Zacatecas frente a la migración

La bestiaEl presente trabajo tiene un doble propósito. Por un lado, mostrar que Zacatecas se erige como el principal estado de la República Mexicana con migración internacional hacia Estados Unidos, tanto por el porcentaje de la población que reside en el vecino del norte como por la intensidad con la que se manifiesta el fenómeno en los hogares zacatecanos, y, por el otro, evidenciar que la entidad presenta un cambio muy dinámico en su patrón migratorio.

Zacatecas en el ámbito de la migración internacional

De forma coincidente con la puesta en marcha del modelo neoliberal en el país, la década de los ochenta marca un cambio significativo en la intensidad de la migración internacional mexicana en comparación con la dinámica registrada dos décadas atrás. La tasa de emigración neta de connacionales hacia Estados Unidos se multiplica por cuatro entre uno y otro período, al pasar de 0.55 a 2.3 por cada mil habitantes

En referencia al caso específico que nos ocupa, los siguientes datos dan cuenta precisa del lugar sobresaliente que en la actualidad ocupa Zacatecas en el concierto de la migración internacional mexicana (ver Tabla).2

Entre 1990 y 2000, poco más de 160 mil zacatecanos emigraron hacia Estados Unidos, ya sea en forma temporal o permanente, cifra equivalente al 12 por ciento de la población total del estado en el año 2000.

Por el número de hogares que aportaron al menos un migrante hacia Estados Unidos entre 1990 y 2000, se muestra que Zacatecas es la entidad que registra la tasa de emigración internacional más alta de todo el país.

Es la entidad con mayor dinamismo en términos de migrantes hacia el vecino del norte: entre los períodos de 1990-1995 y 1995-2000 la migración hacia aquel país creció en poco más de 28 mil zacatecanos. En el plano propiamente laboral, es el estado que envía el mayor porcentaje de personas mayores de 12 años a Estados Unidos en busca de trabajo (12.2 por ciento). Para el período 1990-1996, el desplazamiento de zacatecanos por este concepto se multiplicó 2.5 veces.

Si se compara el número de migrantes laborales con la población ocupada, Zacatecas vuelve a manifestarse como la entidad que exhibe los montos más elevados del país. Destaca también el dinamismo alcanzado por este indicador, el cual se duplica entre 1990 y 1996, al pasar de 13 a 26 migrantes laborales por cada mil trabajadores ocupados.

Intraestatalmente, constituye la entidad que agrupa la proporción más elevada de municipios clasificados como de alta intensidad migratoria (39 por ciento).3

Rasgos distintivos de la migración internacional

migración ZacatecasEn el contorno estatal, hay algunas características que dan especificidad a la migración de zacatecanos hacia Estados Unidos y que marcan, sin duda alguna, divergencias y convergencias respecto al patrón migratorio que se viene manifestando en el ámbito nacional:

Importancia de Zacatecas en la migración1) Dentro de la entidad, el fenómeno de la migración hacia el vecino país del norte había sido tradicionalmente un proceso con una marcada concentración geográfica en términos del lugar de origen de los migrantes. Los famosos cañones de Juchipila y Tlaltenango —en la parte suroeste de la entidad—, así como algunos municipios del centro —Jerez, Monte Escobedo y Valparaíso— y norte —Saín Alto, Río Grande y Sombrerete— del estado, por mucho se distinguieron por aportar el mayor volumen de zacatecanos hacia Estados Unidos.4 Sin embargo, en años recientes se observa una incidencia generalizada del fenómeno en todo el territorio estatal. Es de tal magnitud la diversificación geográfica del lugar de origen de los migrantes zacatecanos, que 39 de los 57 municipios que integran la entidad registran un porcentaje superior al promedio nacional en términos de hogares que participaron con al menos un migrante hacia Estados Unidos entre 1995 y 2000; vale la pena recordar que en el contexto estatal uno de cada cinco hogares participó con al menos un migrante hacia aquel país.

Sin lugar a dudas, la situación económica tan adversa que distingue a la entidad es la causa fundamental de la dinámica migratoria presente. Aquélla es generada por diversos factores: la precaria condición por la que atraviesa el campo zacatecano; la desaparición de la pequeña minería; la insuficiente dinámica de la economía estatal para ofrecer un trabajo digno y bien remunerado, todo ello aunado a la persistente demanda de mano de obra mexicana en los sectores agrícola, industrial y de servicios en la Unión Americana, al considerable diferencial salarial entre ambas economías y, en gran medida, a la tradición migratoria (redes de migración) hacia Estados Unidos, que data del siglo XIX. Esos son factores que están incidiendo de manera directa en la intensificación de la migración de zacatecanos hacia Estados Unidos.5

2) Una presencia creciente y mayoritaria de la emigración permanente. Para 1995 representó el 67.6 por ciento del total de los flujos, y para 2000 se ubicó en el 73.2. Aunque la emigración temporal representa un menor flujo, sus valores se encuentran por encima del promedio nacional.

3) Al igual que en el panorama nacional, los tiempos de estancia de los migrantes temporales han venido incrementándose: durante el período 1990-1995, un migrante temporal duraba en promedio en Estados Unidos 9 meses, en tanto que para 1995- 2000 su estancia promedio ascendió a 15 meses. Quizá tal incremento refleja los cambios que están operando en el espectro ocupacional de los trabajadores mexicanos en aquel país, donde las ocupaciones de los migrantes en actividades agrícolas estacionales han perdido importancia relativa frente a otra clase de empleos, así como al incremento en los costos y riesgos asociados a la migración.6

4) Una fuerte presencia femenina en el flujo migratorio, la cual ha permanecido constante a lo largo de la década pasada en el orden del 30 por ciento.

5) Aunque la presencia del varón jefe de familia sigue siendo dominante en el contexto de la migración internacional zacatecana, en la última década se advierte un incremento en la participación de los hijos, cuyo peso proporcional crece de 22.3 a 42.2 por ciento en el período referido.

6) Se registra un significativo incremento del porcentaje de hogares que reciben remesas, al pasar de 9.1 a 13.1 por ciento entre 1995 y 2000.

7) Destaca la importancia de las remesas como fuente prioritaria de ingresos en los hogares receptores de este flujo de divisas. En promedio representan el 54.9 por ciento del ingreso monetario del hogar.

Reflexiones finales

si se comparaDe lo expuesto hasta aquí es posible identificar las principales tendencias que acusa hoy en día el fenómeno de la migración de zacatecanos hacia Estados Unidos. Se trata de un proceso en el que se evidencia la modificación de su tradicional patrón migratorio hacia otro, más complejo y heterogéneo (con volúmenes cuantiosos y crecientes), cuyos rasgos centrales son: a) el desgaste del patrón circular migratorio, reflejado en estancias más largas de los migrantes en el vecino país del norte; b) la decisión de un número cada vez más significativo de zacatecanos por establecer su residencia permanente en Estados Unidos; c) la creciente diversificación geográfica del lugar de origen de los migrantes, así como de sus características socioeconómicas, y d) una presencia cada vez más notoria de la mujer y de los hijos en el flujo migratorio.

migrantesDe igual forma, los hallazgos de esta investigación han permitido valorar la funcionalidad económica del fenómeno migratorio para miles de zacatecanos, pues constituyen un recurso económico fundamental para el sostenimiento familiar y de sus comunidades, a la vez que un elemento dinamizador para ciertos sectores de las economías locales y regionales, como son las ramas de bienes de consumo inmediato, el comercio en general, los servicios y la actividad financiera asociada al cambio de dólares por pesos.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: