Seguir viendo

120 Municipios certificados por infonavit,hasta ahora

Víctor BorrásEntre enero y febrero de 2011, el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) alcanzará los 2 millones de créditos para viviendas de interés social en el actual sexenio, asegura su director, Víctor Manuel Borrás Setién. Con cerca de 10 años al frente de la institución, menciona que el escenario de crisis de los últimos dos años ha cambiado la composición de la vivienda en el país, y que a partir del próximo año todas las hipotecas serán verdes.

For jado en ambientes económicos y financieros, el titular del Infonavit añade que pese a lo difícil que fue 2009, la demanda de casas en México se ha mantenido en forma importante y que, incluso, se colocarán entre 475 mil y 525 mil créditos en el presente año.

Borrás Setién recibió a Alcaldes de México en sus oficinas, en donde habla de los programas que la institución realiza en conjunto con los municipios, con la finalidad de elevar su competitividad para hacerse acreedores de mejores licencias.

LAS MEJORES PRACTICAS

Actualmente está en marcha el programa denominado Competitividad Municipal, el cual consiste en una autoevaluación que las propias localidades hacen para determinar sus capacidades en términos de desarrollo de vivienda, porque “las autoridades municipales inciden en la vida de sus poblaciones a través de las licencias de construcción —cómo las otorga, con qué características—, y mediante la forma de administrar la ciudad en términos de los servicios que se requieren una vez que la unidad habitacional está construida”, expone.

Colocación de créditosEl programa identifica y promueve las mejores prácticas municipales en materia de desarrollo urbano y sustentabilidad de la vivienda, a través de un esquema de evaluación y diagnóstico; esto, de tal manera que les permita acceder a mayores recursos para el desarrollo de proyectos. Actualmente, el programa de competitividad se desarrolla en 120 municipios, que son los que mayor número de trabajadores tienen, con un total de 6 millones.

“Es en éstos donde estamos con el tema de certificación”, con la finalidad de dar mejor servicio a los derechohabientes a través de la vivienda, dice el funcionario. Destaca que el Infonavit está interesado en llegar a todos los ayuntamientos del país, pues si bien existen las grandes localidades con amplio desarrollo de vivienda, las hay también pequeñas, donde no ha llegado todavía la construcción de unidades para derechohabientes.

De las características que deben cumplir las localidades seleccionadas destacan tres: son municipios donde la población laboral es más densa, está asentado un mayor número de centros de trabajo, y donde se han financiado más casas con recursos del Instituto.

Se trata, explica Borrás Setién, de un proyecto donde se reconoce la influencia del tema de la vivienda, pues como actividad de gobierno, el municipio y su administración son las entidades que más cerca están de la población. “Por ello, buscamos que estos programas vayan evolucionando en forma positiva.”

El Infonavit trabaja también en un programa piloto con 15 municipios, para ayudarles con la recaudación del impuesto predial y con acciones de desarrollo sustentable. Por ejemplo, cómo hacer que las unidades habitacionales tengan un transporte o que hagan más cercanos los lugares de trabajo de donde se encuentran las viviendas. Asimismo, tiene un programa para densificar los terrenos, pues es una solución importante al problema de la vivienda.

ACELERAN MOTORES

Proceso de evaluaciónPor otra parte, el director del Infonavit sostiene: “Entre enero y febrero (de 2011) estaremos llegando a los primeros 2 millones de créditos en el sexenio del presidente Felipe Calderón, con lo cual vamos a tener una cantidad de créditos otorgados similar a la que se obtuvo en el sexenio anterior, pero en sólo cuatro años”.

Añade que desde 2003 la institución ha trabajado para que la producción de vivienda y los créditos que otorga vayan, fundamentalmente, a los trabajadores de ingresos de menos de cuatro salarios mínimos, incluso a trabajadores de un salario mínimo, los cuales pueden obtener una casa gracias al subsidio que el gobierno Federal les otorga.

A pesar de que 2009 fue un año difícil, destaca que se ha mantenido una demanda importante de casas en el país. “El año pasado otorgamos alrededor de 450 mil créditos, de los cuales 60 por ciento fue a trabajadores que ganan menos de cuatro salarios. Este 2010, hemos visto una fuerte demanda de recuperación con relación al año pasado en términos de otorgamiento de crédito, y pensamos que podemos terminar el año autorizando entre 475 mil y 525 mil créditos.”

Borrás Setién comenta que la composición en materia de construcción en México sufrió un cambio a raíz de la crisis económica de finales de 2008, pues hoy las empresas medianas y grandes construyen más casas respecto a las pequeñas compañías. Estas últimas detuvieron proyectos en 2009, principalmente por falta de financiamiento por parte de la banca privada para la construcción de casas, aunque ya comienza también su recuperación.

Dicha mejora, precisa el funcionario, es del orden de 20 por ciento en los primeros meses de 2010, respecto al mismo periodo del año anterior, a lo que se añade un cambio en materia de calidad, en temas como las economías, las denominadas ecotecnologías, las hipotecas verdes, así como que las casas tengan acceso a Internet. “Es un cambio cualitativo importante que se está dando en la oferta de vivienda para los trabajadores mexicanos”, acota.

Asimismo, subraya que al cierre del presente año se habrán construido alrededor de 200 mil hipotecas verdes (son 164 mil desde el inicio). Se estima que a partir de 2011 todas sean hipotecas verdes, y explica que además del monto de crédito al que un trabajador tiene derecho para poder comprar una casa, el Infonavit le asigna un monto adicional por 18 mil pesos para adquirir una vivienda que tenga ecotecnologías, esto es, la instalación de calentadores solares, WC de doble descarga, focos ahorradores de energía, aislamientos térmicos, etcétera.

Para la construcción de vivienda para trabajadores que ganan entre seis y siete salarios mínimos, el Infonavit cuenta con un programa en el cual una parte del financiamiento lo otorga la banca comercial, y la otra la institución.

En materia de cartera vencida, ésta se ubica un poco arriba de 5 por ciento, lo que Borrás Setién califica como “razonable”, ya que 60 por ciento de sus créditos es para trabajadores de menos de cuatro salarios mínimos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: