Agua potable: cómo administrar un recurso escaso

La mejora en la infraestructura de distribución y la planeación han sido clave para que los aorganismos operadores distribuyan el líquido con éxito

FOTO: ISTOCK

El agua es un recurso cada vez más vulnerable debido a factores como el consumo humano, las crecientes necesidades agrícolas e industriales y los cambios en el clima; pero también por una mala gestión en la infraestructura hídrica y la contaminación.

David Gerardo Noria Sánchez, autor de la Guía para Municipios en Materia de Gestión Integrada de Recursos Hídricos, señala el potencial de los municipios para superar los rezagos en el sector.

Por una parte, dice, la Ley de Aguas Nacionales en su Artículo 15 BIS establece que los gobiernos municipales, “conforme a su marco normativo, necesidades y prioridades, podrán realizar programas hídricos en su ámbito territorial.” Por otra parte, si los municipios no están preparados para contar con una activa participación junto con los Organismos Operadores de Agua o la Comisión Nacional del Agua (Conagua), no reciben la información necesaria para tomar las medidas técnicas correctivas en términos administrativos y presupuestales, de ahí la importancia que los municipios intervengan.

Al respecto, Juan Carlos Valencia, Director General de la Asociación Nacional de Empresas de Agua Potable y Saneamiento (ANEAS), comenta que el centro y el norte del país son regiones semiárida y árida, respectivamente, pero la parte sur es sumamente húmeda, por lo que las precipitaciones en México varían de manera significativa. “En la mayor parte del país no es un tema de escasez de agua, es un tema de una inadecuada infraestructura y distribución, así como de una muy baja eficiencia en los servicios de agua potable.” No obstante, explica, existen algunos casos de éxito. Uno de ellos, es el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León, Guanajuato (SAPAL).

“Estamos trabajando junto con los organismos de agua del país para tener una prestación de un servicio de agua adecuado para la población. Debe mejorar la eficiencia física, la eficiencia comercial de los organismos y hay que sustituir redes (en promedio tienen más de 30 años). Esto es muy importante para la ANEAS, para que poco a poco los servicios de agua en este país mejoren”, asevera.

En un contexto de escasez, los organismos operadores de agua en México han llevado a cabo diversas acciones para administrar este recurso con éxito desde el ámbito de la infraestructura, como la puesta en marcha de obras para ampliar y mejorar las instalaciones, acciones de mantenimiento y rehabilitación de tuberías y reparación de fugas, hasta medidas de planeación como la sectorización de la red de distribución, el ejercicio del cobro eficaz por el servicio, el fortalecimiento financiero de los organismos operadores, la búsqueda de asesoría técnica especializada y la continuidad de las buenas prácticas.

ESTRATEGIAS EFICIENTES

Enrique de Haro Maldonado, encargado del despacho de subdirección del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de León (SAPAL), explica que al ubicarse en la zona del Bajío del país, tienen un problema con la cantidad de agua que les llega. “El primer gran proyecto que tenemos y que está todavía vigente es la presa y el acueducto del Zapotillo, destinados a suministrar a la capital por un largo periodo, lo que coadyuvará en dejar de estresar el acuífero del valle de León.”

Asimismo, refiere el entrevistado, cuentan con un programa de mantenimiento y rehabilitación de tuberías de agua potable que avanza en la recuperación del líquido que se desperdicia por fugas no visibles.

Y el tercer gran proyecto, dice, consiste en la sectorización. “Tenemos 78 por ciento de avance, con lo cual pretendemos recuperar un gran volumen de agua que hemos perdido, porque ya vamos a tener un mejor control de sector a sector para saber dónde tenemos grandes pérdidas. Desde 2017 y hasta febrero de 2019, el programa de sectorización pretende disminuir 67 por ciento de deficiencias en la ciudad.”

Reitera que debe haber continuidad, lo cual ha sido clave del éxito del SAPAL: una baja rotación de personal y el fortalecimiento de su economía, es decir, cobrar el agua al costo que debe ser.

Asimismo, añade que el gran reto en materia de agua es cómo tener el recurso suficiente para la población de León, aprovechar lo más que se pueda el agua superficial que tienen. “En este sentido, estamos haciendo los estudios de cuenca para aprovechar el agua de escurrimiento natural que definitivamente es más barata. Otro de los retos es fortalecer financieramente al sistema; recuperar el agua que por fugas o fallas se está perdiendo, incrementar la facturación y bajar los costos energéticos que tenemos en la ciudad.”

DESAFÍOS

Héctor Octavio Durán Díaz, Director General de Agua de Puebla para Todos comenta en entrevista que han invertido más de 200 millones de pesos (mdp) en tecnología para conocer cuál es la producción, sumado a un monitoreo en tiempo real de sus 195 fuentes. Asimismo, su equipo cazafugas y estrategia de sectorización permitirá que en 2021, toda la ciudad de Puebla tenga agua.

Juan Carlos Valencia.
FOTO: CORTESÍA DE ANEAS

“Tenemos personal capacitado que usa tecnologías de última generación traídas de Israel e Inglaterra. También adquirimos nuevas fuentes de abastecimiento y nuevos pozos, lo cual ha permitido sumar 10.3 millones de metros cúbicos al año, adicionales al sistema operador de Puebla. Es líquido que no se aprovechaba, como el caso del agua superficial sulfurosa que hoy se está tratando en nuestras planta potabilizadora de Paseo del Río”, explica.

Rafael Carmona, Investigador del Instituto de Ingeniería de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), explica que la contaminación de cuerpos de agua, tanto internos como superficiales va en aumento. El Atlas del Agua 2016 señala que de los 51 ríos principales que hay en el país, 35 se encuentran altamente contaminados.

Rafael Carmona.
FOTO: CORTESÍA DE SANDRA LOZANO/INSTITUTO DE INGENIERÍA,UNAM

Según el documento, entre los cuerpos de agua con mayor polución destacan los ríos Balsas, Santiago, Pánuco, Grijalva-Usumacinta, Turbio, Papaloapan, Coatzacoalcos y Tonalá, que en conjunto reúnen 87 por ciento del agua superficial en México. La principal fuente de contaminación de éstos son las aguas residuales municipales, que son manejadas en los sistemas urbanos y rurales de alcantarillado, junto con las aguas residuales que son descargadas directamente a los cuerpos de agua provenientes de las actividades productivas, principalmente de la industria y la minería.

El investigador de la UNAM, dice que el acarreo de residuos sólidos o líquidos como aceites y otras substancias industriales hace más caro y difícil su tratamiento.

“Todo debe empezar con un uso adecuado del agua, y éste en gran medida se obtiene a través de la cultura y cuidado del uso del agua dentro de la población”, señala.

De acuerdo con los especialistas, es importante considerar las opciones con las que el municipio cuenta. Una de ellas es fortalecer las relaciones entre los tres órdenes de gobierno para apoyar a las localidades de menor tamaño y capacidad en su prestación.

Existen diversos Programas Federales de Agua Potable y Saneamiento a los que los municipios pueden recurrir. El primero de ellos es el Programa de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (Proagua), dentro de éste se encuentran: el Apartado Urbano (Apaur), el Apartado Rural (Aparural) y el Apartado Agua Limpia (AAL); así como el programa Tratamiento de Aguas Residuales (Prosan), el cual incrementa la capacidad instalada e incentiva el tratamiento de aguas residuales municipales.

La recomendación, indica Gerardo Noria Sánchez, es que los municipios establezcan relación directa con la Conagua, a fin de que sea ésta quien los dote de la información técnica que requieran y los capacite para que trabajen con los programas federales que están disponibles. Pero sobre todo, se debe seguir avanzando en el tema de transparencia de recursos y rendición de cuentas, eso permitirá mejores avances. “La idea es que el país recupere la estabilidad y el bienestar, es decir, la gobernanza en el tema del agua”, finaliza.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: