Seguir viendo

Seguridad, reto mayúsculo

El alcalde busca acabar con la delincuencia através de mejoras en la calidad de vida de los habitantes, no con la fuerza pública

Juan Manuel Gastélum

Tijuana, Baja California.- La demarcación norteña es uno de los pasos fronterizos con Estados Unidos más importantes del país, no sólo por el flujo de personas que a diario cruzan de un territorio a otro, sino por el traslado de camiones con diversos productos que se comercializarán en ambos países, y por ser el paso hacia la región estadounidense de California.

En abril del presente año, a cinco meses de haber llegado a la presidencia municipal, Juan Manuel Gastélum, en compañía de otros funcionarios del municipio de Tijuana, informó que se han logrado obtener cerca de 250 millones de pesos (mdp) de diferentes dependencias públicas.

Parte de los recursos gestionados por el alcalde provienen de Banobras y del Fondo Nacional de Infraestructura (Fonadin), de los cuales, 70 mdp serán para complementar la construcción de la Ruta Troncal del Sistema Integral de Transporte de Tijuana (SITT), el cual pretende ser una solución a los problemas de movilidad que se originan en la ciudad por el aumento considerable de automóviles en las vialidades y la falta de transporte público.

Éste es uno de los asuntos que enfrenta Juan Manuel Gastélum, quien reconoce que ha tenido uno de los inicios de trienio más complicados que se han visto en los últimos periodos de Tijuana. “El escenario nacional e internacional no es el mejor para las ciudades fronterizas, las renegociaciones del Tratado de Libre Comercio (TLCAN), hostilidades del gobierno del país del norte y la delincuencia que azota a la ciudad; así como el aumento del combustible durante los primeros meses de la gestión, han complicado los últimos 12 meses, pero ello no impide que realicemos el mejor trabajo posible.”

En lo que se refiere a disminuir los índices delictivos, el alcalde se enfrenta a uno de los mayores retos. En un comparativo de enero a septiembre del año pasado con el presente, el número de robos con violencia en la ciudad fue de 4,751 en 2017, siendo agosto y marzo los meses con mayor incidencia.

Por otro lado, el robo a comercio y en vía pública fueron los principales delitos: en 2016, el número de hurtos con violencia fue de 2,880, con los meses de abril y junio como los más peligrosos. Con base en cifras de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado de Baja California (SSPEBC), publicadas también por la Subsecretaría del Sistema Estatal de Seguridad Pública (SSESP), la incidencia delictiva con violencia se ha disparado en el último año. Por el contrario, los delitos de robo sin violencia han disminuido en el mismo lapso de 2017, al tener un total de 10 mil 739, mientras que en 2016 fue de 12 mil 699.

La estrategia emprendida por el edil no es el combate directo con los delincuentes, tal y como lo menciona, su proyecto para disminuir la incidencia delictiva y brindar mayor seguridad a los tijuanenses, está basado en otorgar mejores condiciones de vida. “Bajar los índices de la delincuencia es prioridad para la presente administración, pero el tema no es atacar la inseguridad con más patrullas ni con más toletes, lo que se pretende es generar empleos, crear más zonas de esparcimiento, mejorar la educación y garantizar un desarrollo integral de los ciudadanos, de esa forma se logrará alejar a los jóvenes de la delincuencia.”

Por lo anterior, Juan Manuel Gastélum ha incentivado la atracción de nuevas empresas, y subraya que trabaja para generar espacios que beneficien al sector productivo de la ciudad, para que las empresas se establezcan ahí y generen más y mejores empleos, empresas que innoven y se desarrollen en la localidad es otra de nuestras metas que se ligan con la seguridad y el desarrollo social.

Gastélum también narra que al llegar a la alcaldía encontró las arcas municipales vacías, lo cual hizo casi imposible pagar nóminas y otros gastos, aunado a un parque vehicular en deplorables condiciones que contribuyó al alza de la inseguridad. Con lo anterior el munícipe reitera: “En la administración somos conscientes de que la principal preocupación de los ciudadanos es el alza en los índices de inseguridad que se han dado en los últimos años. Ese es nuestro reto principal, lograr que vuelva la seguridad a Tijuana”.

LAZOS FUERTES CON EL EXTRANJERO

En cuanto a la colaboración que se ha mantenido con San Diego, California, el edil, comenta que “más allá de todo lo que acontece con la política migratoria y los tratados entre ambas naciones, la localidad vecina de Estados Unidos ha sido un aliado en comercio, y hemos mantenido acuerdos de colaboración en áreas como el sector turístico, de la misma forma que con muchas otras ciudades de aquel lado de la frontera”.

Al respecto, dice que el turismo con Estados Unidos es un factor que beneficia a la población y al municipio en general, además de que hay quienes prefieren vivir en Tijuana. En palabras del alcalde, “algunos ciudadanos estadounidenses prefieren vivir en Tijuana por diversos factores, entre ellos la calidad de los servicios médicos con los que cuenta la ciudad, la economía y la cercanía con San Diego”.

Para finalizar, hace hincapié en que el reto es sin duda brindar seguridad a los tijuanenses y garantizar un desarrollo social con la atracción de fuentes de empleo, sumado a mejorar los servicios públicos como el transporte y mantener la relación de cooperación y amistad que se ha forjado con las ciudades del país vecino del norte.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: