“Dejaremos finanzas sanas”

Con la construcción de la autopista Jiquilpan-Sahuayo-La Barca, el ordenamiento del comercio informal, el apoyo a campesinos, la inversión en obra pública y la austeridad que mantiene en equilibrio las finanzas, Sahuayo se encamina a un mejor estilo de vida

Francisco Sánchez SánchezSahuayo, Mich.- A este municipio marcado por la herencia prehispánica nahua, azteca y purépecha, su diversidad cultural no lo margina del crecimiento y hoy día tiene la mirada puesta en proyectos que traerán a sus habitantes un mejor estilo de vida.

El 8 de octubre de este año, Francisco Sánchez Sánchez, alcalde de este municipio, junto con el gobernador michoacano Salvador Jara Guerrero y el secretario de Comunicaciones y Transportes federal, Gerardo Ruiz Esparza, dieron el banderazo de arranque a los trabajos de construcción de la autopista Jiquilpan-Sahuayo- La Barca, cuya obra relanzará el desarrollo de la Ciénega de Chapala, ya que esta vialidad agilizará la conexión con la autopista de Occidente.

Los trabajos abarcarán 46 kilómetros de longitud, de los cuales 16.5 son sobre la carretera federal 110. “Ya estamos trabajando con el secretario de Comunicaciones y Transportes y el Gobernador del estado para dar inicio a los trabajos del entronque de la autopista. Después de 18 años de gestiones, ahora se materializa, ya que es el compromiso número 152 que tiene el presidente Enrique Peña Nieto con Michoacán”, señala el edil.

Con la obra se prevé reducir de una hora a 30 minutos el tiempo de recorrido entre dicha interconexión en beneficio de más de 150 mil habitantes y alrededor de 6,500 vehículos que a diario transitan por la zona, con una inversión de 1,815 millones de pesos (mdp) y se prevé sea concluida en diciembre de 2016.

La autopista Jiquilpan-Sahuayo-La BarcaLA INFORMALIDAD, UN RETO

La administración de Francisco Sánchez busca reglamentar y ordenar el comercio informal, actividad que por años ha sido una de las quejas constantes de vecinos que habitan en el primer cuadro de la ciudad, recuperar las zonas públicas y restablecer el libre tránsito en los espacios invadidos.

El edil, quien llegó a presidir Sahuayo mediante una coalición conformada por los partidos Acción Nacional (PAN) y Nueva Alianza (PNA), refiere que en lo que va de su administración se ha logrado frenar el crecimiento de comerciantes informales, se realizó una revisión de los documentos legales con los que se cuenta en materia de actividad comercial y se atendieron otros desórdenes en los que se han podido establecer sanciones administrativas, como la contaminación auditiva y la circulación vehicular, entre otros aspectos.

Francisco Sánchez explica que el principal reclamo de los sahuayenses es la invasión de áreas públicas por parte de los comerciantes ambulantes, sobre todo de banquetas y accesos para personas discapacitadas, por lo que reconoce la necesidad de contar con un ordenamiento a través de un reglamento.

“Cuando inicié mi gestión empezamos un diálogo con los comerciantes ambulantes que se encuentran en la zona centro de Sahuayo, en él acordamos que en tanto no hubiera opciones para poderlos reubicar, se les respetaría su fuente de trabajo, pero no se permitiría la instalación de nuevos puestos en la zona, entendemos que el comercio establecido resiente las afectaciones por la competencia desleal y por ello logramos este acuerdo, que es la forma en la que hemos trabajado”, enfatiza el munícipe.

APOYOS AL CAMPO

Con la finalidad de apoyar a los productores locales, a mediados de 2014, la administración de Francisco Sánchez realizó la entrega de fertilizantes a agricultores del municipio.

SahuayoCon este programa se entregaron 162 costales de urea con un peso de 50 kilogramos cada uno, en total 8.1 toneladas en beneficio para los campesinos sahuayenses. El recurso fue otorgado a los agricultores de temporal de las comunidades de La Flor del Agua, El Rincón de San Andrés y La Yerbabuena.

“Hemos trabajado en la limpieza de canales y drenes, la zona baja de Sahuayo tenía grandes problemas, empezó como asentamientos irregulares que después se convirtieron en colonias que no tenían los servicios de manera adecuada. En estas colonias se han presentado inundaciones que se controlaron gracias a la limpieza de los canales que hemos hecho de manera permanente, evitando que se inunden las zonas de cultivo, sí hemos tenido algunas pérdidas pero seguimos trabajando en el tema”, recalca el funcionario.

MÁS VIALIDADES

En el sur de la ciudad, donde se ubican las colonias Noria de Montes, Los Sauces, Las Rosas, Lomas de Santiago, Camino Real, Prados Verdes, Peñitas, San Onofre, Niños Héroes Ciudad Perdida y La Yerbabuena, la administración municipal realiza la inversión más importante en obra pública de los últimos 30 años, para lo cual ha gestionado recursos ante distintas instancias de los gobiernos Federal y estatal.

“Tenemos importantes obras de vialidad que permitirán comunicar colonias de la zona sur con el centro de Sahuayo y hacia Jiquilpan, integrándonos a la zona metropolitana con ellos. En dos años y nueve meses hemos tenido obras como nunca antes en la historia del municipio se había hecho: el primer año se ejerció un presupuesto de 115 mdp, en el segundo fueron 130 mdp y en esta última etapa buscamos rebasar esta cifra”, asegura el presidente municipal.

Colonias beneficiadas con obra públicaAsimismo, el funcionario enfatiza que con estos trabajos de creación de infraestructura vial se generan las condiciones para impulsar la inversión en distintos rubros, mismos que habrán de promover la creación de empleos que demandan los sahuayenses.

“Es cierto que hemos logrado importantes obras de pavimentación que conectan zonas del municipio que antes eran de difícil acceso, pero también construimos centros comunitarios en donde se capacita a los pobladores en diferentes oficios, además, contamos con variados servicios, como es la atención psicológica, gimnasio y orientación en nutrición”, agrega.

En materia de deuda pública, el alcalde de Sahuayo asegura que a lo largo de su gestión ha mantenido un esquema de austeridad que permite mantener en equilibrio las finanzas del municipio, administrando de forma adecuada los recursos que se tienen y sin aumentar de manera excesiva la deuda local.

“Hemos realizado un manejo prudente de las finanzas y, aunque tenemos por el momento algunos problemas de liquidez en vista de que se les adeuda a los proveedores ciertos servicios, tenemos la oportunidad de no dejar pasivos. Sabemos que heredar adeudos a otras administraciones es empezar en condiciones muy complicadas; nos estamos preparando para dejar finanzas sanas, con todas las deudas liquidadas y las obras completas”, finaliza Francisco Sánchez.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: