Acciones para el tratamiento del agua

El cuidado al medio ambiente es, sin duda, una de las prioridades en las agendas de los tres niveles de gobierno, y en este ámbito destaca un tema particularmente importante: la contaminación del agua. En opinión de diversos expertos, actualmente en el país sí se tiene acceso a la mejor tecnología para el tratamiento de las aguas residuales, y también a múltiples programas de apoyo dirigidos a estados y municipios, para cubrir diferentes necesidades en la materia.

Sin embargo, éste sigue siendo un problema que se da en muchas regiones, de manera grave, principalmente por factores como carencia de recursos económicos para la adquisición de tecnología y falta de voluntad de las autoridades.

En general, la contaminación se genera por las descargas residuales de los núcleos urbanos —la que se produce en los hogares y comercios principalmente—, así como de la actividad industrial y la agrícola —ésta última, la principal fuente de contaminación, ya que el sector ocupa 74 por ciento del volumen total del agua de México.

PARÁMETROS

José Antonio OrdóñezJosé Antonio Ordoñez Díaz, director e investigador en Cambio Climático de Pronatura indica, con base en información de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), que 6 por ciento de los cuerpos acuíferos superficiales no están contaminados, 20 por ciento son aceptables, 51 por ciento están poco contaminados, 16 por ciento están contaminados y 6 por ciento altamente contaminados.

Mientras que en 1 por ciento se reporta presencia de tóxicos en diferentes mantos acuíferos, siendo las aguas del Valle de México y del sistema Cutzamala las más contaminadas.

En este sentido, el nivel de contaminación que prevalece a lo largo y ancho del país es muy variable, y las estadísticas hablan de la situación existente por regiones hidrológicas o cuencas, ríos y estados, de acuerdo con Felipe Arreguín, subdirector técnico de la Conagua.

Expone que las cuencas más contaminadas en el país son la del Río Atoyac, que incluye a los ríos Alseseca, Atoyac y Zahuapan, ubicados en los estados de Tlaxcala y Puebla. Este mismo río, Atoyac, es muy largo, y ya en la parte de Oaxaca se encuentra también muy contaminado.

Pasando a la cuenca de las aguas del Valle de México y Sistema Cutzamala, que es la cuenca alta del Pánuco, los ríos más contaminados son el río Churubusco, el río de los Remedios, el río de la Compañía y el río Buenaventura.

Agentes nocivos“Otra zona muy contaminada es la cuenca de Lerma-Santiago-Pacífico, aquí en particular los ríos con mayores problemas son el Aguascalientes, que pasa por Aguascalientes y Jalisco; el río Turbio, que es un gran problema en Guanajuato por su contaminación; luego los ríos Lerma y La Laja, en el Estado de México y Guanajuato, entre otros.”

Ante este panorama, Gabriela Moeller, coordinadora de Tratamiento y Calidad del Agua, del Instituto Mexicano de Tecnología del Agua (IMTA), considera que toda el agua residual debería ser tratada; pero todavía se está lejos de alcanzar 100 por ciento. “Ha habido un incremento sustancial en los últimos 15 años. En el caso de las aguas residuales, a nivel municipal, se alcanzó una cobertura de 35 por ciento en 2008, cuando (en el pasado) apenas se daba un 15 por ciento.”

En este tema, actualmente la Conagua se enfoca en alcanzar la meta impuesta por el Presidente de la república, que plantea lograr 60 por ciento de cobertura para 2012, objetivo que Felipe Arreguín confía en que se alcanzará, ya que hasta el momento tiene una cobertura de 42.5 por ciento.

HACIA LA META

Tratamiento de aguasInnegablemente, uno de los principales problemas que obstaculizan el tratamiento del agua en las diferentes regiones de México es la falta de recursos. Moeller advierte que existen más de 187 milcomunidades, en su mayoría aisladas y poco accesibles, y que generalmente no tienen un sistema formal de abastecimiento de agua y de desalojo de aguas residuales, mucho menos de tratamiento. Aunque son comunidades pequeñas, que por su tamaño no tendrían que ser tan representativas en cuanto a los problemas que se generen por la falta de tratamiento de sus aguas, en conjunto y a largo plazo se produce una concentración de contaminación considerable.

Además de los recursos económicos necesarios para el desarrollo o implementación de la tecnología para el tratamiento del agua, otro factor importante que debe de considerarse es el presupuesto para su mantenimiento, además de tener el personal capacitado.

Pero no todo es dinero. Además de lo anterior, la voluntad y el interés de los municipios por solucionar el problema es fundamental. El Gobierno Federal, los estados, e instituciones como la Conagua y el IMTA, ofrecen diversos apoyos: económicos, de asesoría y capacitación, sinembargo, la responsabilidad o la iniciativa de del tratamiento, en el caso de las ciudades, es del municipio.

ESTRATEGIAS Y APOYOS

No obstante que, en general, el costo de la tecnología es elevado —lo que desanima a muchos municipios para iniciar un proyecto de tratamiento de agua—, hay diversas posibilidades y opciones que pueden facilitar la implementación de una planta o tecnología adecuada al tipo de tratamiento que se requiere, con lo cual se ajusta a las necesidades específicas. Al respecto, la Coordinadora del IMTA refiere que una planta de tratamiento se conforma por diferentes procesos unitarios.

“Cuando se hace una planta de tratamiento hay que determinar para qué se quiere esa planta, de dónde voy a partir y a dónde quiero llegar en cuanto a calidad del agua,y para el caso de las pequeñas comunidades hay soluciones particulares, sistemas descentralizados que son mucho más sencillos de operar y menos onerosos”, explica.

Felipe ArreguínEn cuanto a la obtención de recursos, Felipe Arreguín destaca la importancia de verificar el correcto manejo de las tarifas que la población paga por el suministro del líquido. “Se debe revisar el padrón de usuarios para cobrar el agua, buscando el apoyo del cabildo para que se permitan incrementar las tarifas si esto es necesario, y disponerde la contraparte económica para que el Gobierno Federal pueda apoyarlos y construir sus plantas de tratamiento.

“Conagua tiene muchos programas federalizados y, dependiendo del tamaño del municipio es el programa al que pueden acceder.”

Por su parte, el IMTA ofrece apoyo con asesoría, para defi nir el tipo de sistema o tecnología que se necesita para resolver el problema de contaminación del agua que se enfrenta en cada caso, también con análisis de calidad del agua —un requisito de la Conagua para solicitar apoyos—, y después con orientación sobre cómo solicitar los recursos.

Los más afectados

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: