En tres años sí se puede

Pablo AlejoEnsenada, B.C. Este municipio no es el mismo de hace dos años. Apenas en 2007 tenía serias carencias en su sistema de seguridad y un atraso de más de dos décadas en obras de infraestructura, sólo por mencionar dos de los ejemplos más notorios. El ayuntamiento actual, encabezado por Pablo Alejo López Núñez, puso freno al deterioro del municipio más grande del país y revirtió la situación, al punto de convertir a Ensenada —a decir del mandatario local— en una de las mejores ciudades para vivir en México. ¿Cuál es el secreto?

No hay una respuesta única a esta pregunta, se trata más bien de una serie de políticas y acciones lideradas por el presidente municipal, que en conjunto han dado lugar a una manera distinta de gobernar.

Un gran número de alcaldes se queja de que tres años son pocos para obtener grandes resultados en sus localidades, y precisamente por eso Pablo Alejo López no perdió tiempo. Desde que se supo ganador de las elecciones buscó reuniones con su antecesor para conocer con detalle el punto del cual partiría su gobierno. De esa forma, al contrario de muchos de sus homólogos del resto del país, dio continuidad a programas de la administración anterior e inició sus acciones de gobierno el mismo día que asumió la Presidencia Municipal.

De hecho, diversos integrantes de su equipo formaban parte del ayuntamiento previo, de tal manera que aseguró el expertise en áreas clave y evitó comenzar de cero.

El dinamismo de este presidente municipal permea a todo su equipo de trabajo, desde los encargados de altas responsabilidades hasta los operarios más modestos; la generalidad trabaja con un sentido de urgencia que les impide dejar para un día después lo que pueden resolver de inmediato, incluidos los sábados.

Un objetivo para cada año

Entre los más competitivosOtra innovación de Pablo Alejo en la forma de gobernar, consiste en haber dividido su gestión en tres etapas, de modo que ha dedicado cada uno de los tres años de su ejercicio a cumplir un objetivo distinto. El primero, 2008, lo destinó a la seguridad pública; 2009 a la infraestructura, y el último a los desarrollos humano integral y rural sustentable. Ello, sin descuidar por supuesto el resto de los temas inherentes a toda administración.

Este esquema de gobierno permite mantener el foco de atención en un propósito a la vez. Como parte del primer objetivo, el de la seguridad pública, se han realizado, con el apoyo de los gobiernos estatal y federal, inversiones sin precedentes por más de 220 millones de pesos, que equivalen a los recursos extraordinarios que se destinaron a seguridad pública en las últimas cinco administraciones municipales. El resultado es que ahora “Ensenada es la ciudad más segura del noroeste del país y una de las más seguras de todo México”, señala el mandatario local en entrevista con Alcaldes de México.

Desde el inicio, Pablo Alejo, quien llegó al gobierno local postulado por el Partido Acción Nacional, presentó un plan integral dirigido 100 por ciento al equipamiento de la corporación policiaca y a la construcción de seis estaciones integrales de policía dotadas con tecnología de punta. Otro rubro del plan fue la resectorización, que permitió disminuir los tiempos de respuesta de la policía.

Otro rubro que se ha cuidado es la dignificación del cuerpo policíaco: se aumentaron los sueldos, se establecieron premios y estímulos por buen desempeño, se triplicó el seguro de vida, se otorgaron becas escolares para sus hijos y se dio acceso a créditos para vivienda. “Poco a poco la policía ha ido recuperando su imagen de útil, moderna y amigable entre la población, y se ha transformado en una de las mejores del país”, comenta el alcalde.

Apoyo a la inversión

EnsenadaEl segundo objetivo, la infraestructura, persigue una meta de inversión sin precedentes cercana a 2 mil 500 millones de pesos durante el trienio. Con el apoyo de los gobiernos estatal y federal, a la fecha se han completado mil 800 millones, y el resto se ejecutará en 2010, a los cuales hay que sumar la inversión privada.

Las obras en que se han ejercido estos recursos son: redes de agua potable y drenaje; energía; carreteras y vialidades, como el libramiento El Sauzal a Maneadero, la carretera a Tecate y la rehabilitación total de la carretera Ensenada- Tijuana, así como la que va de Maneadero a Punta Colonet. En la ciudad de Ensenada se realizan obras como bulevares, el nuevo palacio municipal y el multideportivo “Valle Dorado”, así como la rehabilitación del edificio histórico en que se instalará la nueva Casa de la Cultura.

En cuanto a inversión privada, una prioridad de este gobierno, ha sido la promoción en tres áreas:

a) Infraestructura turística: se modernizaron todos los centros de atracción turística y se están abriendo nuevos, como el Parque Ecológico Cañón de Doña Petra. También se abrió una playa municipal, se construyó un malecón, el Museo del Caracol y espacios públicos de entretenimiento, además de la remodelación de la Plaza de la Patria y del Centro Riviera del Pacífico.

Además, los tres niveles de gobierno planean la construcción de 17 complejos turísticos en Ensenada y, de la mano de la iniciativa privada (IP), se promueve la instalación de una de las plantas de almacenamiento de gas más grandes de Latinoamérica, de una planta termoeléctrica (2010), una desaladora, un aeropuerto comercial y el puerto Punta Colonet, que por ahora está a la espera de definición. Con estos proyectos se cubrirán las necesidades de energía, agua y comunicaciones para el crecimiento del municipio, a la vez que abren un potencial de inversión privada de unos 3 mil millones de dólares en los próximos dos años, que se suman a los aproximadamente 800 millones que la IP ha invertido.

b) Promoción: entre los ensenadenses que viven en otros países se han generado redes internacionales de promotores honoríficos del municipio en China, Europa, Ciudad de México y Estados Unidos. Asimismo, Ensenada es parte del programa de Ciudades Hermanas, por el que intercambia experiencias educativas, culturales, económicas y turísticas con Redondo Beach, Parlier, Downy, Montebello, Riverside y Newport, Estados Unidos; y Almería, en España.

c) Simplificación de trámites: que incluye desde la renovación de reglamentos y la creación de planes de ordenamiento urbano hasta la elaboración de planes regionales de desarrollo. En octubre pasado el Infonavit premió al municipio como uno de los que más facilidades dan para la inversión y construcción de vivienda en México.

Aunque falta simplificar algunos trámites estatales y federales, en la actualidad el municipio puede impulsar nuevas inversiones en 25-30 días, “lo que nos coloca entre los más competitivos del país”.

El último año

El tercer año de la gestión de Pablo Alejo se concentrará en el desarrollo humano integral, es decir, en promover más y mejor educación, mayor atención a jóvenes, a mujeres, a discapacitados, a los grupos vulnerables, a difundir la cultura y el deporte. “Con eso, durante los tres años habremos alcanzado lo que nos propusimos: elevar la calidad de vida de los ensenadenses”, asegura el mandatario local.

A manera de ejemplo, detalla que en deporte se crearon los Centros de Activación Física y los Centros de Iniciación Deportiva. En cultura se desarrollan los programas “Biblioteca en tu Parque” y “Digitalización de Parques”. Por su parte, el DIF creará 12 Casas de Cuidado Infantil para atender adecuadamente a los hijos de papás que trabajan, al tiempo que se crearán los Institutos de la Mujer y de la Juventud.

En cuanto al reto financiero “lo dividimos en dos: una mitad destinada a cumplir con las obras descritas, y la otra al saneamiento financiero de la administración. En esta última parte tenemos dificultades, como todos los ayuntamientos del país, pero nada que no podamos manejar; de hecho, redujimos el endeudamiento del municipio, ya que de 250 millones de pesos que registraba hace dos años, pasamos a 150 millones en la actualidad, a los cuales hay que sumar los 200 millones solicitados a Banobras para infraestructura y que nos fueron prestados a un plazo de 20 años.

“El presupuesto del municipio es de alrededor de 782 millones de pesos para 2010, mientras que las necesidades son de unos 920 millones. Tratamos de ajustar ese desfase con un plan de austeridad, con nuevas inversiones y con la ampliación de participaciones federales y estatales”, explica el alcalde.

Ensenada debe su crecimiento a seis o siete actividades económicas que se desarrollan con éxito: pesca-acuacultura, turismo, agricultura, minería, ganadería, vitivinicultura, y empiezan a crecer la manufactura y la industria naval. El alcalde adelantó que todas ellas tienen aún enorme potencial.

Así, a dos años de iniciada, la administración actual tiene avances de 80 por ciento en el cumplimiento de las 650 líneas de acción que contiene el Plan Municipal de Desarrollo. No sólo eso: es claro que en Ensenada las oportunidades están a flor de piel, y que se prepara cada día para recibir nuevas inversiones y para ser la puerta de ingreso a México para zonas económicas muy importantes del mundo, como Asia-Pacífico y el resto de Norteamérica.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: