PCs menos “gastadoras”

Calzado tóxicoLa crisis ambiental, que se vive actualmente, atañe a todos los sectores de la sociedad. A unos más, a otros menos; pero a fin de cuentas, a todos de manera individual o colectiva, y por lo tanto, encontrar soluciones exige la participación de cada uno de nosotros, desde nuestro propio espacio, de manera integral y coordinada.

La importancia de revertir el daño hecho al planeta es responsabilidad de todos y en todos los ámbitos, uno de ellos, el profesional.

En este sentido, la población en general desconoce que la PC de escritorio —una de las herramientas de trabajo más usadas en la actualidad—, en promedio, desperdicia alrededor de 50 por ciento de la energía que toma de la corriente eléctrica, misma que se disipa como calor. El servidor promedio malgasta entre 30 y 40 por ciento de su poder.

Según investigaciones realizadas por Microsoft, el consumo de electricidad de un equipo de cómputo que se utilice aproximadamente 10 horas diarias puede generar emisiones anuales de CO2 equivalentes a 10 por ciento de las que produce un automóvil. Esto representa una situación preocupante, si se toma en cuenta que en el mundo existen más de mil millones de ordenadores.

Ante esta situación, Microsoft ha diseñado tecnologías de informática que permiten reducir y hacer un consumo más eficiente de electricidad en las empresas y todos los lugares que cuenten con un servidor o un sistema de cómputo, informa Rubén Colomo Barrera, encargado de Divulgación Tecnológica–TechNet México.

Es importante que quienes utilizan una computadora, de manera individual, empresarial o en la administración pública, tengan conocimiento de que el monitor consume 33 por ciento del total de la energía eléctrica que se usa normalmente en un escritorio de trabajo, otro 10 por ciento lo consume el CPU, 10 por ciento más el resto de los componentes de la PC, en tanto que el remanente de la energía se distribuye en iluminación y otros aparatos electrónicos.

EQUIPO INTELIGENTE

LaptopsCon el conocimiento de estos datos será más sencillo adoptar las nuevas tecnologías en informática, que permiten ahorros de hasta 50 por ciento en los sistemas, toda vez que evitan el desperdicio de electricidad con mecanismos automatizados que ponen al equipo en modo sleep cuando está inactivo, comenta Rubén Colomo.

Entre las metas de sustentabilidad que se ha fijado la empresa destaca la reducción, de 50 por ciento, en el consumo de electricidad de los ordenadores sin perder potencia; así como el aumento en la administración de la energía.

Todo esto se traduce en menores gastos para los sectores público y privado que utilizan los sistemas de Microsoft, afirma el ejecutivo. Precisa que la empresa tiene en México una amplia experiencia de trabajo con los tres niveles de gobierno, y que la oferta de tecnologías verdes en informática se ajusta a las necesidades de cada quien, lo que implica ir más allá de hacer “un traje a la medida”.

Lo anterior no sólo constituye un beneficio para el bolsillo, sino que representa una contribución importantísima en el proceso global para detener el calentamiento de la Tierra y hacer más eficientes los sistemas de cómputo de empresas y gobiernos, porque significa un aprovechamiento de 100 por ciento.

Para ilustrar la importancia del consumo de electricidad en los sistemas de cómputo, información de la Agencia de Protección del Medio Ambiente (EPA por sus siglas en inglés) refiere que los centros de datos ubicados en Estados Unidos usaron el año pasado 61 mil millones de kilovatios/hora, lo que equivale a 1.5 por ciento de toda la electricidad de aquel país. Se prevé que dicho valor aumente este año casi hasta 120 mil millones de kilovatios/hora.

Siguiendo el ejemplo de ese caso, la EPA plantea que con una mejora de 10 por ciento en la eficiencia energética general, los centros de datos podrían ahorrar aproximadamente 10 mil millones de kilowatios/hora en 2011, lo que equivale a la electricidad consumida por 1 millón de hogares estadounidenses durante un año. Este recorte de energía podría reducir las emisiones de dióxido de carbono en 6.5 millones de toneladas anuales, un símil a retirar alrededor de 1.3 millones de autos de la circulación.

En 2010, alrededor de 40 millones de mexicanos eran usuarios de una computadora y 32.8 millones tenían servicio de Internet, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI). Este es el tamaño del mercado para las tecnologías de la informática y, al mismo tiempo, constituye una oportunidad para hacer del ahorro de energía eléctrica en este sector un buen negocio.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: