¡A la Carga!

Publicado Por

Cruz López 1Cruz López Aguilar es priista de viejo cuño. Forjado a la usanza de los liderazgos duros del Partido Revolucionario Institucional, le aportó, según dice, 76 curules en las elecciones del 5 de julio. Es oriundo de Tamaulipas y presidente del brazo campesino de ese instituto político: la Confederación Nacional Campesina (CNC), que en este 2009 cumplió 71 años de existencia.

Cruz López dice que el Procampo, estructurado por el gobierno de Carlos Salinas de Gortari, va a desaparecer en 2010. Afirma que existen muchos problemas en el sector agropecuario por falta de fuerza política en la Cámara de Diputados. “Pero eso cambiará radicalmente con los nuevos legisladores”, asegura el dirigente cenecista en entrevista con Alcaldes de México.

Hace un balance del campo desde la óptica de la CNC, y comenta que ahora la situación es muy complicada. El problema más grave es que en el ciclo primavera- verano enfrentamos un temporal sumamente errático: lluvias escasas, con una canícula seca, por lo que aumentó la probabilidad de perder toda la cosecha de frijol de temporal. Aunque está la cosecha del ciclo otoño-invierno, no vamos a contar con frijol: “Si acaso llegaremos a las 400 mil toneladas, en el mejor de los casos, y eso significa que las 900 mil toneladas que hacen falta para cubrir la demanda del mercado nacional se tendrán que importar”.

En el caso del maíz blanco, no se prevé mayor problema para cubrir el volumen de nueve millones de toneladas para consumo humano, aunque se estaría en el límite, sin excedentes. Eso implica que no se podrá satisfacer la demanda de este grano para los sectores pecuario e industrial. Entonces México tendrá que importar más cereal que en años pasados: 11 millones de toneladas de maíz en este año.

REIVINDICACIÓN DEL CAMPO

TardePor lo que se refiere a los índices de crecimiento que el sector agrícola registró en el primer semestre, López explica que eso se debió a que fue buena la cosecha del periodo otoño-invierno 2008-2009. Los rendimientos por hectárea se elevaron de forma significativa, y eso es algo que en México no se veía desde hace muchísimo tiempo.

Sin embargo, puntualiza el dirigente campesino, hay entrega tardía de recursos, y es necesario que sea oportuna porque los ciclos agrícolas no esperan.

Por lo que se refiere al presupuesto anual, agrega que en las últimas tres legislaturas ha habido un incremento de unos 15 mil millones de pesos para el campo. Esto ha permitido que se llegue a los 230 mil millones de pesos que están autorizados para 2009; pero a esto ahora hay que descontarle los ajustes que se han hecho y que da a conocer el gobierno.

También habla de las obligaciones de las organizaciones campesinas en este proceso, y dice que una de ellas es la lucha del presupuesto. Colocar al campo como una prioridad en términos presupuestales ha sido algo muy difícil de lograr. En este sentido, desde 2003, cuando se firmó el Acuerdo Nacional para el Campo, el movimiento campesino nacional, en su mayoría, ha ido junto, expresa.

Y lo que hemos conseguido, continua, es que a final de cuentas se autoricen los recursos; pero en la entrega de los mismos nos encontramos con un problema muy serio, que son las reglas de operación. Lo hemos estado combatiendo, sin éxito, debido a que “las organizaciones disminuimos nuestra representación política. Por ejemplo, en la anterior legislatura, la CNC tenía 46 diputados. Y ahora llegamos a los 76 diputados.

“Esta nueva correlación de fuerzas en la presente legislatura nos va a poner en una mejor posición, y la CNC está decidida a hacer lo que sea necesario por reclamar sus derecho”, afirma López.

Prevé que el escenario agropecuario para 2010 será “dificilísimo. Terriblemente complicado, porque las disponibilidades se van a reducir drásticamente. El próximo año el gobierno va a reducir los presupuestos para los programas asistenciales”.

El dirigente cenecista asegura que las situaciones de este tipo requieren de una catarsis muy severa, y que sólo de esa manera se podrá reactivar el campo mexicano para colocarlo en los niveles productivos de los primeros años de la década de los 80 del siglo pasado, cuando se logró la autosuficiencia de granos básicos.

Bandera“Si seguimos con la misma estrategia presupuestal y el gobierno federal quita los programas productivos como Procampo, Apoyos a la Comercialización y el Programa de Producción Pecuaria Sustentable y Ordenamiento Ganadero y Apícola, que suman un presupuesto de alrededor de 30 mil millones de pesos, el problema va ser mayúsculo”, advierte.

Cruz López dice estar preparado para defender a los campesinos en la tribuna de la Cámara de Diputados, “y vamos con todo, para reivindicar al campo”. Como para no olvidar, hace un ejercicio de memoria histórica reciente: cita que en el escándalo del Procampo, donde se equiparó a dirigentes, políticos y funcionarios que reciben este apoyo, con familiares de mafiosos y narcotraficantes que también están en las listas de este programa, fue precisamente durante el gobierno del presidente Vicente Fox cuando se depuró el padrón del Procampo para transparentarlo, tarea que estuvo a cargo de Juan Antonio Fernández. Entonces, ¿dónde quedó la bolita?

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: