Seguir viendo

Las ventajas del concreto traslúcido.

TechoAdecuar y utilizar de manera positiva las condiciones medioambientales en las construcciones es prácticamente una necesidad a nivel mundial. En México, un nuevo material se ha incorporado con éxito a la industria de la construcción, pues cumple perfectamente con las nuevas expectativas en cuanto a diseño y sustentabilidad. Se trata del concreto traslúcido.

Entre las ventajas de este innovador material destaca que se puede colar bajo el agua, es resistente a la corrosión y 30 por ciento más liviano que el concreto tradicional, pero su principal virtud es que permite el paso de 70 por ciento de la luz natural y del calor en superficies de hasta dos metros de grosor.

Roberto Sánchez Cortina, director general de la compañía Concretos Traslúcidos, explica que dicho producto está destinado principalmente a construcciones arquitectónicas con acabados estéticos, pero sus propiedades lo hacen ideal para emplearse en edificios ecológicos, pues al facilitar el paso de la luz y el calor se puede prescindir de fuentes de iluminación y calefacción artificial en interiores, lo que genera ahorros económicos.

Sin embargo, también se puede emplear en la edificación de plataformas marinas, presas, escolleras y taludes en zonas costeras, ya que sus componentes no se deterioran bajo el agua.

EL SECRETO DE LA TRANSPARENCIA.

El concreto traslúcido es un invento mexicano. Su fabricación es similar a la del concreto común, ya que también se utilizan materiales como cemento blanco, agregados finos, agregados gruesos, fibras y agua.

La única diferencia es que se le incorpora un aditivo llamado Ilum, un polímero desarrollado por Joel Sosa y Sergio Omar Galván, ingenieros mexicanos egresados de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM).

Este aditivo le otorga al concreto la propiedad de permitir el paso de la luz y, aunque su composición es un secreto que se reserva la compañía, Roberto Sánchez comenta que otra de sus bondades consiste en darle al producto una mayor resistencia.

MÁS LIVIANO.

El concreto normal soporta un máximo de 350 kilos por centímetro cuadrado, mientras que el traslúcido aguanta hasta 4,500 kilos por centímetro cuadrado. Además, la resistencia del material no influye para nada en su peso, pues el concreto traslúcido es 30 por ciento más liviano que el concreto tradicional.

Otra característica notable es que la cimbra que sostiene provisionalmente una construcción hecha con concreto traslúcido se puede retirar 48 horas después de haberse colocado, mientras que 90 por ciento de su resistencia final se logra en menos de siete días. “Esto permite que el tiempo para levantar una edificación disminuya alrededor de 60 por ciento”, apunta Roberto Sánchez.

El Ilum cuenta ya con patentes y varias certificaciones ante el Instituto Mexicano del Cemento y el Concreto, y el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI).

Actualmente no existe en el mercado ningún material con esta propiedad. Lo más parecido que hay es un concreto conductor de luz conocido comercialmente como LiTraCon, creado por el arquitecto húngaro Áron Losonczi. La principal diferencia es que mientras la pieza más grande de LiTraCon lograda hasta el momento mide apenas 30 por 60 centímetros, con el concreto traslúcido se pueden fabricar piezas más grandes.

Roberto Sánchez aclara que si bien el precio de este producto es más elevado que el tradicional, el concreto traslúcido ofrece un costo competitivo si se le compara con otros materiales que se utilizan en la industria para acabados similares como vidrio, mármol, alabastro y ónix. Esto se debe a que, al tener una vida útil de aproximadamente 50 años, se minimizan los costos de mantenimiento.

Un metro cuadrado de concreto traslúcido puede llegar a costar hasta 3 mil pesos aproximadamente, sin embargo el precio varía según el volumen de la placa que se pida.

DISPONIBLE PARA GOBIERNOS.

LavamanosLa comercialización de este producto comenzó en 2008 bajo la responsabilidad de Cementos Moctezuma, sin embargo hoy en día Concretos Traslúcidos se encarga de la distribución. Sánchez comenta que se le ha vendido material a municipios de estados como San Luis Potosí y Aguascalientes.

Sin embargo, explica que uno de los principales inconvenientes para cerrar transacciones con los gobiernos locales radica en que las compras se tienen que hacer mediante licitación, por lo que al tratarse de un producto que no tiene competidores las ventas se dificultan.

Actualmente la compañía se encuentra en pláticas con algunas entidades del país, entre ellas el Distrito Federal, para comercializar el concreto traslúcido mediante asignación directa.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: