La violencia mi peor enemigo: Cuén

Publicado Por

Héctor CuénCuliacán, Sin.- Proveniente de una coalición de partidos integrada por el Revolucionario Institucional (PRI), Nueva Alianza (Panal) y el Verde Ecologista de México (PVEM), Héctor Melesio Cuén Ojeda, presidente municipal de la capital sinaloense, niega que los gobiernos de este tipo representen una aberración para el país. Al contrario, dice, las alianzas garantizan inclusión política y un equipo de trabajo mejor preparado.

A partir de su experiencia como rector de la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) y como empresario, Cuén Ojeda asume que la diversidad política no es suficiente para garantizar un gobierno eficaz, por lo que su administración tiene el compromiso de medir el desempeño de los funcionarios públicos.

“Yo veo como una fortaleza estructurar un equipo de diferentes partidos políticos. Mi propuesta es el trabajo con planeación estratégica, participación ciudadana y en torno a resultados”, asegura el alcalde, quien insiste en que estas características son fundamentales para atender los tres grandes desafíos de Culiacán: inseguridad pública, desempleo y desarrollo económico.

No bien ha cumplido sus primeros 100 días como presidente municipal —llegó el 31 de diciembre del año pasado—, Cuén Ojeda ya ha tenido encontronazos políticos. La oposición lo cuestionó por incorporar en su gabinete a varios académicos de la UAS, pero el edil desestima las críticas al responder que contrató a sus colegas porque simplemente cumplían con el perfil.

En entrevista con Alcaldes de México, el químico farmacobiólogo de profesión admite que recibió el municipio “con serios problemas de violencia por los choques entre diferentes grupos del crimen organizado”. Tan sólo el año pasado hubo 2 mil muertos en el estado.

Pero Héctor Melesio Cuén, que se define como un político de centro-izquierda, considera que el combate efectivo contra la delincuencia pasa por la educación, y explica el estado de cosas. El 35 por ciento de los jóvenes sinaloenses de entre 19 y 23 años tiene la oportunidad de estudiar, pero más de la mitad están descubiertos; de modo que éstos últimos constituyen un riesgo porque se convierten en “el ejército de la delincuencia”.

En un momento en que la capital sinaloense ha visto la aparición de varios jóvenes asesinados en la vía pública, la administración municipal ha comenzado a coordinar programas como escuelas de calidad, escuelas seguras —que son vigiladas por autoridades y que cuentan con mayor alumbrado público—, así como escuelas de tiempo completo.

Aunque no le gusta del todo la estrategia policiaca, reconoce que ante la contingencia actual es absolutamente necesaria. Una de las medidas al respecto es la integración de un grupo especial contra delitos del fuero común —sobre todo robo de vehículos, que cada vez son más violentos—, así como mayores acciones de vigilancia en comercios.

Sin embargo, Cuén Ojeda admite que el gobierno municipal está limitado. Culiacán cuenta con 1,200 efectivos, apenas 1.8 por cada mil habitantes. Además, existen dificultades para reclutar buenos elementos. Como dice el alcalde, “ser policía es de alto riesgo, entonces no es fácil encontrar efectivos, nadie quiere ser policía en los municipios”.

A PESAR DE LOS PESARES

Municipio activoPese a los graves índices delictivos, como el robo de hasta 28 vehículos diarios, Cuén Ojeda trata de hacer un retrato optimista. “Yo veo un Culiacán moderno, bonito, con mucha inversión. Es un lugar ideal para invertir, porque la gente que lo hace tiene espléndidas ganancias.”

Un tanto como edil y un tanto como empresario —ya que es socio de las empresas Diagnóstico Nuclear de Culiacán y Unidad Médica de Especialidades del Noroeste—, el político aliancista recomienda nichos de negocio del sector agroindustrial y de servicios. “No hay comercio al que le vaya mal en la ciudad. Las plazas comerciales están llenas.”

El municipio tiene una agenda de apoyo al emprendedor que abarca créditos y capacitación, así como un programa —junto con el gobierno del estado— para el desarrollo de productos manufacturados, con el propósito de aportar valor agregado a los bienes agrícolas en los cuales el estado es sobresaliente, como maíz, jitomate y berenjena.

Lo anterior, ante la urgencia de generar empleos formales. Cada año se integran alrededor de 15 mil jóvenes al mercado laboral de Sinaloa, pero sólo se abren 7 mil puestos de trabajo.

 

BUENA RELACIÓN CON MALOVA

Datos básicosNo obstante que en la pasada contienda electoral del estado, Héctor Melesio Cuén Ojeda rivalizó con el actual gobernador, Mario López Valdez, por la candidatura del PAN a la gubernatura, el alcalde asegura que las rispideces quedaron atrás y que actualmente la relación entre los dos órdenes de gobierno fluye normalmente.

Tan es así, dice Melesio Cuén, que su plan de trabajo se alinea con el programa del gobierno del estado y con el del presidente de la república, Felipe Calderón Hinojosa. “No se puede trabajar de manera aislada, hoy más que nunca se necesita trabajar en equipo, hoy más que nunca se requieren actividades concurrentes en las que el municipio por sí mismo puede hacer poco, como seguridad pública, salud, educación y generación de empleos.”

Asimismo, trata de mantener puentes con sus antecesores, pues asegura que su administración dará continuidad a los programas de prevención del delito y de desarrollo de emprendedores que se generaron en administraciones pasadas, como la de Jesús Vizcarra Calderón, quien como se recordará pidió licencia para contender por la gubernatura.

Cuén Ojeda no es nuevo en la política. Algunos miembros de su familia, como su abuelo Melesio Cuén, participaron en estas actividades desde su natal Badiraguato. Pero tampoco es ajeno a los ataques, ya que en su condición de presidente municipal electo fue acusado por presunto enriquecimiento ilícito en los tiempos en que fue rector de la UAS, de lo cual salió librado.

MEJORES SERVICIOS

CuliacánLa administración municipal se ha propuesto emprender una serie de acciones para elevar el nivel de vida de la población. Una de ellas es el rescate integral del centro histórico de la ciudad, así como nuevos ejes viales y el fortalecimiento del transporte público como medidas de solución al tráfi co vehicular. En la capital sinaloense existen 350 mil carros para una población de casi 1 millón de habitantes.

No obstante que en promedio existe una cobertura prácticamente total de servicios básicos, como agua y drenaje, en la zona rural del municipio la realidad es diferente. Por ejemplo, la red de alcantarillado atiende a 60 por ciento de los vecinos, de modo que los esfuerzos de la administración tendrán que concentrarse en atender los rezagos.

Como docente, el alcalde considera que los problemas sociales, la delincuencia y la drogadicción incluidos, tienen un componente de educación y formación de valores, de ahí la importancia de reforzar la educación pública, porque la población en condición de pobreza “no tendrá movilidad social si no estudia, y no lo hará en escuelas privadas sino públicas”.

Asimismo, dice tener una especial preocupación por los jóvenes.

“El que no sabe es como el que no ve. Si nosotros no les informamos y decimos en qué errores pueden caer, los van a cometer.”

Rechaza tajante que Culiacán sea un “estado fallido” y menos aún que haya infiltraciones de las bandas criminales en su gobierno. Sin embargo, advirtió sobre los peligros de dejar crecer el problema. “Yo creo que cada quien tiene sus negocios ¿no? y seguramente los cárteles tienen su negocio al grado de que hay competencia feroz. Son situaciones muy fuertes y la gente avanza hasta donde se le permite. Si las autoridades permitimos la infiltración del narco a nivel de gobierno, el país irá a la debacle. Tenemos que trabajar para que no suceda”, concluye.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: