Se generarán 2 mil empleos este año

Miguel CastroTlaquepaque, Jal.- Al formar parte de la zona metropolitana de Guadalajara (ZMG), con poco más de 5 millones de habitantes, este municipio acusa problemas severos de transporte, vivienda, agua, vialidades y medio ambiente.

Miguel Castro Reynoso, alcalde de Tlaquepaque, reconoce que el transporte público en su demarcación “no es el más eficiente”, pues en la actualidad se invierten más de dos horas en los traslados hombre, además de que también hay un crecimiento en el número de vehículos. Así que, debido a su identidad metropolitana, este municipio trabaja de manera coordinada con sus pares de Guadalajara, El Salto, Tlajomulco de Zúñiga, Tonalá y Zapopan, para juntos generar las vialidades que necesitan.

Parte de los trabajos actuales, en los que también participa el gobierno del estado, se han realizado en colonias como Gobernador Curiel y 8 de Julio. Hay un proyecto que se ha planeado año y medio, que es el bulevar Tlaquepaque-Tonalá —el cual formará parte del Periférico—, y que todavía no ha podido ver la luz pero, para el que de momento, se menciona un crédito estatal por más de 6 mil millones de pesos (mdp).

Paralelamente se trabaja en el cuidado del medio ambiente, y para ello está la propuesta del edil de Tlaquepaque: Un Día sin Auto. Se trata de un programa que puede hacer conciencia sobre la necesidad de reformar el transporte y la movilidad en la ZMG. Miguel Castro Reynoso, quien llegó al poder de la mano del PRI, conoce bien las necesidades de su comunidad, dado que ésta es la segunda vez que asume el cargo.

En entrevista con Alcaldes de México, acepta que hay dificultades para distribuir agua en las colonias y, si bien actualmente existe la licencia para operar más de 200 millones de litros cúbicos de agua potable —producto del acuerdo de la cuenca Lerma- Chapala—, un porcentaje importante de esa agua no llega a la ZMG porque hace falta la construcción de la segunda línea del acueducto Chapala-Guadalajara. Condiciones políticas lo han impedido.

Se tiene la idea equivocada de que con la construcción del segundo acueducto se va a afectar el lago de Chapala, cuando no es verdad. Lo que se tome del agua se haría bajo el convenio de la cuenca Lerma-Chapala; es decir, no se extraería un litro de agua del lago como tal, sino lo que le corresponde a la ZMG de acuerdo con dicho acuerdo, explica Castro Reynoso.

DIVERSIDAD PRODUCTIVA

Creatividad a pruebaTlaquepaque es el municipio más próximo al aeropuerto internacional Miguel Hidalgo —el acceso de la Ciudad de México a Guadalajara—, instalaciones logísticas que a su vez tienen comunicación con el puerto de carga de Manzanillo. Esto le permite a la localidad ser una zona estratégica, desde el punto de vista geográfico, a lo que se suman 17 kilómetros lineales del Periférico en la zona sur de la ciudad, sobre la cual hay parques industriales.

En el municipio se fabrican, entre otras cosas, celulares y productos alimenticios, además de que es una comunidad dedicada al comercio, la industria, el turismo y los servicios. A nivel nacional sigue siendo un productor importante de pasto en rollo. Todo esto refleja la gran diversidad productiva y de recursos humanos que tiene el municipio.

La inversión extranjera directa en Tlaquepaque asciende a 130 millones de dólares (mdd), lo que permite que no sea una ciudad dormitorio porque genera empleo sustentable y da oportunidad de desarrollo a las personas, comenta el alcalde.

Una muestra son HP y la hindú Tata que, por las nuevas inversiones que realizarán este año, generarán 2 mil empleos con remuneraciones superiores a los 2 mil dólares mensuales, mismos que beneficiarán a egresados de las carreras en tecnología y/o procesos tecnológicos, ya que se demanda personal con nivel licenciatura o maestría.

FOCO ROJO

Panorama demográficoCuando, en enero de 2010, Miguel Castro llegó a la presidencia municipal de Tlaquepaque observó que la problemática del municipio ya no le era nueva, porque era la segunda vez que asumía la administración local. No obstante, se dio cuenta de que hubo un repunte en el número de menores que cometen delitos y que consumen drogas. “Lo que nos pone en una situación complicada”, reconoce el funcionario priista.

En una población de 608 mil habitantes y con un presupuesto anual de 1,200 mdp, Castro Reynoso subraya que el problema de la inseguridad “no sólo se enfrenta con tanquetas, más patrullas en la calle o armamento”, ya que hay muchos ciudadanos que están dispuestos a trabajar por la seguridad de su comunidad.

En el municipio existen más de 500 escuelas de preescolar, primaria y secundaria, que se atienden de manera directa, a través de una revisión oportuna, responsable y cuidadosa que se llama Mochila Segura. También se realizan programas preventivos, pues en Jalisco “tenemos niños de entre 9 y 10 años de edad que empiezan en esta etapa temprana de su vida conociendo drogas legales como el cigarro y el alcohol”, lamenta el alcalde.

Por lo tanto, urge atender a las generaciones de jóvenes que no fueron cuidados en su niñez y que han dado lugar al crecimiento de las pandillas en la ZMG; y por otro, a los menores de entre 13 y 17 años que son buscados por la delincuencia organizada. “Debemos prevenir un problema en edades en las que los padres de familia, en muchas ocasiones, no tienen conciencia de la gravedad de la situación”, reflexiona Castro Reynoso, y explica que tanto el número de menores que cometen delitos, como el de menores que consumen drogas, van en aumento.

El munícipe comenta que gracias al programa contra las pandillas se han retenido alrededor de 350 menores. Sólo 15 ó 18 por ciento de los padres de familia de esos menores está consciente de una situación de este tipo, y apenas 13 por ciento está dispuesto a vivir un proceso de readaptación, de trabajo social y terapéutico que les permita superar un problema de esta naturaleza.

ESPERANZA

CallejuelaCon todo, el edil considera que la población está a tiempo de resolver el problema. Las adicciones han crecido en forma importante en las últimas dos décadas, porque no hubo políticas públicas claras y precisas de prevención en la etapa temprana de la vida, esto es de seis a ocho años de edad. Sin embargo, éste es buen momento —cuando los menores están en etapa preescolar— para, de manera lúdica y profesional, conocer y reconocer la gravedad de lo que implica la drogadicción.

En este sentido, Castro Reynoso opina que la autoridad a nivel municipal no debe evadir el problema de las drogas, que si bien es del fuero federal —por la vía del crimen organizado y el narcotráfico—, “los municipios tienen que levantar la mano, sacar el pecho y abordar un tema grave y delicado donde la carne de cañón o la parte más débil de esta cadena es la de los niños, los adolescentes”.

Dicha responsabilidad implica señalar en qué esquina se vende droga o reportar otro tipo de ilícitos y trabajar de manera coordinada con el gobierno del estado, con instancias de procuración de justicia y con la Federación. Además de la profilaxis, la del trabajo con la comunidad, porque finalmente el alcalde es el gobierno más cercano que la ciudadanía tiene.

Tlaquepaque recibe recursos del Subsidio para la Seguridad Municipal (Subsemun), que este año suman 22 mdp, según la autorización del Legislativo federal; asimismo cuenta con programas con las secretarías de Salud y de Seguridad Pública, aunque hay casos en los que el gobierno municipal debe afrontar los delitos con recursos propios.

“Los municipios tenemos que buscar que parte de nuestros presupuestos aborden el tema de las drogas y lo hagan desde las generaciones tempranas”, pues incluso los trabajos actuales tendrán frutos en el año 2020 ó 2025. “Serán generaciones que pasaron por las manos de un municipio que tuvo por lo menos más elementos, más herramientas para evitar los problemas de las adicciones, de desintegración familiar”, sostiene el alcalde.

La administración de Castro Reynoso desarticuló 50 bandas con programas de corte social, que buscan apoyar a los niños y jóvenes, pero también a sus familias, a través de empleo y becas para insertarlos en la educación formal. “Muchos chavos de 15 ó 16 años dejaron la secundaria y tienes que buscar cómo les das oportunidad de terminar sus estudios”, concluye el alcalde.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: