Buscan repoblar la perla tapatía

Así es Guadalajara Guadalajara, Jal.- Esta ciudad capital forma parte de la segunda metrópoli más grande del país, después del Distrito Federal (DF). Sin embargo, se queda sin habitantes. El Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) muestra que, en la última década, la densidad de población isminuyó 10 por ciento, al pasar de 10 mil 941.90 personas por kilómetro cuadrado en el año 2000, a un total de 9,890.12 en 2010.

Esa situación es una de las preocupaciones del alcalde tapatío Ramiro Hernández García, quien se ha propuesto “recolonizar” a la metrópoli. El edil explica que esta situación se debe, en parte, a que la oferta de vivienda se ha desarrollado principalmente en la periferia, lo que provoca que las nuevas familias emigren hacia esos lugares. Por consecuencia, la densidad poblacional en los polígonos cercanos al centro disminuye, mientras que aumenta en las orillas y en los municipios conurbados.

Una muestra es que, de 2000 a 2010, la densidad de población en Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá aumentó cerca de 20 por ciento en promedio.

“Hay muchas casas solas, que por su uso de suelo no se aprovechan de mejor manera. Por eso revisamos las licencias y la legislación, para reconvertir el uso de suelo y facilitar la inversión en infraestructura, que permita ocupar zonas subutilizadas o en abandono”, explica el munícipe, quien llegó a presidir el ayuntamiento de la mano de los partidos Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM).

CASAS DE INTERÉS SOCIAL

Guadalajara 2Una de las estrategias que la administración ejecutará en los próximos meses será la construcción de vivienda de bajo costo en zonas donde la densidad poblacional ha disminuido considerablemente. Asimismo, se planea construir y adecuar espacios habitacionales en las zonas cercanas a los ejes de mayor movilidad.

Ramiro Hernández está convencido de que el repoblamiento debe complementarse con estrategias de transporte sustentable. Uno los planes de la actual administración es la creación de una red de transporte multimodal integrado, que agilice la movilidad de las familias hacia las zonas más transitadas.

Al igual que Monterrey, Nuevo León, y la Ciudad de México, Guadalajara cuenta con un sistema de Metro y con el Macrobús —un esquema de autobuses de tránsito rápido (BRT por sus siglas en inglés)—, de tal manera que el siguiente paso es incorporar el uso de la bicicleta al sistema de transporte urbano.

Para lograrlo, el ayuntamiento, en coordinación con los municipios metropolitanos y los gobiernos estatal y Federal, promoverá la inversión de alrededor de 260 millones de pesos (mdp) en la construcción de ciclovías que conecten al centro de la ciudad con las demarcaciones colindantes de Zapopan, Tlaquepaque y Tonalá. El objetivo es que la bicicleta se convierta en una opción adicional a los esquemas motorizados.

Ramiro Hernández menciona que, en los próximos meses, dará inicio la edificación de ocho estaciones multimodales de transporte, para las cuales se invertirán cerca de 108 mdp. “Se busca que los ciudadanos tengan puntos de concurrencia, donde les sea cómodo disponer de casi cualquier medio como autobús, Macrobús, bicicleta o simplemente caminar”, explica el edil, quien es ingeniero agrónomo por la Universidad de Guadalajara (UdeG).

RESCATE DEL CENTRO HISTÓRICO

Otro proyecto del gobierno municipal consiste en reordenar el primer cuadro, así como 15 barrios, mediante obras de pavimentación y adecuaciones, con el propósito de que las calles y Principales inversionesbanquetas se conviertan en vías de acceso universal.

El alcalde comenta que, hasta el momento, se ha trabajado en cerca de 120 manzanas para habilitar rampas y colocar señalizaciones, de tal manera que las personas con discapacidad puedan disfrutar de los espacios públicos sin dificultad.

En otras zonas de la capital se han efectuado diferentes obras públicas. Tan sólo en febrero, el ayuntamiento concluyó trabajos en las colonias La Esperanza y La Federacha, donde se aplicaron más de 14 mil metros cuadrados de concreto hidráulico en las calles, con una inversión de 14.3 mdp, en beneficio de 24 mil habitantes. En dichos lugares también se sustituyeron las redes hidrosanitarias y se construyeron banquetas.

Actualmente, el cabildo de Guadalajara discute una serie de propuestas para mejorar la imagen urbana del Centro Histórico. Entre las iniciativas, que podrían aprobarse en los próximos meses, destacan las de unificar los colores de las fachadas y los anuncios de los comercios; así como reordenar a los vendedores ambulantes, extender las áreas verdes del primer cuadro de la ciudad, además de darle vida a los muros “ciegos” — aquellos que no tienen puertas, ni ventanas y que están deteriorados— con fotografías urbanas en gran formato, correspondientes a décadas anteriores.

Para complementar estas acciones, el gobierno municipal echó a andar el programa Sábado Solidario, mediante el cual, los empleados del ayuntamiento salen a las calles a realizar trabajos de mejoramiento urbano, como pintar bancas, postes y jardineras, barrer, podar árboles y reforestar, entre otras actividades.

MÁS POLICÍAS

Ramiro HernándezLa seguridad es otro tema que preocupa a Ramiro Hernández, quien fue senador de la república durante la LXI Legislatura. El gobierno estatal reporta que, en la zona metropolitana de Guadalajara, la incidencia de ilícitos del fuero común pasó de 15.9 por cada mil habitantes, en 2008, a 19.4 por cada mil habitantes en 2012.

Entre las acciones que plantea la administración que encabeza Hernández García está la de diseñar programas de proximidad social y prevención del crimen en las colonias, mediante la capacitación de los vecinos para vigilar sus áreas habitacionales y colaborar con las autoridades, mediante la denuncia de delitos.

El edil apunta que la sensibilización de los elementos policiacos es otro punto importante para mejorar los niveles de seguridad en Guadalajara.

“Estamos preparando a la policía, de tal manera que los agentes tengan la capacidad de estar cerca de los ciudadanos. Queremos hacer una policía de contacto, de cercanía, que trabaje en comunidad con los vecinos. Por eso, los estamos vinculando con los líderes de las colonias para hacer más fácil el trabajo conjunto de vigilancia.”

Para conseguir mejores resultados, el alcalde comenta que es preciso incrementar el número de efectivos en la demarcación. Actualmente suman alrededor de mil elementos los que patrullan las calles de Guadalajara, pero Hernández García considera que lo ideal es contar con 3 mil. Por lo pronto, la meta es alcanzar un destacamento de 2 mil policías contratados.

En cuanto a los exámenes de control de confianza, el munícipe asegura que todos los oficiales ya presentaron por lo menos una de las cuatro pruebas que componen la batería de exámenes, aunque sólo 350 han realizado todas las evaluaciones y están en espera de los resultados. De esta manera, se avanza en la depuración de los cuerpos de seguridad y se trabaja en la reducción de los delitos del fuero común, concluye el político jalisciense.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: