin duda, tendrá una repercusión favorable para las finanzas de los municipios, sobre todo si se toma en cuenta la estimación hecha por Banobras en el sentido de que el gasto en electricidad significa 30 por ciento del presupuesto anual.

PROVEEDORES GARANTIZADOS

foco ahorradorLas principales empresas productoras de lámparas y luminarias ahorradoras han señalado que tienen la capacidad para satisfacer la demanda que implica Luz Sustentable. Incluso, los fabricantes han puesto en marcha programas de orientación para sus clientes, proveedores y consumidores, con la idea de fomentar la cultura del ahorro de la energía eléctrica y facilitar la transición y reemplazo de los focos incandescentes por ahorradores.

La meta del gobierno Federal es cambiar gradualmente las lámparas para uso doméstico. En el sector residencial, los focos incandescentes de 100 y más watts no podrán comercializarse a partir de diciembre de 2011, los de 75 watts a partir de diciembre de 2012 y los de 60 y 40 watts a partir de diciembre de 2013.

Para garantizar el éxito del programa, el gobierno cuenta con fondos suficientes, toda vez que en diciembre de 2010 el Banco Mundial otorgó un crédito por 780 millones de dólares para proyectos de sustentabilidad orientados a combatir el cambio climático, y de esa cantidad, 250 millones de dólares se etiquetaron a iluminación. Definitivamente hay una nueva luz en el camino de México.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: