Próxima planta de biogás en Saltillo

Biogas La zona norte de México prospera con la adopción de las energías limpias, como lo demuestra el municipio de Saltillo, Coahuila, donde actualmente se construye una planta de generación de electricidad, a partir del biogás que emana del relleno sanitario local.

Mediante este proyecto de infraestructura, la energía eléctrica producida se suministrará a la red de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), comenta Gerardo Pandal, director de Desarrollo de Proyectos de Guascor Power, empresa encargada de desarrollar, instalar y poner en marcha el sistema mediante el cual se obtendrá el gas metano.

El relleno sanitario de Saltillo comenzó operaciones en 1991, pero 20 años más tarde su capacidad quedó rebasada. El año pasado el vertedero acumuló 3.4 millones de toneladas de basura distribuidas en tres celdas.

En 2012 se construyó una cuarta fosa —recién inaugurada en octubre—, para prolongar la vida útil del sitio por un espacio de 21 años. Con esta ampliación, que tuvo un costo de 18.8 millones de pesos (mdp), y tras la colocación de la membrana para la contención de lixiviados, se clausurarán las otras tres fosas de desechos para proceder al aprovechamiento del gas metano.

Lorean Energy Group —empresa con capital de empresarios coahuilenses y que tiene a su cargo el desarrollo de la planta— ganó la licitación por 21 años, a partir de 2012, para producir energía eléctrica. La licitación únicamente implica el aprovechamiento del biogás, mientras que el manejo de las 650 toneladas de basura que se reciben diariamente en este vertedero seguirá en manos del municipio.

La inversión total tendrá un monto de entre 70 y 80 mdp y, como se dijo antes, la tecnología utilizada será responsabilidad de Guascor Power y su subsidiaria Inbiogas.

Gerardo Pandal refiere que la instalación completa incluye la perforación de 53 pozos verticales, interconectados por tubos en grupos de cuatro o cinco pozos, lo que da un total de 11 líneas que transportarán el biogás hasta la estación central de la planta. “La idea es que esta planta entre en operaciones a finales del primer trimestre de 2013. Actualmente la empresa se encuentra haciendo las perforaciones”, comenta el directivo.

AHORROS ECONÓMICOS

En la primera etapa del proyecto se aprovechará la materia orgánica depositada en las tres fosas ya existentes y previamente clausuradas. Se instalarán dos equipos modelo [email protected] —en lapsos diferidos— que procesarán 1,100 metros cúbicos de biogás, y que tienen una capacidad de generación de electricidad de 1 megawatt cada uno.

La energía será utilizada en los servicios públicos del municipio con una tarifa 5A, cobro aplicado por la CFE para semáforos, alumbrado de calles y avenidas, así como alumbrado ornamental de calles, plazas, parques y jardines públicos.

En la medida en que el sistema de alumbrado público de Saltillo gasta de seis a siete megawatts, el ayuntamiento proyecta un ahorro de entre 5 y 8 mdp anuales en el pago a la CFE, ya que actualmente factura alrededor de 100 mdp al año por este servicio.

Para suministrar esta energía a la red de la CFE, se tuvo que reubicar la línea de cables de alta tensión, alrededor de 2.3 kilómetros, del relleno sanitario hasta la subestación más cercana.

“Fue un gran reto coordinar todas las piezas para el porteo de la energía a la línea de la CFE. Se tuvieron que hacer los estudios pertinentes para saber cómo hacerlo, con base en todas las protecciones adecuadas para no poner en riesgo la red de electricidad”, explica Gerardo Pandal.

A pesar de los retos técnicos que ha enfrentado este proyecto, el directivo reconoce que el avance del mismo se debe a la buena comunicación con el gobierno local y a la operación conjunta.

En 2008, las emisiones de CO2 en México ascendieron a 4.3 toneladas métricas per cápita, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE) y la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE). Para cumplir con los compromisos internacionales señalados en el Protocolo de Kyoto, es necesario reducir a la mitad las emisiones de CO2 y, mediante la instalación de la planta, Saltillo pone su granito de arena, aseguró el ayuntamiento hace unos meses cuando inauguró la cuarta celda del vertedero.

Impacto económico

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: